Sabores de verano

Los viajeros y visitantes de la estación de Atocha de Madrid han podido degustar esta semana uno de los sabores de verano más genuinos: la auténtica Picota del Jerte. El Consejo Regulador de la DOP Cereza del Jerte ha distribuido más de cien kilogramos de Picota del Jerte durante una campaña de promoción en esta estación de tren, llevada a cabo entre los días 9, 10 y 11 de julio.

Además, en colaboración con la Diputación de Cáceres, el Consejo Regulador también ha puesto en marcha una acción promocional en estaciones de tren de Madrid, Barcelona y Sevilla.

Esta campaña tiene por objeto anunciar la llegada de las primeras picotas certificadas de la temporada 2018. Se basa en un video circuito y distintos soportes publicitarios en las estaciones de tren de Atocha, Nuevos Ministerios y Sol, en Madrid; Paseo de Gracia y Sants, en Barcelona, y Santa Justa en Sevilla.

La iniciativa pretende potenciar el consumo de la Cereza y de la Picota del Jerte, ambas con denominación de origen protegida, frente a otras variedades. También que el consumidor asocie el producto Picota del Jerte con el territorio en el que se produce.

Sabores de verano para familias y viajeros

Gracias a la puesta en marcha de un stand promocional en Atocha, un público muy variado ha podido conocer mejor las propiedades y características de la Picota del Jerte. Familias con niños, jóvenes y un gran número de extranjeros, se han ido acercando al stand para degustar e interesarse por la fruta. Y conocer uno de los sabores del verano español.

En el mismo stand de degustación, el equipo experto del Consejo Regulador atendió a todos los interesados, proporcionándoles información sobre cómo diferenciar las auténticas Picotas del Jerte, frente a otras existentes en el mercado. También sobre qué sellos de la Denominación de Origen deben buscar en los supermercados y fruterías.

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito. Además su textura carnosa y más crujiente que la de otras cerezas. Su tamaño es asimismo de un calibre menor – de 22 a 28 milímetros- y su sabor más dulce.

Se cultivan de manera artesanal y existen cuatro variedades de Picotas del Jerte: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, la más apreciada por madurar más al sol.

Este año, el clima ha hecho que se retrase la recogida de esta estupenda fruta, uno de los sabores de verano que podrás disfrutar hasta principios de agosto.

 

Foto: Ana Valdés Garaizabal

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html