Postres con frutas de temporada

¿Estás pensando en un postre especial para el Día de la Madre o cualquier otra fecha especial este mes de mayo? Nuestra propuesta es que sorprendas con fruta. Aquí tienes recetas para elaborar cinco postres con frutas de temporada en mayo. Elegimos productos que se cultivan al aire libre y se recogen en España en primavera: cerezas, albaricoques, fresas y dos cítricos: lima y limón. Y preparamos distintos tipos de tartas. A pesar de la variedad de opciones que os presentamos, todas están buenísimas. ¡Vamos allá!

 

Tarta de cereza y chocolate

Empezamos la lista de postres con frutas de temporada con las cerezas. En nuestro caso, las primeras con denominación de origen protegida “Cereza del Jerte” comenzarán a llegar a los puntos de venta en la segunda quincena de mayo. No obstante, las picotas del Jerte, sin rabito, lo harán en junio. ¡Os presentamos un postre para golosos! Combinamos el dulzor de esta fruta con chocolate en una tarta tipo pie americana.

 

INGREDIENTES
Para la masa de la corteza

140 g de almendras

70 g de semillas de girasol

2 cucharadas de cacao puro en polvo

6 dátiles sin hueso

1 cucharada de aceite de coco

Una pizca de sal

 

Mermelada de cerezas

140 g de cerezas y algunas cerezas sueltas para adornar

1 cucharada de semillas de chía

Relleno de chocolate

100 g de chocolate negro

240 ml de leche de coco

1 cucharada sirope de arce

 

ELABORACIÓN

En primer lugar, para el relleno de chocolate, picar el chocolate negro y reservar en un tazón pequeño. Calentar la crema de coco en una sartén a fuego lento, hasta llevar a ebullición. Verter el chocolate y revolver hasta que se derrita. Y agregar el sirope. Dejar enfriar y reservar.

Para elaborar la mermelada, una vez limpias y deshuesadas las cerezas, mezclar con las semillas de chía con la batidora hasta obtener una mezcla suave. Dejar espesar en la nevera.

Por último, la corteza: incorporar al vaso de batidora almendras, semillas de girasol y mezclar hasta moler. Agregar el resto de los ingredientes y procesar hasta que la mezcla se una. Colocar la mezcla en un molde redondo y desmoldable con borde para tartas o quiches – de unos nueve centímetros -. Presionar la mezcla firmemente en la base y los bordes para crear la corteza. Y dejarla a ¾ de altura en los bordes.

Extender la mermelada uniformemente y, a continuación, el relleno de chocolate y alisar. Dejar en el congelador una hora para lograr una textura firme – o toda la noche en nevera-. Retirar del molde y adornar con cerezas.

 

Crumble de albaricoque

Una fruta algo menos convencional en repostería, pero deliciosa, el albaricoque es la segunda elección en nuestra lista de postres con frutas de temporada en primavera. Esta receta la podéis tener lista en menos de una hora. Tan solo necesita unos 55 minutos y es para unos ocho comensales.

 

INGREDIENTES

1 kg de albaricoques – unos 10-12 – maduros pero firmes sin pelar.

¼ taza de azúcar

1 ½ cucharaditas de almidón de maíz

1 cucharadita de canela

3/4 taza de harina

1/3 taza de azúcar morena

1/2 cucharadita de sal kosher

1 taza de salvado de avena – no usar avena instantánea-

½ cucharadita de canela

1/2 taza de mantequilla sin sal fría, cortada en rodajas

 

ELABORACIÓN

Primero, precalentar el horno a 180 °C.

Segundo, deshuesar y trocear en cuartos los albaricoques. Colocarlos en un bol y mezclar con el azúcar, el almidón de maíz y la canela. Verter en la bandeja de horno los albaricoques.

A la hora de hacer el crumble: mezclar la harina, el azúcar moreno, la sal y la avena.

Después, incorporar la mantequilla, hasta que la mezcla quede gruesa y desmenuzable. Colocar la cobertura sobre los albaricoques.

Hornear 40-40 minutos o hasta que burbujee el jugo de los albaricoques y la cobertura esté dorada.

Finalmente, servir a temperatura ambiente con helado.

 

Cítricos para nuestros postres con frutas de temporada

Añadimos también refrescantes cítricos a nuestra selección de postres, con dos pasteles, también tipo pie, con limón y lima.

 

Pastel de Lima

Estará listo en unos 50 minutos para ocho comensales.

 

INGREDIENTES

300 g de galletas tipo digestive

150 g de mantequilla derretida

400 g de leche condensada

3 yemas de huevo medianos

4 limas (ralladura y zumo) y 1 lima (decorar)

300 ml de nata para montar

1 cucharada de azúcar glas

 

ELABORACIÓN

En primer lugar, calentar el horno a a 160 °C (ventilador). Desmigajar las galletas en batidora o procesador de alimentos – o bien introducirlas en una bolsa de plástico y machacarlas con rodillo -.

