Receta del pastel de chocolate, cereza y kirsch

Como se acerca la temporada de cerezas, vamos recomendando recetas para preparar pasteles con esta deliciosa fruta de temporada. Como ya os hemos recomendado distintas variantes, en esta ocasión añadimos kirsch de cereza, el afamado aguardiente del Valle del Jerte. Preparamos una receta de pastel de chocolate con cereza (o picota) y kirsch. El chocolate se va a ver amplificado de manera intensa y deliciosa gracias a la fruta y el kirsch. Trabajaremos el pastel en partes. ¡Vamos allá!

 

Ingredientes

Para las capas de la tarta de chocolate:

9 huevos grandes, a temperatura ambiente

1 taza de azúcar

1 taza de harina

1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar

4 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida y enfriada a temperatura ambiente

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

 

Para el sirope de cerezas:

4 tazas de cerezas o picotas del Jerte frescas deshuesadas y picadas gruesas

1/3 de taza de kirsch

1 cucharada de azúcar

1/4 de taza de agua

 

Para el glaseado de chocolate:

300 gramos de mantequilla sin sal, ablandada a temperatura ambiente y cortada en trozos

225 gramos de queso crema, ablandado a temperatura ambiente y cortado en trozos

3 tazas de azúcar

1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar

1/2 cucharadita de sal marina

1 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

 

Elaboración

Comenzaremos por las capas de chocolate.
  1. Precalentamos el horno a 175ºC. Forramos el fondo de dos moldes redondos de 3/4 cm con papel de horno (no engrasar los lados). Picamos las cerezas del Jerte o picotas del Jerte y las combinamos con 1/3 de taza de kirsch.
  2. Batimos los huevos en un bol con una batidora durante 1 minuto a velocidad alta. Mientras lo hacemos, añadimos gradualmente 1 taza de azúcar. Seguimos batiendo a velocidad alta durante 8 minutos. Debería quedar una mezcla espesa y esponjosa.
  3. Mezclamos 1 taza de harina y 1/2 taza de cacao en polvo. Ahora lo tamizamos entres veces en la masa de huevos. Revolvemos con una espátula cada vez que añadamos la mezcla. Mezclamos hasta que nos quede una mezcla uniforme.
  4. Incorporamos suavemente 1/2 cucharadita de vainilla y 4 cucharadas de mantequilla derretida a temperatura ambiente. No debemos batir en exceso.
  5. Dividimos la masa en dos partes iguales, en los moldes preparados anteriormente. Horneamos a 175ºC durante 20-25 minutos (o hasta que salga un palillo limpio).
  6. Dejamos que el pastel se enfríe durante 10 minutos y, a continuación, desmoldamos, retiramos el papel de horno y enfriamos a temperatura ambiente.

 

Seguimos con el glaseado de chocolate
  1. Batimos la mantequilla y el queso ablandados, hasta que queden suaves y esponjosos.
  2. Mezclamos las 3 tazas de azúcar, 1/2 taza de cacao y 1/2 cucharadita de sal. Lo tamizamos en el glaseado y batimos con una batidora, con varillas, en velocidad lenta hasta que quede incorporado.
  3. Añadimos 1 1/2 cucharadita de vainilla, y aumentamos la velocidad a media/alta y batimos hasta que esté esponjoso y suave, unos 4 minutos.

 

Pasamos a montar la tarta
  1. Escurrimos las cerezas y guardamos el almíbar y las cerezas por separado. En el almíbar, añadimos 1 cucharada de azúcar y 1/4 de taza de agua, que mezclaremos hasta que se disuelva.
  2. Cortamos uno de los dos pasteles por la mitad y reservamos.
  3. En un bol grande para mezclar, desmigamos el pastel que no hemos cortado migajas grandes. Añadimos 1/3 del glaseado de chocolate y las cerezas escurridas. Removemos hasta que se combinen y las cerezas se distribuyan uniformemente.
  4. Colocamos una de las capas del bizcocho hacia arriba en una bandeja y la untamos con 1/3 del sirope. Añadimos una fina capa de glaseado de chocolate. Cubrimos con la mezcla de bizcocho desmenuzado. Untamos ligeramente la parte superior con 1/3 de almíbar.
  5. Extendemos una fina capa de glaseado sobre el lado cortado de la segunda mitad del pastel. Colocamos el lado glaseado hacia abajo sobre el pastel y lo pintamos con el sirope restante. Extendemos el resto del glaseado uniformemente sobre la parte superior y los lados de la tarta de cerezas y chocolate.

Ya solo queda colocarla en la nevera a que enfríe y disfrutarla. ¡Qué aproveche!

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html