postres extremeños para Semana Santa

Una de las cosas que sí podemos hacer estos días es cocinar. Por este motivo, compartimos la receta de cuatro postres extremeños de Semana Santa.

 

Huesillos extremeños

Este dulce típico se prepara a partir del día de Todos los Santos hasta Semana Santa. Los huesillos son parecidos a las rosquillas. Sin embargo, cambia la forma. No son redondeados, sino alargados, en forma de hueso. De ahí el nombre. Es un postre sencillo, con ingredientes tradicionales y fritura.  Podéis elaborarlos siguiendo este vídeo de Recetas de Rechupete.

 

INGREDIENTES

500 g harina
125 g azúcar
2 huevos
100 ml aceite de oliva suave
100 ml leche entera
Ralladura DE limón
1 cucharadita de anís grano molido
8 g levadura en polvo
Piel de un limón y de una naranja
Aceite de girasol
Azúcar para decorar

 

ELABORACIÓN

Primero, calentar el aceite de oliva con las tiras de naranja y limón en la sartén y dejar freír 2-3 minutos.

Cuando enfríen, mezclar en un bol huevos, aceite, leche, azúcar y anís. Batir y añadir la harina, la levadura y la ralladura de limón. Integrar los ingredientes con tenedor.

Amasar hasta tener una masa homogénea.

Poner a calentar el aceite de girasol para freír los huesillos.

Dar forma los huesillos y freír a temperatura no demasiado alta, para que se haga el interior.

Retirar el exceso de aceite con papel absorbente y rebozarlos en azúcar.

 

 

Flores extremeñas

En nuestra lista de postres extremeños para Semana Santa, incluimos también las flores, cuyo nombre y aspecto van relacionados. Además, este postre se prepara en una época que suele coincidir o bien con la floración de los cerezos, o bien con la caída de sus  flores. Es también una fritura de masa y podéis encontrar la receta en este mismo blog, en un post anterior.

 

Sapillos extremeños o repápalos dulces

Además de las dos denominaciones anteriores, tienen una tercera, pelluelas dulces. Este postre se prepara en Semana Santa, sobre todo, en la provincia de Cáceres. Y, en concreto, en la comarca del Valle del Jerte y Campo Arañuelo. Es un dulce cuyo origen se sitúa en la cocina sefardí y que cuenta también con una versión salada. Canal Cocina nos ofrece una sencilla receta para cuatro comensales.

 

INGREDIENTES

4 huevos
150 g de pan rallado
1 cucharada sopera de canela en polvo
Aceite para freír
1 y ½ l de leche
1 piel de naranja
1 piel de limón
150 g de azúcar
1 palo de canela
Cardamomo en polvo

 

ELABORACIÓN

En primer lugar, poner en un recipiente amplio los huevos, el azúcar, la canela y el cardamomo y batir bien.

En segundo lugar, añadir despacio el pan rallado, mezclando sin dejar grumos.

Mientras la mezcla reposa, poner en una cacerola la leche, la piel de naranja, la piel de limón y el palo de canela y calentar con la olla tapada, y sin dejar hervir.

Cuando la leche esté aromatizada, apagar el fuego y retirar los elementos sólidos. Agregar el azúcar. Y reservar.

A continuación, hay que elaborar pequeños buñuelos con la masa de pan y preparar una sartén con abundante aceite. Cuando esté caliente, freír los buñuelos.

Retirar el exceso de aceite de los buñuelos con papel de cocina, servilleta o similar.

Finalmente, poner de nuevo al fuego la cacerola con la leche aromatizada y agregar los sapillos fritos, dejándolos cocer durante unos 5 minutos.

¡Buen provecho!

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html