En segundo lugar, mezclar las galletas con los 150 g de mantequilla y presionar en la base y lados de un molde para horno de unos 22 cm.

A continuación, hornear la base de la tarta unos 10 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Después, echar las 3 yemas en un bol y batir con batidora. Agregar la leche condensada y batir otros 3 minutos. Incorporar la ralladura de lima y el zumo de lima y mezclar durante 3 minutos más.

Verter el relleno en la base de la tarta, ya fría, y colocar en el horno otros 15 minutos.

Dejar enfriar al menos 3 horas – o durante la noche -.

Sacar del molde, decorar con rodajas de lima, la nata montada y 1 cucharada de azúcar glas.

Para decorar, mezcle la nata para montar y la cucharada de azúcar glas. Montar la nata y colocarla sobre el pastel, acompañada de un ralladura de lima.

 

Pastel de Limón y merengue

Este pastel es más laborioso especialmente por la elaboración del merengue. Sin embargo, no es menos sabroso que los anteriores. Requiere una hora y 40 minutos y también abarca ocho comensales.

 

INGREDIENTES
Para la cobertura

140 g de mantequilla sin sal

100 g de azúcar glas

2 yemas de huevo grandes

1 vaina de vainilla

ralladura 1 limón

2 cucharadas de leche fría

250 g de harina

 

Para el relleno de limón

6 huevos

140 g de azúcar en polvo

4 limones (ralladura y zumo)

175 ml de nata líquida (alto contenido graso)

 

Para el merengue

300 g de azúcar

4 claras de huevo

80 ml agua

1 cucharada de azúcar glas

 

Limoncello helado para servir (opcional)

 

ELABORACIÓN

Por una parte, preparar la masa. Batir con batidora o a mano la mantequilla, el azúcar glas, las yemas de huevo, la vainilla – raspar la vaina- y la ralladura de limón. Añadir la leche e integrar bien. Incorporar la harina y una pizca de sal y amasar. Alisar la masa en forma de disco y dejar enfriar unos 30 minutos mínimo – mejor toda la noche-.

Por otra parte, para preparar el relleno de limón: batir los huevos y el azúcar. Agregar la ralladura, el zumo y la nata líquida. Tapar y reservar.

Precalentar el horno a 180 °C o 160 °C (ventilador). Forrar con la masa un envase para horno desmoldable de unos 22 cm. Dejar sobresalir la masa un poco por el borde – se puede cortar cuando la tarta esté lista- Hornear 20 minutos colocando sobre la masa papel antigrasa y, por ejemplo, una cubierta de garbanzos para que no suba la masa – también existen productos especiales en tiendas de repostería-. Retirar los garbanzos y hornear otros 20 minutos reduciendo el calor a 160/140. Retirar del horno, dejar enfriar y recortar el trozo de masa que sobresale del borde con cuchillo de sierra.

Seguidamente, incorporar sobre la masa la mezcla de limón. Poner en el horno a 140 °C (ventilador) o 120 °C y hornear entre 30-35 minutos hasta que quede listo permitiendo un cierto bamboleo en el centro del pastel. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente.

A la hora de elaborar el merengue, y especialmente si nunca lo habéis hecho, os recomendamos seguir este vídeo de Orielos Kitchen. Es importante evitar la cristalización del azúcar. El merengue puede tenerse incluso preparado con anterioridad.

 

 

Por último, se coloca el merengue en la tarta cubriéndola entera o en porciones individuales, tras glasear con soplete.

Servimos la tarta con un vaso de Limoncello helado.

 

Tarta tipo mousse de fresa y chocolate blanco

Terminamos nuestra lista de postres con frutas de temporada con fresas y una de las tartas más sencillas de elaborar. Podéis tenerla lista en 30 minutos y sacar entre ocho y diez raciones.

 

INGREDIENTES

175 g de galletas tipo digestive

75 g de mantequilla derretida

400 g de chocolate blanco

400 g de fresas

300 g de queso fresco con mucha grasa

200 ml de nata líquida con alto contenido graso

 

ELABORACIÓN

Primeramente, triturar las galletas hasta hacer migajas, con los métodos indicados en los postres anteriores. Y mezclar con la mantequilla. Colocar en molde para pastel de 22 cm y dejar 30 minutos en nevera.

Después, derretir 375 g de chocolate en microondas o recipiente de vidrio a baño maría y dejar enfriar un poco.

Reservar 6 fresas bonitas para decoración. Incorporar las fresas restantes al vaso de batidora y procesar hasta que quede una mezcla suave, añadir el queso para que espese. Por último, el chocolate blanco derretido. Verter sobre la base de galleta y alisar la parte superior. Colocar en la nevera y dejar enfriar toda la noche.

Pasar por la batidora tres de las fresas reservadas para hacer un sirope. A continuación, derretir los 25 g de chocolate restantes.

Concluimos, cubriendo la parte superior con los dos siropes y decorar con rodajas de fresa. Mantener frío antes de servir.

 

¡A disfrutar de la repostería y la fruta!

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html