Las cerezas del jerte, protagonistas en el CICYTEX

Las Cerezas del Jerte fueron protagonistas del taller de trabajo organizado por el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) para dar a conocer las “Nuevas tendencias de alimentación saludable 2017″. El 28 de abril, diversos representantes de industrias alimentarias, farmacéuticas, técnicos en la materia, estudiantes en formación y consumidores se reunieron en el salón de actos de la Escuela de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Extremadura, en Badajoz. Allí se celebró este interesante workshop.

La ponencia inaugural corrió a cargo de la profesora e investigadora Ana Beatriz Rodríguez Moratinos, y trató sobre los “Efectos saludables de la cereza del Valle del Jerte”. La docente de la Universidad de Extremadura explicó como el microclima del Valle del Jerte permite que se desarrollen variedades de cerezas “extraordinariamente beneficiosas para la salud”, con un muy alto contenido en tres sustancias muy beneficiosas para regular el ciclo del sueño.  Según Rodríguez Moratinos, en las picotas del Jerte están presentes en grandes cantidades el triptófano y la serotonina, que impulsan la actividad diaria y el buen humor, y también la hormona melatonina ayuda a conciliar el sueño durante la noche.

Además, y al igual que el conjunto de las cerezas, las del Valle del Jerte contienen beneficiosos antioxidantes, que combaten el envejecimiento celular, vitaminas A y C, y propiedades remineralizantes, como recordó la profesora de la Universidad de Extremadura.

Otra interesante conferencia en relación con la cereza fue la del investigador del CICYTEX Manuel Serradilla, quien detalló los criterios de preselección de la mejora genética de estas frutas. Participa desde 2006 en un equipo científico coordinado por Manuel Corrales, que realiza cruces entre distintas variedades de cerezas para destacar las características más beneficiosas para facilitar su cultivo y para aumentar sus propiedades saludables.

Serradilla explicó que los atributos deseables en cerezas y picotas, los que su equipo intenta potenciar, son un mayor tamaño, el reconocible color oscuro, una mejor tasa de fertilidad y de regularidad en la producción. Para ello, experimentan con cruces de otras variedades, como Sunburst, Skeena o Hudson, cruzándolas con las especies tradicionales del Valle del Jerte Ambrunés, Pico Negro, Pico Colorao y Pico Limón Negro.

Es un trabajo concienzudo, que requiere experiencia en el campo y estudios de laboratorio, pero avanza seguro en la exploración de nuevas variedades de cerezas del Jerte. Los frutos pasan por pruebas para determinar su firmeza, sabor y propiedades nutritivas, y son analizados a conciencia antes de considerar su introducción en la agricultura a gran escala.

En el workshop se expusieron otras seis comunicaciones científicas, sobre materias como los compuestos activos de la hoja del olivo, los métodos de envasado y conservación de la paleta ibérica o la modificación de las proteínas de la leche para evitar alergias, entre otros asuntos.

Influencia de los factores varietales de la cereza en su comercialización

El pasado 16 de diciembre se celebraron en el Valle del Jerte las VII Jornadas Técnicas: “Picota del Jerte con Denominación de Origen, un producto con futuro”, organizadas por la Denominación de Origen Protegido Cereza del Jerte. Una de las charlas del evento corrió a cargo de Francisco Alacaín Martínez, director de producción de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte. Habló sobre las diferencias varietales de las cerezas que se cultivan en el Valle del Jerte, donde existen más de cien variedades de cerezas, sólo cinco de ellas certificadas por la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte (Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Colorado y Navalinda). Alacaín Martínez enumeró los factores varietales de la cereza que permiten su comercialización en mercados internacionales alejados de la zona de producción, y señaló algunos de los tipos más óptimos para estos mercados.

