cerezas de la variedad Ambrunés

Las cerezas secas son una alternativa a las cerezas frescas de temporada. En este caso, las puedes consumir todo el año. Tienen las propiedades de las cerezas y puedes tomarlas como un snack saludable o preparar con ellas distintas recetas. En el desayuno, con cereales o yogur, están deliciosas.  También las puedes usar en repostería y para la decoración de platos. Además, las cerezas secas son perfectas para acompañar platos salados o preparar salsas para carne y pescado.

Aunque requiere tiempo, secar cerezas o picotas en casa es un proceso muy sencillo. El primer paso es lavar bien las cerezas y deshuesarlas. Una forma rápida de hacerlo es colocando la cereza en la boca de una botella y traspasarla con una pajita o un palito. De esta manera el hueso pasa dentro de la botella, y la cereza queda entera y deshuesada. Una vez estén limpias, sumérgelas 15 minutos en zumo de limón para que durante el proceso de secado no se oscurezcan.

Después debes elegir el proceso de secado que vas a utilizar. La manera más natural es secar las picotas al sol. Para ello, colócalas e una bandeja y déjalas al sol entre 2 y 3 días cubiertas con una red o malla para que no se posen insectos ni caiga suciedad sobre ellas. Dales dos o tres vueltas al día para que se sequen uniformemente y retira tus cerezas secas cuando tengan la textura deseada.

Otra opción es preparar picotas secas en el horno. Después de limpiar, deshuesar y sumergir en limón, solo debes meterla en el horno. Puedes programarlas a temperatura baja (45ºC) durante 4-6 horas para que no se pasen y mantengan sus nutrientes. Puedes aumentar la temperatura si quieres que estén listas antes, pero nunca debe ser superior a los 55ºC y tampoco debes modificarla una vez hayas metido tus picotas en el horno.

También puedes deshidratar o secar cerezas en el microondas. Debes programar el modo defrost y cocinarlas durante 30 o 45 minutos, dependiendo del microondas. Utiliza un molde de silicona que sea apto para microondas.

Para conservar las cerezas secas

Lo mejor de las cerezas deshidratadas es que puedes prepararlas en verano y consumirlas durante todo el año. Para conservarlas intactas durante varios meses debes cerrarlas herméticamente en una lata o un frasco de vidrio. Evita abrir y cerrar el envase varias veces para que duren más. Guarda tus picotas secas en un lugar fresco y alejado de la humedad para que no adquieran moho. Para evitar el moho, puedes introducir en el envase un trozo de cáscara de limón para que absorba la humedad y mantenga las cerezas en perfecto estado.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html