tarta de cerezas para dieta

Una de las características esenciales de las picotas del Jerte es su dulzor. Por eso, podemos emplearlas en muchas recetas a modo de edulcorante natural. Y evitar azúcares procesados. En esta ocasión, utilizamos nuestra cereza favorita para preparar una tarta fría de queso. Sin embargo, a diferencia de la convencional, con cobertura de frutas, la nuestra es una tarta de cerezas para dieta. Si estás cuidando las calorías que tomas, tienes que probar esta receta. Sabor sin culpa, sabor sin calorías de más.

 

Receta de tarta de cerezas para dieta

 

INGREDIENTES
Para la crema de queso
  • 600 g de queso de untar 0%
  • 2 y 1/2 yogur natural desnatado
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 7 hojas de gelatina neutra
  • Edulcorante líquido y sal

 

Para la base de la tarta de cerezas para dieta
  • 3 cucharadas de harina de salvado de avena sabor galleta
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharadas de leche desnatada en polvo
  • una pizca de sal
Cobertura: gelatina de Picota del Jerte
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 200 g. de Picota del Jerte
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 vaso de agua

 

 

ELABORACIÓN

En primer lugar preparamos la crema de queso. Para ello, hay que hidratar las hojas de gelatina en 150 ml de agua durante 5 minutos. A continuación, en el microondas o colocándola al fuego, hay que calentar el agua con gelatina hasta que esta se deshaga.

Seguidamente, se mezclan en un bol la gelatina, el queso, el yogur y el zumo de limón. Para integrar los ingredientes se pueden emplear unas varillas de mano o la batidora, hasta que la crema esté fina y sin grumos. Luego, se añade el edulcorante al gusto. Reservar.

En segundo lugar, preparamos la base de la tarta de cerezas para dieta. Lo primero es precalentar el horno a 200 ºC. Después, se mezclan en un recipiente la harina de avena y la leche. Se añade sal. Se incorporan las claras y se mezcla hasta tener una pasta sin grumos.

Tras cubrir una bandeja con papel de horno y verter la pasta para formar una galleta de tamaño grande, se hornea 5-8 minutos a 200 ºC. Retirar, dejar enfriar y romper en trozos pequeños con las manos.

Colocar los trozos de galleta en un recipiente, añadir una cucharada de edulcorante y 3 de leche y amasar con las manos para formar una bola de masa. Si queda excesivamente seca, se puede añadir otra cucharada de leche.

Poner en el fondo de un molde desmoldable cubriendo todo el fondo y presionando con una cuchara. Posteriormente, incorporamos la crema de queso – que ya habrá espesado- por encima de la base, extendiendo con una cuchara. Y dejamos enfriar en nevera unas 4-5 horas.

En tercer lugar, para preparar la cobertura, hay que extraer el zumo de las picotas del Jerte. Las lavamos, las deshuesamos y las pasamos por una licuadora, procesador de alimentos o similar.

Mientras tanto, hidratamos otras 3 hojas de gelatina en agua fría. Cuando estén blandas – 5 minutos- se escurren y se mezclan con el zumo de picotas del Jerte calentado en microondas, hasta que se disuelvan. Y se añade una cucharada de zumo de limón.

Se deja que enfríe la gelatina fuera de la nevera y se echa con cuidado sobre la crema de queso – cuando esta esté firme- para terminar nuestra tarta de cerezas para dieta. Se mete de nuevo en la nevera para que termine de cuajar, al menos 1 hora u hora y media.

 

Truco para decorar

Para no renunciar al mejor sabor de la Picota del Jerte, empleamos varias cerezas frescas para decorar nuestra tarta.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html