Además de estar buenísimas, las cerezas del Jerte son un alimento sano y nutritivo,
que ayuda a nuestro organismo a mantener el equilibrio que necesita.
Contienen flavonoides, vitaminas y oligoelementos, y son un potente antioxidante.
Por eso, tienen beneficios como los siguientes:

Propiedades de las cerezas para el estrés y el insomnio

Las cerezas del Valle del Jerte presentan unos elevados índices de triptófano, serotonina y melatonina, según ha concluido la Universidad de Extremadura. Estos elementos las convierten en un eficaz potenciador del sistema inmune y les confieren propiedades para regular el estado de ánimo y el ciclo del sueño. De este modo, las cerezas del Jerte te ayudan a estar de buen humor, por el día, y a dormir mejor, por la noche.

Aliadas contra el envejecimiento

Gracias a su rico contenido en flavoniodes, así como en vitaminas A y C, las cerezas y picotas del Jerte también son un potente antioxidadante, que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

Tonificante natural

También contienen oligoelementos y minerales como hierro, calcio, fósforo, azufre, potasio, zinc, cobre, magnesio o cobalto. Por ello, otra de las propiedades de las cerezas es que tienen efectos remineralizantes y tonificantes para el organismo. Además, favorecen la circulación y actúan beneficiosamente sobre la celulitis.

Diuréticas y depurativas

Sus oligoelmentos y contenido en potasio también confieren a las cerezas un importante poder diurético y depurativo. Son eficaces para la eliminación de líquidos y ayudan a atenuar la sensación de hambre. Además, sus ácidos naturales actúan como estimulantes de las glándulas digestivas y, al contener pectina –fibra vegetal soluble- tienen un efecto laxante.

Vitaminas para piel y cabello

Por sus elementos antioxidantes y sales minerales, las cerezas y picotas del Jerte ayudan a fijar el agua en las células del cuerpo. Por ello son un complemento hidratante para piel y cabello. Asimismo, nos protegen de los radicales libres, aportando luminosidad a la piel. Y son una importante fuente de vitaminas, C, B y A, principalmente.

Un antiinflamatorio natural

Otra de las propiedades de las cerezas es su poder antiinflamatorio. Al contener polifenoles ayudan a controlar la inflamación y, por tanto, el dolor. Sobre todo en su zumo. También gracias a las antocianinas eliminan el ácido úrico, lo que les confiere un cierto poder analgésico y depurativo.

Para la anemia

Gracias a su rico contenido en minerales, las cerezas son un alimento que contribuye a prevenir variados tipos de anemia.

Ante los problemas urinarios

Las propiedades de las cerezas también las vinculan a los problemas urinarios. Por sus propiedades diuréticas y depurativas, son beneficiosas para pacientes con inflamación, infecciones o cálculos en las vías urinarias.

Cuidado del corazón

Las cerezas y picotas del Jerte, por su bajo contenido en grasas, su efecto antioxidante, su poder antiinflamatorio y su acción de mejora sobre los niveles de colesterol, también contribuyen a prevenir ciertas enfermedades cardiovasculares. Además, gracias a su contenido de antocianos mejoran la circulación.

¡Disfrutalas!