Estamos en temporada de Cerezas del Jerte. Ahora mismo tenemos cerezas con rabito y, en junio, llegarán las famosas picotas del Jerte. Os animamos a disfrutarlas frescas o cocinadas en sabrosas tartaletas. En esta entrada os animamos a preparar tartaletas de cereza con diferentes rellenos. ¡Comenzamos!

 

 

Tartaletas de cerezas clásicas (6 tartaletas)

 

INGREDIENTES

1 taza de harina común

½ taza de harina blanca de trigo integral

1/2 cucharadita de sal kosher

4 1/2 cucharadas de mantequilla fría sin sal, cortada en cubitos

1/4 taza de agua helada

2 cucharadas de vodka frío o licor de cerezas

7 cucharaditas de azúcar (5+2)

2 cucharadas de maicena

2 1/2 tazas de guindas

2 1/2 tazas de cerezas frescas

2 cucharaditas de zumo de limón fresco

1 clara de huevo grande, ligeramente batida

 

ELABORACIÓN

En primer lugar, colocar en el vaso de la batidora las harinas y ¼ cucharadita de sal y mezclar. A continuación, añadir la mantequilla y mezclar de nuevo hasta obtener una pasta.

En segundo lugar, incorporar el agua y el alcohol y mezclar de nuevo.

Seguidamente, colocar la masa en una superficie enharinada y amasar suavemente.

Dividir la masa en dos y hacer una bola. Envolver cada una en papel film y dejar en el frigorífico durante dos horas para que adquiera firmeza.

Estirar la masa sobre una superficie plan y, con un cortador de pasta, sacar seis círculos para dar forma a las tartaletas en un molde para horno, por ejemplo, el que se usa para cupcakes.

Precalentar el horno a 180 ºC, con la rejilla en la posición media inferior.

En un recipiente, mezclar ¼ cucharadita de sal – la cantidad restante-, 5 cucharaditas de azúcar y la maicena. Añadir el zumo de limón,  las cerezas y las guindas deshuesadas y troceadas, y  remover. Incorporar ½ de la mezcla de cerezas en cada tartaleta.

Con la masa restante y un cortador de pasta de menor tamaño sacamos otros 6 círculos que servirán de tapa a las tartaletas. Podemos hacer un pequeño circulo central en las tapas o usar un molde con forma, por ejemplo, de estrella para dejar una pequeña abertura en las tartaletas.

Finalmente, pincelar con clara de huevo las tapas de las tartaletas de cereza y espolvorear el azúcar restante en la parte superior.

Colocar las tartaletas de cereza en el horno a 180 ºC entre 35 y 40 minutos, o hasta que estén doradas y burbujeantes.

Dejar enfriar y retirar de la bandeja las tartaletas de cerezas para servir, por ejemplo, con helado o nata.

 

 

Cómo hacer tartaletas con masa quebrada

Por otra parte, si buscáis una forma sencilla de preparar las tartaletas con mas quebrada, podéis seguir las instrucciones de Recetas de Mamá. En ese caso, solo tendréis que colocar en cada tartaleta el rellenos de la receta.

 

 

 

Distintos rellenos con cereza

Una vez tenemos la masa para nuestras tartaletas de cereza, las posibilidades de relleno son infinitas. Con cerezas en almíbar, con cerezas frescas y crema o queso. A continuación, os proponemos distintas opciones:

 

 

Cerezas con almíbar

En este caso, primero, lavamos, deshuesamos y troceamos unos 200 g de cerezas. Añadimos a la tartaleta algunos trozos. Y  metemos con las tartaletas de cereza al horno – unos 10 minutos a 180 ºC-.

Por otra parte, hay que hervir agua con azúcar. Unos 150 ml de agua y unos 50 g de azúcar. Se incorpora a la mezcla un chorro de licor de cerezas. Al enfriar el almíbar, se añaden las cerezas. Se tritura y se incorpora este relleno a las tartaletas al retirarlas del horno.

Otra posibilidad es rellenarlas con una mermelada casera de cerezas.

 

 

Con queso y yogur griego, sin gluten

En Chokolat Pimienta nos proponen esta opción sin gluten, aderezada con una cereza fresca, como adorno. Podéis seguir el vídeo.

 

 

Sencillas y con queso crema

También Directo al paladar tiene una opción con queso crema, que encontraréis en el enlace. Asimismo,  Los Tragaldabas,  cuentan con su receta de tartaletas de cereza con queso crema. En este caso, añadiendo nata, azúcar glas y un toque de lima.

De la misma forma, podemos emplear otros tipos de queso y combinar con ellos nuestra mermelada de cerezas, optando, en este caso, por cubrir las tartaletas de cereza. Si elegimos esta opción, podemos emplear desde un queso curado a uno gruyere. Sin embargo, el sabor será mucho más potente. Esta opción la dejamos para los amantes del queso.

 

 

Crujientes y con copos de avena

Por su parte, Silvia Riolobos añade un crujiente a sus tartaletas de cereza. Lo elabora con copos de avena o amaranto aderezados con miel.

 

 

Crema pastelera y fruta fresca

Otra posibilidad es rellenar las tartaletas con crema y dejar la fruta en fresco. Además, podemos combinar las cerezas con otros frutos rojos o moras para darles más color.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html