Cuatro paseos por el Valle de las Picotas del Jerte

Os dejamos la tercera entrega de una serie de entradas (Caminando entre los cerezos del Valle del Jerte y Haz senderismo en el Valle del Jerte) sobre la gran cantidad de rutas de senderismo que recorren el Valle del Jerte, donde se producen las picotas del Jerte. Esta vez queremos hablaros de la Subida a los Pilones-Puente Nuevo, de la Ruta de la Solana, de la de Fuente Regajo y de la Ruta de la Garganta de las Nogaledadas.

Subida a los Pilones-Puente Nuevo se inicia junto al Centro de Interpretación de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos y llega a Puente Nuevo. Son 6,5 kilómetros (ida), que se recorren en dos horas. La dificultad es baja-media y el desnivel de 350 metros (subida) y 30 metros (bajada). La Garganta de Los Infiernos, el paraje de Los Pilones y la Garganta de Collado de las Yeguas son sus mayores atractivos.

Cascada de las Nogaledas

Cascada de las Nogaledas

La Ruta del robledal de la Solana cubre 15,2 kilómetros, con una dificultad baja. El desnivel es de 450 metros (subida y bajada). Parte de Barrado, a donde regresa, y pasa por la Garganta del Obispo, el Puerto del Rabanillo, la majada del Bullón, las llanuras del Tiétar, la Casa del Guarda (con un enorme roble catalogado como Árbol Singular de Extremadura).

La Ruta de Fuente Regajo empieza en la parte alta del pueblo de El Torno. Tiene una dificultad baja y discurre a lo largo de tres kilómetros, que se recorren en una hora. El desnivel es de cien metros y es una buena opción para conocer este pueblo.

La Ruta de la Garganta de las Nogaledas es de un gran interés turístico. Discurre junto a esta garganta y se tarda una hora y media (subida y bajada) en hacerla. Podéis hacer una visita virtual desde www.extremaduravirtual.net.

Podéis encontrar otras rutas en la web de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte.

Senderismo en el Valle de la Picota del Jerte

El Valle de las Picotas del Jerte es rico en rutas de senderismo. En una entrada anterior, “Caminando entre los cerezos del Jerte”, hablamos de algunas de rutas como la del Camino Real, la del Convento, la de la Cascada del Caozo o la de la Era de San Bernabé.

En esta entrada, y aprovechando que mayo es un mes excelente para pasear por el Valle del Jerte, os hablaremos de otras cuatro rutas:

rutacarlosVLa Ruta de Carlos V parte de Tornavacas para llegar a Jarandilla de la Vera. Sigue el recorrido iniciado por el emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos años.

Supera los 25 kilómetros y tiene una duración de nueve horas, con una dificultad media-alta. El desnivel es de 860 metros (subida) y 1.125 metros (bajada). El recorrido se inicia en las inmediaciones de la ermita del Cristo del Humilladero y transcurre paralelo al río Jerte, entre bosques de robles. Algunos de sus atractivos son el Puente Nuevo o de Carlos V, la Garganta del Collado de las Yegüas o el Puerto de las Yegüas.

La Ruta de la Ermita de Santa María discurre por Tornavacas. Son tres kilómetros que se recorren en una hora y cuarto y la ruta tiene una dificultad baja, con un desnvel de 100 metros (subida y bajada). Sale de la Plaza del Ayuntamiento rumbo a la garganta de San Martín, que se atraviesa por el puente de Llanacaozo. El senderista podrá contemplar los restos de la ermita de Santa María y del Cristo y el Rollo o Picota Medieval. El recorrido termina callejeando entre casas solariegas, pasando por la Puentecillla, sobre la Gargantilla del Cubo, adornada con un templete del siglo XVIII.

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Ruta de la Garganta de la Puria es circular: sale de Rebollar y llega al mismo pueblo. Son seis kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de dos horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Transcurre entre cerezos y cuenta en el merendero de la Puria con un área excelente para un descanso.

La Ruta de las Juderías recorre 14 kilómetros desde Cabezuela hasta Gargantilla y su duración es de seis horas y media. El desnivel es de 950 metros (subida) y 800 metros (bajada).  Esta ruta se inicia junto a un puente de origen romano y sube por el camino de los Callejones hasta toparse con la garganta de Honduras. También atraviesa la garganta de Cuevamelón. Puede apreciarse una panorámica del Valle de Ambroz y las Tierras de Granadilla, con las sierras de las Hurdes y Gata al fondo. También atraviesa la Garganta de las Buitreras.

Haz senderismo en el Valle de la Picota del Jerte

El Valle de las Picotas del Jerte es rico en rutas de senderismo. En una entrada anterior, “Caminando entre los cerezos del Jerte”, hablamos de algunas de rutas como la del Camino Real, la del Convento, la de la Cascada del Caozo o la de la Era de San Bernabé.

En esta entrada, y aprovechando que mayo es un mes excelente para pasear por el Valle del Jerte, os hablaremos de otras cuatro rutas:

rutacarlosVLa Ruta de Carlos V parte de Tornavacas para llegar a Jarandilla de la Vera. Sigue el recorrido iniciado por el emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos años.

Supera los 25 kilómetros y tiene una duración de nueve horas, con una dificultad media-alta. El desnivel es de 860 metros (subida) y 1.125 metros (bajada). El recorrido se inicia en las inmediaciones de la ermita del Cristo del Humilladero y transcurre paralelo al río Jerte, entre bosques de robles. Algunos de sus atractivos son el Puente Nuevo o de Carlos V, la Garganta del Collado de las Yeguas o el Puerto de las Yegüas.

La Ruta de la Ermita de Santa María discurre por Tornavacas. Son tres kilómetros que se recorren en una hora y cuarto y la ruta tiene una dificultad baja, con un desnvel de 100 metros (subida y bajada). Sale de la Plaza del Ayuntamiento rumbo a la garganta de San Martín, que se atraviesa por el puente de Llanacaozo. El senderista podrá contemplar los restos de la ermita de Santa María y del Cristo y el Rollo o Picota Medieval. El recorrido termina callejeando entre casas solariegas, pasando por la Puentecillla, sobre la Gargantilla del Cubo, adornada con un templete del siglo XVIII.

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Ruta de la Garganta de la Puria es circular: sale de Rebollar y llega al mismo pueblo. Son seis kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de dos horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Transcurre entre cerezos y cuenta en el merendero de la Puria con un área excelente para un descanso.

La Ruta de las Juderías recorre 14 kilómetros desde Cabezuela hasta Gargantilla y su duración es de seis horas y media. El desnivel es de 950 metros (subida) y 800 metros (bajada).  Esta ruta se inicia junto a un puente de origen romano y sube por el camino de los Callejones hasta toparse con la garganta de Honduras. También atraviesa la garganta de Cuevamelón. Puede apreciarse una panorámica del Valle de Ambroz y las Tierras de Granadilla, con las sierras de las Hurdes y Gata al fondo. También atraviesa la Garganta de las Buitreras.