hermanos torres y cereza del Jerte

Los Hermanos Torres  y la DOP Cereza del Jerte han elaborado dos recetas con productos de denominación. Por un lado, Sergio Torres ha elegido la Picota del Jerte, por su dulzor, para un suculento postre: Picotas del Jerte a la pimienta, crema de almendras y Sabayón. Por otro, Javi Torres, ha acompañado una carne con cerezas del Jerte. La receta: Codornices, cerezas del Jerte y especias.

¿Cuál es tu receta preferida? Los Hermanos Torres y la DOP Cereza del Jerte te proponen el reto #MiSaborJerte. A partir del 26 de junio y durante todo el mes de julio podrás optar cada semana a un lote de Picotas del Jerte para degustarlas en tu casa y preparar recetas como las de los Hermanos Torres. Solo tienes que dejar un comentario en las redes sociales de la DOP Cereza del Jerte (@picotadeljerte) valorando tu receta favorita a través del hashtag del concurso. Puedes participar a través de Facebook, Instagram o Twitter.

La Cereza del Jerte y la Picota del Jerte

Como apreciarás en las dos videorecetas, las cerezas y Picotas del Jerte tienen características diferentes. La más visible es que la Picota del Jerte no tiene rabito. Se queda prendido del árbol durante la recolección. Es la única cereza en la que la unión entre el pedúnculo y el fruto se sella de manera natural, sin que la fruta pierda jugo por el orificio o este permita la entrada de gérmenes.

Además, las Picotas del Jerte son más pequeñas que otras cerezas, tienen un color más oscuro y son más dulces. Existen cuatro variedades de Picotas del Jerte: Ambrunés, Pico Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado.

En el Valle del Jerte se cultivan más de cien variedades de cerezas. Junto con las Picotas del Jerte, existe otra variedad de cereza certificada con el sello de calidad de la DOP Cereza del Jerte: la cereza Navalinda. Es la única cereza con rabo del grupo de cerezas con Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte.

También es una cereza autóctona y de sabor dulce. La Navalinda es el primer fruto de temporada de entre los que protege la DOP Cereza del Jerte. Normalmente, pueden comprarse ya en mayo. Las Picotas del Jerte, por su parte, son cerezas más tardías, que llegan a los puntos de venta a partir de junio.

Picotas del Jerte a la pimienta, crema de almendras y Sabayón

Esta sencilla propuesta de los hermanos Torres y la DOP Cereza del Jerte  incorpora unos 150 gramos de Picotas del Jerte por persona. En una sartén hay que evaporar un poco de bíter y agregar azúcar y mantequilla para ligar.

Se cocinan las Picotas del Jerte en la sartén durante unos minutos mientras reduce y liga el líquido. Y se agrega la pimienta rosa.
Por otra parte, hay que mezclar la leche, la harina de almendra y el azúcar glas. Calentar a fuego lento hasta que espese, triturar y dejar enfriar.
Finalmente, se monta el Sabayón. Tras colocar las yemas en un bol, hay que batirlas hasta doblar el volumen. A continuación, se colocan sobre una olla de agua hirviendo, controlando la temperatura para montar sin que se cocinen.

Para el emplatado, hay que poner una buena cucharada de crema de almendras en la base. A continuación, las Picotas del Jerte a la pimienta y, encima, el Sabayón. Se gratina con la ayuda de un soplete y se decora con una hojita de menta.

Codornices, cerezas del Jerte y especias

Para esta receta de los hermanos Torres y la DOP Cereza del Jerte lo primero es limpiar las aves. Luego, se doran en la sartén con aceite de oliva. Se trocea la carcasa de las codornices y se doran los huesos en la misma sartén donde previamente se han marcado. Cuando los huesos están bien tostados, toca añadir la chalota y dejar sofreír antes de agregar los muslos y las alitas. Con posterioridad se incorporan los elementos aromáticos, la piel de naranja, el enebro, las bolas de pimienta rosa y la salvia. Tras remover, hay que agregar el caldo de ave. Se deja cocinar hasta que la salsa empiece a tomar cuerpo.

A continuación, se coloca la salsa en un cazo limpio. Y se recuperan los muslos y las alitas, que vuelven a la salsa junto con las Cerezas del Jerte. Se dejan cocinar un par de minutos y se añade una nuez de mantequilla para ligar la salsa.
Las pechugas se terminan de cocinar en el grill con la piel para arriba para que se acaben de dorar. A la hora de emplatar, se acompañadan de un buquet de ensalada.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html