La Picota del jerte

¡Pequeña en tamaño, Grande en sabor!

La Picota del Jerte es una cereza originaria del Valle del Jerte, en el norte de Extremadura, donde se cultiva tradicionalmente desde el siglo XVII.

Las picotas del Jerte se cultivan entre montañas de más de 2.000 metros de altitud, en tierras fértiles, regadas por arroyos de aguas cristalinas y respirando aire puro.

Cuando tienen el grado óptimo de madurez, la recogida de picotas se realiza de modo artesanal, a mano y con cestas de castaño, siguiendo una tradición secular.

Después, las picotas del Jerte son seleccionadas a pie de árbol, una a una, para el envasado final y distribución al consumidor.

sello de calidad cereza del jerte

Fruta natural y con denominación

La Picota del Jerte DOP se desprende de su péndulo de forma natural. Es muy apreciada por su calidad superior, su textura crujiente y dulzor únicos, que certifica nuestra denominación. Siempre acompañada de su logotipo, puede distinguirse de falsificaciones o cerezas desrabadas manualmente.

Además, tiene mayor vida útil (más de dos semanas en frío). Y, aunque es más pequeña que otras cerezas, es la más grande en sabor.

picota del jerte

Un snack perfecto para el verano

La Picota del Jerte llega a los puntos de venta en junio. Es un producto saludable, sabroso y cómodo: fácil de transportar y comer, acorde con tendencias actuales de consumo.
¡Apúntate a un snack refrescante e ideal para tomar to go!

La cereza cultivada en el Valle del Jerte

Un alimento sostenible

La Picota del Jerte es una fruta cosechada a mano bajo una filosofía de sostenibilidad y respeto a la tradición y el entorno social, medioambiental y económico del territorio de producción.