La Picota del Jerte y su entorno: La Garganta de los Infiernos

Nuestras Picotas del Jerte crecen en un entorno excepcional, con maravillas de la naturaleza como la Garganta de los Infiernos, un espacio natural protegido en el extremo occidental de la Sierra de Gredos. Se extiende por los términos municipales de Jerte, Tornavacas y Cabezuela

 La reserva cuenta con abundantes saltos de agua y grandes pozas utilizadas como piscinas naturales en verano. Precisamente, la Garganta de los Infiernos es conocida sobre todo por el paraje de Los Pilones, rico en estos elementos.Garganta_de_los_Infiernos__Valle_del_Jerte_baja

 Además de lo excepcional del paisaje, otra de las riquezas de la Garganta de los Infiernos radica las particularidades de su flora y fauna. Los elevados índices de humedad, los contrastes de altitud y unas temperaturas poco extremas han servido para crear un ecosistema ideal para bosques de ribera y caducifolios, entre cuyos árboles destaca el cerezo; pastizales alpinos, y piornales serranos.

 Su fauna es también característica. El gato montés, la nutria, la gineta y el desmán, un mamífero poco frecuente de costumbres acuáticas, habitan este enclave. Destacan también las aves. De hecho, las Garganta de los Infiernos es un lugar excepcional para los amantes de la ornitología. Podemos ver mirlos, arrendajos, oropéndolas, abubillas o rabilargos, pero también aves rapaces como el águila real, el halcón peregrino, el milano o el buitre leonado, así como gavilanes, azores, águilas ratoneras o halcones abejeros. Y, aunque cada vez es más difícil de encontrar, destaca especialmente la cigüeña negra.

Podéis encontrar más información en las webs:

www.gargantadelosinfiernos.com

Oficina de Turismo Valle del Jerte

Senderismo en el Valle de la Picota del Jerte

El Valle de las Picotas del Jerte es rico en rutas de senderismo. En una entrada anterior, “Caminando entre los cerezos del Jerte”, hablamos de algunas de rutas como la del Camino Real, la del Convento, la de la Cascada del Caozo o la de la Era de San Bernabé.

En esta entrada, y aprovechando que mayo es un mes excelente para pasear por el Valle del Jerte, os hablaremos de otras cuatro rutas:

rutacarlosVLa Ruta de Carlos V parte de Tornavacas para llegar a Jarandilla de la Vera. Sigue el recorrido iniciado por el emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos años.

Supera los 25 kilómetros y tiene una duración de nueve horas, con una dificultad media-alta. El desnivel es de 860 metros (subida) y 1.125 metros (bajada). El recorrido se inicia en las inmediaciones de la ermita del Cristo del Humilladero y transcurre paralelo al río Jerte, entre bosques de robles. Algunos de sus atractivos son el Puente Nuevo o de Carlos V, la Garganta del Collado de las Yegüas o el Puerto de las Yegüas.

La Ruta de la Ermita de Santa María discurre por Tornavacas. Son tres kilómetros que se recorren en una hora y cuarto y la ruta tiene una dificultad baja, con un desnvel de 100 metros (subida y bajada). Sale de la Plaza del Ayuntamiento rumbo a la garganta de San Martín, que se atraviesa por el puente de Llanacaozo. El senderista podrá contemplar los restos de la ermita de Santa María y del Cristo y el Rollo o Picota Medieval. El recorrido termina callejeando entre casas solariegas, pasando por la Puentecillla, sobre la Gargantilla del Cubo, adornada con un templete del siglo XVIII.

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Ruta de la Garganta de la Puria es circular: sale de Rebollar y llega al mismo pueblo. Son seis kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de dos horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Transcurre entre cerezos y cuenta en el merendero de la Puria con un área excelente para un descanso.

La Ruta de las Juderías recorre 14 kilómetros desde Cabezuela hasta Gargantilla y su duración es de seis horas y media. El desnivel es de 950 metros (subida) y 800 metros (bajada).  Esta ruta se inicia junto a un puente de origen romano y sube por el camino de los Callejones hasta toparse con la garganta de Honduras. También atraviesa la garganta de Cuevamelón. Puede apreciarse una panorámica del Valle de Ambroz y las Tierras de Granadilla, con las sierras de las Hurdes y Gata al fondo. También atraviesa la Garganta de las Buitreras.

Haz senderismo en el Valle de la Picota del Jerte

El Valle de las Picotas del Jerte es rico en rutas de senderismo. En una entrada anterior, “Caminando entre los cerezos del Jerte”, hablamos de algunas de rutas como la del Camino Real, la del Convento, la de la Cascada del Caozo o la de la Era de San Bernabé.

En esta entrada, y aprovechando que mayo es un mes excelente para pasear por el Valle del Jerte, os hablaremos de otras cuatro rutas:

rutacarlosVLa Ruta de Carlos V parte de Tornavacas para llegar a Jarandilla de la Vera. Sigue el recorrido iniciado por el emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos años.

