receta risotto de cerezas

En esta entrada compartimos una propuesta gastronómica que hermana la cultura culinaria italiana con la del Valle del Jerte. Se trata de una receta de risotto de cerezas. El sabor dulce de la fruta combinado con un cereal básico en la dieta oriental y el saber hacer de los italianos.

Existen infinidad de formas de preparar risotto. Este arroz caldoso, plato típico de la comida italiana, tiene su origen en el noroeste del país. En concreto, procede del este del Piamonte, Lombardía y la zona de Verona. Y uno de sus secretos está en aderezarlo con un buen queso parmesano. Puede elaborarse con verdura, como calabacín o espinacas; con setas, yema de huevo, productos del mar o variedades de quesos. También existen variaciones regionales, como el risotto radicchio, con achicoria roja, cebolla y vino blanco; el risotto alla millanese, con azafrán y ossobuco, o el risotto alla caprese, con tomates, mozzarella y albahaca.

La receta de risotto de cerezas es muy sencilla. No ofrece dificultad de elaboración y es rápida de preparar. Por eso, puede sacarnos de muchos apuros a la hora de preparar tanto un planto único como un entrante. Además, puede prepararse con otras frutas de temporada, como las fresas. ¡También está riquísimo con cítricos como el limón! A continuación, te la explicamos paso a paso:

INGREDIENTES (2 personas)

20 cerezas del Jerte o picotas del Jerte

200 de arroz

¼ de cebolla de tamaño medio/grande

400-500 ml de caldo de verduras

3 cucharadas de queso parmesano

4 cucharadas mantequilla

¼ botella vino blanco

Vinagre balsámico

Sal

ELABORACIÓN

En primer lugar, trocear la cebolla menuda y reservar.

Colocar dos cucharadas de mantequilla en una cazuela hasta que se disuelva e incorporar la cebolla. Remover para evitar quemar la cebolla.

Incorporar el vino blanco y continuar removiendo hasta que el alcohol se evapore.

Añadir el arroz y remover unos segundos. Después, añadir el caldo y salar.

Dejar cocer siguiendo indicaciones del fabricante hasta que el arroz esté all dente, removiendo de vez en cuando al incorporar nuevos ingredientes. Tiempo aproximado 10 minutos.

Lavar, deshuesar y trocear en dos las cerezas o picotas del Jerte reservando algún trozo para la decoración.

Verter la fruta en la cazuela, remover y añadir el resto de la mantequilla, dos cucharadas.

Por último, rallar y añadir el queso parmesano, remover y tapar hasta que el arroz esté en su punto.

 

Algunos trucos de elaboración y presentación para el risotto de cerezas

Con picotas del Jerte. Si empleáis picotas del Jerte no necesitaréis desrabar la fruta. Además, la textura firme y crujiente de la picota del Jerte se presta bien a recetas que requieren cocción.

El caldo que pida el arroz. No dudéis en incorporar un poco más de caldo si fuese necesario para la cocción del arroz de nuestro risotto de cerezas.

Al dente. Como la pasta, el arroz al dente ofrece cierta resistencia y muestra firmeza en la masticación. Es importante para el plato retirarlo en este punto antes de que se pase. Además, el arroz al dente necesita más masticación, por lo que al cuerpo le cuesta más procesarlo. De este modo, el aparato digestivo está ocupado más tiempo, por lo que la sensación de saciedad es más duradera.

Emplatado. Colocar el risotto de cerezas en el plato y rallar un poco más de queso parmesano en superficie. Decorar con las cerezas reservadas y con un chorrito de vinagre balsámico.

Más posibilidades. Encuentra recetas de todo tipo en nuestro blog y en la sección de recetas de la web.

¡Buen provecho!

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html