trucos para reconocer la auténtica picota del jerte

La Picota del Jerte es una cereza de verano. Llega a los puntos de venta en junio y puede comprarse hasta mediados de julio, dependiendo de factores como los climatológicos o la producción anual. Se cultiva en bancales en el Valle del Jerte y los aledaños valles de La Vera y El Ambroz. Existen cuatro variedades de Picota del Jerte, todas autóctonas del Valle del Jerte. A diferencia de otras cerezas que podemos encontrar en el mercado como picotas – cerezas sin rabo-, la Picota del Jerte tiene unas características propias que la diferencian y, por eso, es la única picota con denominación de origen protegida. En esta entrada, compartimos trucos para reconocer la auténtica picota del Jerte en los puntos de venta: fruterías y supermercados.

 

El pedúnculo se desprende de forma natural

La picota del Jerte es un cultivo sostenible y tradicional. Estas cerezas se recogen a mano, de una en una y el pedúnculo se queda en el árbol durante la recolección. Se desprende de la fruta de forma natural. Esta es la primera diferencia con otras cerezas desrabadas a mano y que aparecen en el punto de venta como picotas.

La picota del Jerte se preserva hasta dos semanas en frío porque el fruto no sufre daño alguno ni contaminaciones. Al desprenderse el pedúnculo de forma natural, el orificio de unión con la cereza queda perfectamente sellado. Por eso, si aprietas la cereza no “supura” ni pierde líquido. Una forma de distinguir la auténtica picota del Jerte de otras picotas – cerezas desrabadas- es mirar el orificio de unión con el pedúnculo. ¡Debe estar sellado!

 

Una cereza pequeña en tamaño, grande en sabor

Otro de los trucos para reconocer la auténtica picota del Jerte es el tamaño. Decimos que la picota del Jerte es pequeña en tamaño, grande en sabor. Efectivamente, es una cereza más pequeña que otras, o de menor calibre. Por eso, si encontramos cerezas de gran tamaño en la frutería con el identificativo de picotas, nunca serán Picotas del Jerte.

 

Sus características propias: sabor, color, textura

Las Picotas del Jerte son cerezas dulces. Tienen más grados brix que otras cerezas. Además, crujen en boca, una característica única de estas variedades. Y su color es más oscuro, debido a que son cerezas tardías que maduran más tiempo al sol.

 

Identificadas con su Denominación de Origen Protegida

La Picota del Jerte siempre aparece identificada en el punto de venta a través de su Denominación de Origen Protegida. Por eso, si las cerezas que vamos a comprar son picotas del Jerte, llevarán nuestro logo, el sello amarillo de las denominaciones de origen europeas y la llamada contraetiqueta azul. Pueden aparecer todos los identificativos o, al menos uno de ellos. Son los que encontraréis en la web en la sección Sello de calidad. También en la sección Dónde comprar. En este caso, aparecen también las grandes superficies que venden Picota del Jerte DOP. En el caso de las fruterías, la Picota del Jerte se distribuye a través de los mercados mayoristas de las ciudades, por eso, es importante buscar en las cajas los identificativos de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte.

 

Y para que lo tengas más claro…

Te lo explica uno de nuestros #picotafans en este vídeo.

 

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html