pollo con cereza

Estamos en temporada de cerezas y picotas del Jerte y tenemos muchas posibilidades para disfrutarlas en la cocina. En este caso, os proponemos emplearlas para aderezar carnes. En concreto, en un pollo con cereza. Por otra parte, encontraréis en el blog y en la sección de recetas otras elaboraciones en las que podéis emplear esta fruta de temporada para elaborar salsas y acompañar todo tipo de carnes.

 

Receta de pollo a la cereza

INGREDIENTES
  • 6 muslos de pollo, también se pueden utilizar las pechugas
  • 1 cucharada de sal
  • 1/4 de taza de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1 taza de chalotas picadas, aproximadamente 2 grandes o 4 medianas
  • Un puñado de ramitas de romero fresco
  • 2 tazas de cerezas del Jerte deshuesadas
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto

 

ELABORACIÓN
  1. Seca los muslos (o las pechugas) de pollo papel de cocina y sazónalos con la sal.
  2. Lo dejamos reposar mientras prepara el resto de los ingredientes.
  3. Batimos el balsámico, la miel, el aceite de oliva, las chalotas, la sal y la pimienta.
  4. Colocamos el pollo en una bolsa de plástico con cierre y vertimos la marinada que hemos realizado previamente.
  5. Cerramos la bolsa y nos aseguramos que todo el pollo está cubierto.
  6. Dejamos reposar al menos 30 minutos, y si tenemos tiempo hasta el día siguiente en la nevera.
  7. Sacar de la nevera 30 minutos antes de meterlo en el horno caliente.
  8. Mientras tanto, deshuesamos las cerezas y las reservamos.
  9. Precalentamos el horno a 200º.
  10. Colocamos el pollo con la piel hacia arriba en una fuente de asar poco profunda.
  11. Le colocamos las ramitas de romero entre los trozos de pollo y lo cubrimos con las cerezas deshuesadas, moviéndolas para que caigan entre los trozos de pollo, dejando la piel lo más expuesta posible.
  12. Vertemos la marinada sobre el pollo, cubriendo generosamente el fondo.
  13. Introducimos la bandeja en el horno y volteamos cada 10 minutos, aproximadamente.
  14. Para las pechugas: lo cocinaremos 20 minutos; para los muslos: 45 minutos. Si se utilizan ambos, retiraremos las pechugas mientras el resto se sigue cocinando.
  15. Cuando la carne esté lista, aumentaremos el horno a 225º. Dejando que la salsa se reduzca y que la piel del pollo se dore y quede crujiente, unos 12 minutos. Si es necesario, moveremos las pechugas para exponer más la piel del pollo.
  16. Nos aseguraremos de untar el pollo con la marinada cada 3-4 minutos para glasearlo.
  17. Servir caliente, con sal marina crujiente y pimienta negra recién molida.
google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html