La cereza del Jerte llega hoy a países como Brasil, Canda o Sudáfrica. Para continuar abriendo nuevos mercados, existen cinco factores varietales de la cereza que influyen en la durabilidad del fruto y en que la calidad se mantenga el mayor tiempo posible tras la recolección, explicó. Se trata de:

  • Pedúnculo. El pedúnculo es la parte de la cereza más sensible a la deshidratación, por lo que su tamaño y grosor influyen, junto con el desrabado, en la conservación de la fruta una vez extraída del árbol. El grosor y el tamaño del pedúnculo dependen de la variedad de cerezas. Algunas, como las picotas del Jerte carecen de pedúnculo porque se queda prendido en el árbol durante la recolección, lo que hace que sean un tipo de cerezas que mantienen su firmeza, frescor y cualidades durante más tiempo.
  • Forma. La variedad de la cereza determina también con su forma; de hecho hay cerezas redondeadas, acorazonadas, alargadas… e incluso variedades en las que es común que aparezcan cerezas adosadas, lo que hace más difícil su tratamiento durante los procesos de calibrado y envasado en fábrica.
  • Color. El mercado busca homogeneidad y demanda la clasificación de las cerezas atendiendo a características como su color, que determina condiciones como la calidad o la resistencia del fruto a la manipulación.
  • Firmeza. Este es otro de los factores varietales de la cereza que deben considerar productores y comercializadores. Antes de exportarse, la cereza se somete a un proceso de enfriado con agua. En este momento puede sufrir daños que impidan su comercialización. Determinadas variedades resisten mejor este proceso.
  • Tasa respiratoria. El procesado de la cereza provoca también estrés en la fruta, lo mismo que las altas temperaturas durante la recolección o el tiempo que transcurre desde la recolección hasta la llegada del fruto a fábrica. Determinadas variedades aguantan también mejor este proceso, por eso es otro de los factores varietales de la cereza a tener en cuenta.

A modo de conclusión, Alacaín Martínez expuso algunos ejemplos de variedades de cereza que responden mejor al procesado y transporte a mercados lejanos, atendiendo a los factores varietales de la cereza expuestos anteriormente.

También recalcó el buen mecanizado y la alta tasa de vida útil de las cerezas tipo Picota del Jerte, y en especial de la variedad Ambrunés, dentro de estas.

Igualmente, insistió en la importancia de seleccionar las variedades a cultivar en función del mercado y los procesos de mecanizado y también en la necesidad de adaptar las prácticas de cultivo a estos procesos.

Receta. Lomo de cerdo troceado con salsa de cerezas

Os proponemos una deliciosa receta de cerdo con salsa de cerezas para disfrutar de este producto, además de fresco, como condimento a vuestros platos con distintas carnes.

 

Ingredientes
2 porciones de lomo de cerdo
Pimienta negra
Sal
Aceite de oliva

Salsa de cerezas:
15 Cerezas del Jerte
½ vaso de vino blanco
½ vaso de agua
1 cucharada de azúcar glass

Elaboración
Cortar los lomos en pequeños trozos, salpimentar y dorar en sartén.
Verter en un cazo el vino, el agua y el azúcar, y añadir las cerezas deshuesadas.
Se deja cocer a fuego lento durante unos 30 minutos, hasta que las cerezas se vayan deshaciendo y la salsa espese.
Cuando el lomo termine de hacerse, se vierte la salsa por encima y se sirve acompañado de patatas en gajos.

Desayunos saludables con Cereza del Jerte

desayuno saludableIncluir entre cinco y siete piezas de fruta y verdura al día en la dieta una de las recomendaciones habituales para llevar una alimentación equilibrada y saludable. Nada mejor que empezar por el desayuno. Incluir fruta en el desayuno tiene importantes beneficios para la salud. Aprovechando que la Cereza del Jerte está de temporada y que solo se puede disfrutar durante unos meses al año, esta época es ideal para incluir esta fruta en un desayuno saludable.

