consumo local de frutas

En los últimos años, los consumidores han mostrado una preocupación, cada vez mayor por la procedencia de los alimentos, con un incremento del consumo local y de proximidad. En el caso de las frutas y verduras, en 2020 se observó un incremento en el consumo d de aquellas con origen cercano.

 

Origen Europa

Que los productos que consumimos sean de “Origen europeo” es cada vez más importante. Las razones principales son el apoyo a productores locales o la confianza en el método de producción. Cuatro de cada diez consumidores compran frutas y verduras europeas siempre que pueden y, otros cuatro, tienen en cuenta el lugar de producción entre sus principales criterios. Son datos que se desprenden de la segunda encuesta CuTE, realizada dentro del programa europeo Cultivando el Sabor de Europa y presentada por  FruitVegetablesEUROPE.

Si nos fijamos en datos de población, son las mujeres y los mayores de 55 años, los que muestran una afinidad mayor con los productos locales o europeos.

Así mismo, la percepción sobre las frutas y verduras producidas en invernadero ha mejorado durante los últimos años. Los consumidores destacan su seguridad, los precios más asequibles o los efectos positivos en la salud. Aquellos que se oponen a este tipo de cultivos argumentan que se alteran tanto los nutrientes como el sabor, además de su negativo impacto en el medio ambiente.

 

Consumo de frutas y verduras

También se pone de relieve que el consumo de frutas está mucho más generalizado que el de verduras y hortalizas. Un 62% de la población consume fruta diariamente, frente al 57% que lo hace de verduras y hortalizas.

Respecto a los criterios de compra, los más importantes para los consumidores son la calidad del producto, el precio y la estacionalidad.

 

Producción local de la Picota del Jerte

La Cereza y Picota del Jerte se producen en pequeñas fincas de explotación familiar. Se recogen a mano y con gran delicadeza, con técnicas de cultivo tradicionales, pese a que en los últimos años se compatibilizan también con las últimas innovaciones.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Cereza del Jerte” certifica la calidad y procedencia de cuatro variedades de Picota del Jerte – Ambrunés, la más dulce y crujiente; Pico Negro, Pico Colorado y Pico Limón- y una única variedad de cerezas tempranas, la Navalinda. Son todas originarias del Valle del Jerte y se cultivan también, dentro de la demarcación de la DOP, en los colindantes valles de La Vera y El Ambroz. Para aquellos consumidores que apuestan por el producto local, de proximidad y buscan calidad, sin duda, nuestras picotas y cerezas del Jerte son una apuesta segura.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html