Tarta de cereza de Twin Peaks

Calentamos motores para la temporada de cerezas y picotas del Jerte, que comenzará sobre la segunda quincena de mayo. En muchas ocasiones os hemos sugerido postres con nuestra fruta favorita. Hoy, os proponemos la conocida tarta de cereza de Twin Peaks, la emblemática serie de televisión. Emitida, originalmente, en los años 1990 y 1991, está considerada una de las mejores series de la historia de la televisión.

En la serie, el agente Cooper se enamora de un trozo de tarta Double R, que pide en el restaurante del mismo nombre. Pese a que el propietario de la cafetería se niega a revelar la receta original, los fans de todo el mundo se han puesto manos a la obra para recrear la deliciosa tarta. Aquí os hacemos una propuesta.

 

Receta para elaborar la tarta de cereza de Twin Peaks

Ingredientes
Para la cubierta:
  • 1/2 taza de leche entera fría, más si fuera necesario
  • 3 cucharaditas de vinagre de manzana
  • 340 g de harina
  • 1  y 1/2 cucharada de azúcar
  • Cucharadita de sal
  • 250 g de mantequilla fría, cortada en cubos
  • Huevo grande
  • 1/4 de taza de leche entera
  • Azúcar para espolvorear

 

Para el relleno:
  • 1,1 kg. de cerezas o Picotas del Jerte, deshuesadas
  • 200g de azúcar
  • 36 g de harina de maíz
  • 1/2 cucharadita de sal marina fina
  • 45 ml de licor de cereza

 

Elaboración
Empezaremos por la cubierta

En primer lugar, en un vaso mezclamos la leche y el vinagre. Y, en otro tazón, mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Hasta que quede una mezcla uniforme.

A continuación, troceamos los cubos de mantequilla hasta que tenga el tamaño de un guisante y los añadimos al bol de mezcla.

Con un tenedor o una cuchara grande, añadimos, lentamente, la mezcla de leche y vinagre. Hay que parara cada vez que vertamos producto para combinar, hasta lograr una masa uniforme.

Después, amasamos ligeramente en el bol, hasta formar una bola.

Finalmente, separamos la masa en dos trozos del mismo tamaño y los cubrimos bien con papel de plástico. Se refrigerarán durante al menos una hora.

 

Pasamos al relleno

Primero, mezclamos las cerezas, el azúcar, la harina de maíz y la sal en una cacerola mediana y cocinamos a fuego medio hasta que la harina de maíz y el azúcar se disuelvan.

A continuación, reducimos el fuego a medio-bajo, removiendo de vez en cuando para evitar que las cerezas se quemen, y cocinamos hasta que la mezcla se espese ligeramente. Unos 20 minutos.

Añadimos el licor, removemos y retiramos del fuego, dejando enfriar a temperatura ambiente.

 

Montamos la tarta

Comenzamos calentando el horno a 220ºC. En una superficie ligeramente enharinada, extendemos las bolas de masa hasta formar un círculo de unos 38 centímetros de diámetro. Las pasamos a un molde de tarta de unos 20 centímetros de profundidad, y lo ponemos a enfriar en la nevera mientras seguimos con la corteza superior.

A continuación, extendemos un segundo disco en un rectángulo de unos 38 centímetros de largo y 30 de ancho. La cortamos en seis tiras de unos cinco centímetros de ancho cada una.

Sacamos el molde del frigorífico y lo rellenamos con la elaboración de cerezas. Y, entretejemos las tiras sobre la parte superior. Sellamos, recortamos y rizamos los bordes.

En un bol pequeño, batimos el huevo y la leche para pincelar la corteza con ella, y espolvorear con azúcar.

Horneamos la tarta durante 20 minutos en bandeja o molde para horno, girándolo a los 10 minutos. Bajamos el fuego a 180ºC y horneamos otros 30 o 40 minutos, hasta que la corteza esté dorada y el relleno esté espeso y brillante. 

Dejamos enfriar y la tenemos lista para disfrutar.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html