Supera los 25 kilómetros y tiene una duración de nueve horas, con una dificultad media-alta. El desnivel es de 860 metros (subida) y 1.125 metros (bajada). El recorrido se inicia en las inmediaciones de la ermita del Cristo del Humilladero y transcurre paralelo al río Jerte, entre bosques de robles. Algunos de sus atractivos son el Puente Nuevo o de Carlos V, la Garganta del Collado de las Yeguas o el Puerto de las Yegüas.

La Ruta de la Ermita de Santa María discurre por Tornavacas. Son tres kilómetros que se recorren en una hora y cuarto y la ruta tiene una dificultad baja, con un desnvel de 100 metros (subida y bajada). Sale de la Plaza del Ayuntamiento rumbo a la garganta de San Martín, que se atraviesa por el puente de Llanacaozo. El senderista podrá contemplar los restos de la ermita de Santa María y del Cristo y el Rollo o Picota Medieval. El recorrido termina callejeando entre casas solariegas, pasando por la Puentecillla, sobre la Gargantilla del Cubo, adornada con un templete del siglo XVIII.

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Ruta de la Garganta de la Puria es circular: sale de Rebollar y llega al mismo pueblo. Son seis kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de dos horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Transcurre entre cerezos y cuenta en el merendero de la Puria con un área excelente para un descanso.

La Ruta de las Juderías recorre 14 kilómetros desde Cabezuela hasta Gargantilla y su duración es de seis horas y media. El desnivel es de 950 metros (subida) y 800 metros (bajada).  Esta ruta se inicia junto a un puente de origen romano y sube por el camino de los Callejones hasta toparse con la garganta de Honduras. También atraviesa la garganta de Cuevamelón. Puede apreciarse una panorámica del Valle de Ambroz y las Tierras de Granadilla, con las sierras de las Hurdes y Gata al fondo. También atraviesa la Garganta de las Buitreras.

Caminando entre los cerezos del Valle del Jerte

valle_jerte_cerezos_floración_panoramicaEl Valle del Jerte ofrece a sus visitantes múltiples posibilidades de ocio. Sus rutas de senderismo son una de ellas. Al menos doce podrán encontrar los apasionados de esta actividad en el valle en el que se producen las Picotas del Jerte. Son: la Ruta de Carlos V, la Ruta del Camino Real, la Ruta de las Juderías, la Subida a los Pilones-Puente Nuevo, la Ruta de la Ermita de Santa María, la Ruta del Convento, la Ruta de Caozo, la Ruta de la Solana, la Ruta de la Garganta de la Puria, la Ruta de la Era de San Bernabé, la Ruta de Fuente Regajo, la Ruta de la Garganta de las Nogaleas.

Os iremos hablando de todas ellas en este blog, pero, aprovechando que se acerca la Semana Santa y que coincidirá con el momento de apogeo de la floración de los cerezos, os mostramos algunos de los paseos que podéis hacer para disfrutar de la la floración.

La Ruta del Camino Real sale de Navaconcejo y llega al Piornal. Son  unos10 kilómetros, que se recorren en tres horas y cuarto. El desnivel es de 725 metros (subida). Esta ruta cruza los cerezales del Jerte a través del camino de los Sotillos, para adentrarse después en el valle de la garganta Bonal. El accidente geográfico se cruza a través del Puente de los Molinillos, dominado por el espectacular Salto de agua del Calderón. Al final de este recorrido podrás contemplar una espectacular panorámica del Valle del Jerte. Podéis encontrar más información en Viajarporextremadura.com y unas buenas fotos de la ruta en otoño en El rincón de Sele.

La Ruta del Convento trascurre por Cabezuela. Tiene una dificultad baja, con un desnivel de 140 metros (subida y bajada). Sus 3,5 kilómetros se recorren en una hora y cuarto. Se inicia en el Puente Romano y cruza el río Jerte. Discurre entre fincas de cerezos, con buenas vistas del Caserío de Cabezuela. El senderista también se encontrará con la garganta de Honduras. Podéis seguir informándoos en la web de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte o en Elmejorsendero.com.

La Ruta Cascada del Caozo se extiende a lo largo de siete kilómetros, que se recorren en dos horas y media. Tiene una dificultad baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Parte de Valdastillas, por la carretera que baja a la Agrupación de Cooperativas. El senderista caminará entre cerezos, olivos, vides y frutales para encontrarse la Cascada del Caozo y la piscina natural de la garganta de Bonal. Podéis ver fotos y un plano en Angiguaposada.com.

La Ruta de la Era de San Bernabé. Se inicia y termina en Casas del Castañar, municipio que acogerá los actos de clausura de la Fiesta del Cerezo en Flor. Son 10,5 kilómetros, que pueden recorrerse algo más de tres horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 350 metros. Este paseo discurre entre cerezos, robles y castaños. En el paraje de La Cañada, de hecho, el caminante se encontrará con ejemplares de estos dos frutales. En la era de San Bernabé disfrutará unas magnificas vistas del pantano y la ciudad de Plasencia.

Además, están programadas distintas rutas senderistas dentro del programa de actividades del Cerezo en Flor 2013.