picotas del jertecerezas_valledeljerte_cuenco2La cerezas del Jerte son un alimento excelente para prevenir la anemia, gracias a su rico contenido en minerales y oligoelmentos. La anemia se produce por una insuficiencia de glóbulos rojos sanos, que son los que suministran el oxígeno a los tejidos corporales. Las cerezas del Jerte contienen hierro y otros minerales que te ayudan a combatir carencias nutricionales, como el calcio, el fósforo, el azufre, el sodio y el potasio. Además de influir en la prevención de la anemia, estos seis minerales también te ayudan a cuidar de tu salud de muchas otras maneras. Te hablamos de ellos:

 

Hierro

Este mineral es esencial puesto que forma parte de las células sanguíneas. Participa en la producción de elementos de la sangre como la hemoglobina, forma parte del proceso de respiración celular y es uno los integrantes de la mioblobina, almacén de oxígeno del músculo. También tiene un papel fundamental en la síntesis del ADN y la formación de colágeno, y aumenta la resistencia a enfermedades.

Unos niveles bajos de hierro durante un periodo prolongado pueden llevar a desarrollar anemia ferropénica, cuyos síntomas van desde la falta de energía a dificultades para respirar, dolor de cabeza, irritabilidad, vértigo o pérdida de peso.

Los colectivos con riesgo de presentar niveles bajos de hierro son las mujeres menstruantes durante periodos menstruales profusos, las que acaban de dar a luz o están embarazadas, los atletas de grandes distancias, las personas con sangrado en los intestinos o que donan sangre con frecuencia y los afectados de dolencias gastrointestiales que dificultan la absorción de nutrientes.

Los alimentos que contienen vitamina C, como es también el caso de la cereza del Jerte, favorecen su absorción.

 

Calcio

Este mineral, también presente en la cereza del Jerte, forma parte de huesos, tejido conjuntivo y músculos. El 99% se almacena en huesos y dientes y el resto se encuentra en la sangre, los músculos y entre las células. El cuerpo humano necesita el calcio para ayudar a los músculos y vasos sanguíneos a contraerse y relajarse, para secretar hormonas y encimas y para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Los lácteos y los vegetales de hoja verde son los alimentos más ricos en calcio, que el organismo necesita en diferentes proporciones dependiendo de la edad de la persona. Los niños y adolescentes en edad de crecimiento y las mujeres mayores, a fin de evitar la osteoporosis, son los grupos que deben consumir más alimentos ricos en calcio.

 

Fósforo

Aunque en general las frutas y verduras no aportan una gran cantidad de fósforo, este mineral se encuentra presente en la Cereza del Jerte y constituye el 1% del peso corporal del ser humano. Está presente en cada célula del cuerpo y, fundamentalmente, en huesos y dientes. De hecho, su principal función es ayudar a la formación de las estructuras óseas.

 

Azufre

Este mineral, que contienen las cerezas del Jerte, se encuentra presente en piel, uñas, cabellos y cartílagos. Interviene en la composición de diversas hormonas (por ejemplo la insulina) y vitaminas, neutraliza los tóxicos y ayuda al hígado en la secreción de bilis.

 

Sodio

También este mineral regula el reparto de agua en el organismo, ayudando al equilibrio hídrico de los tejidos, e interviene en la transmisión del impulso nervioso a los músculos.

 

Potasio

Este mineral es esencial para la producción de proteínas, la descomposición y aprovechamiento de los carbohiratos, el desarrollo de los músculos, el crecimiento normal del cuerpo, el control de la actividad eléctrica del corazón o el control del equilibro ácido básico. También actúa como regulador del balance de agua en el organismo. Junto con otros de los componentes de la Cereza del Jerte, confiere a estas cerezas propiedades remineralizantes y tonificantes para el organismo.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html