La DOP Cereza del Jerte se ha unido a la Asociación Española contra el Cáncer en su proyecto “Esfúmate del Tabaco”, una iniciativa para frenar el tabaquismo y animar a los fumadores que quieren dejar su adicción, puesta en marcha coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco. La campaña consistió en el intercambio de cigarrillos por cerezas del Jerte, un trueque sabroso, saludable y con el que siempre se gana. La cereza es una fruta saludable con múltiples beneficios y puede convertirse en un estupendo aliado para ayudar al fumador a dejar el hábito, ya que pueden consumirse de una en una, llevarse a cualquier lado como un snack y ayudar a reducir la ansiedad por la falta de nicotina. En lugar de un cigarro, una cereza en esas situaciones.

Las cerezas del Jerte ayudan a combatir el estrés y el insomnio. Son ricas en melatonina, triptófano y serotonina, por lo que ayudan a regular el estado de ánimo y el ciclo del sueño.

Disminuir el consumo de tabaco ayuda a disminuir la presión arterial y la concentración de monóxido de carbono. En solo un día, el riesgo de sufrir un infarto cardíaco también se reduce y, en un par de semanas, mejora la circulación y la función pulmonar. Si a esto se le suma una alimentación saludable, los beneficios son mayores. Las cerezas contienen antocianina, un pigmento que les otorga el color rojizo y que previene las cardiopatías.

Una de las peores consecuencias del tabaquismo es el cáncer de pulmón. No llega a reducirse el riesgo de padecerlo hasta 15 años después de haber dejado de fumar. La cereza del Jerte tiene también ácido elágico y antioxidantes, buenos aliados en la prevención de la dolencia. Además, las cerezas frenan el envejecimiento de las células y la piel, que, por el contrario, el tabaco acelera. Esto se debe a sus propiedades antioxidantes y su alto contenido en Vitamina A y C.

Y otro aliciente para dejar el tabaco. En solo 48 horas, un ex-fumador aumenta su agudeza del olfato y gusto, y puede volver a disfrutar del intenso sabor de las cerezas como cualquier no fumador.

La cereza puede ser una buena aliada en otros muchos aspectos relacionados con el abandono del tabaco, por ejemplo, ayuda a eliminar toxinas y, por su contenido en flavonoides y postasio es diurética, por lo que puede ayudar con ese peso que siempre se adquiere al dejar el tabaco.

Con cerezas del Jerte y fuerza de voluntad, dejar de fumar es más sencillo.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html