La fruta proporciona un rápido aporte de energía y azúcares saludables al organismo cuando se ingiere en el desayuno, beneficiando, entre otros órganos, al cerebro, que necesita un gran aporte energético durante las primeras horas del día para realizar muchas funciones básicas.

La cereza es una fruta rica en agua, fibra, vitaminas como A y C, y minerales, con lo que su consumo durante el desayuno ayuda a mantener el cuerpo hidratado, a eliminar las toxinas acumuladas durante la noche, a regular el tránsito intestinal y a evitar el estreñimiento.

Por su contenido en fibra, la Cereza del Jerte también contribuye a un proceso digestivo más lento y favorece la sensación de saciedad, por lo que es un alimento ideal para arrancar el día con energía y evitando coger peso.

Además, la Cereza del Jerte posee propiedades potenciadoras del sistema inmune, únicas en todo el mundo, según investigó la Universidad de Extremadura, por su alto contenido en triptófano, serotonina y melatonina. También es un potentísimo antioxidante, que combate eficazmente el envejecimiento celular, ayudando al cuidado de la piel.

Asimismo, las cerezas del Jerte contienen ácido elágico, una sustancia natural que se ha demostrado que inhibe la reproducción de células cancerígenas, potenciando este efecto gracias a sus propiedades antioxidantes.

Por último, la Cereza del Jerte es una fruta muy versátil que pude incorporarse a un desayuno saludable de muchas maneras, no solo tomando un puñado de cerezas frescas, sino también en batidos o zumos, junto con otras frutas.

Hay que recordar, no obstante, que, aunque la fruta es una pieza clave en un desayuno saludable, no pueden faltar otros alimentos de tipo proteíco e hidratos de carbono de absorción lenta. El desayuno es una de las comidas más importantes del día para arrancar la jornada con energía.

Para completar tus cinco porciones de fruta diarias, te recomendamos también incorporar la cereza a tus postres y meriendas.

Sello de Calidad de Cereza del Jerte

Historia de las “mujeres de las cerezas”

mujeres cereza jerteLa cereza es uno de los principales motores económicos del Valle del Jerte. Durante muchos años, las mujeres han desempeñado un rol fundamental en la producción y comercialización del fruto. Y aún hoy siguen siendo, sobre todo, las encargadas de la labor de clasificación de las cerezas y picotas en la finca de cultivo, para su posterior distribución y comercialización. Descartan aquellas cerezas manchadas por causa de la lluvia u otras incidencias climatológicas, picoteadas por los pájaros o con alguna otra tara que impide su comercialización, y se encargan de clasificar, por sus características y calibre, aquellas otras destinadas a la venta. Esta tarea manual sigue haciéndose hoy día de modo muy similar a hace 80 años. Sin embargo, las condiciones de vida de la mujer en el Valle del Jerte tienen poco que ver con las de aquella época.

Xaro Rincón, delegada de la Fundación Inquietarte en Extremadura, acaba de presentar un libro homenaje a las mujeres cereceras del Valle del Jerte: Las mujeres de las cerezas. Un total de 24 mujeres del Valle del Jerte, de entre 64 y 100 años y que han vivido entre la Guerra Civil y la actualidad, dan testimonio de la historia de la comarca, sus tradiciones, su cotidaneidad, sus trabajos y las distintas etapas vividas durante la Guerra Civil y la posguerra en el libro de Rincón.

Durante un año, la autora de Las mujeres de las cerezas recorrió los pueblos del Valle del Jerte recogiendo el testimonio de estas mujeres, ahora plasmado en el libro. Con profundas raíces familiares en el Valle del Jerte, Xaro Rincón, que conoce bien la comarca, ofrece un documento etnográfico sobre la vida de la mujer rural en una de las épocas más duras de la España del siglo XX.

Durante la reciente presentación del libro en Plasencia, la autora definió a las protagonistas de Las mujeres de las cerezas como un “ejemplo de vida y superación”.

1 2 3 6