cerezo picoto

El cerezo picoto es propio del Valle del Jerte. Existen cuatro variedades de cerezas picotas, autóctonas de esta comarca: Pico Negro, Pico Colorado, Pico Limón Negro y Ambrunés. Hoy en día la demarcación geográfica de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte se extiende también a los colindantes valles de La Vera y El Ambroz. También allí se cultivan picotas del Jerte.

Además, el cerezo picoto tiene larga tradición en el Valle de Jerte. Se trabaja desde hace más de dos siglos. Así, el cultivo tradicional de las picotas del Jerte es un conocimiento local que se ha ido transmitiendo generacionalmente a lo largo de los años. Del mismo modo, estas cerezas se siguen recogiendo a mano, de una en una.

La picota del Jerte es igualmente un cultivo sostenible, con una producción pequeña, que se concentra en pequeñas explotaciones familiares, con pocos árboles por parcela.

 

Más de 3.000 pequeñas explotaciones familiares

Actualmente, más de 3.000 pequeñas explotaciones cultivan picotas del Jerte con el sello de calidad de nuestra denominación de origen. Las picotas del Jerte crecen en las laderas de las montañas, en bancales, regadas por las aguas cristalinas de los ríos y gargantas de la zona.

Solo una tierra como esta puede dar unas cerezas tan especiales, como explica uno de nuestros agricultores más veteranos, Dionisio Moreno. En sus fincas de cultivo cuenta con picotos de más de 50 años. También recuerda cómo se organizaron las primeras cooperativas comercializadoras de picota del Jerte en la comarca. En el siguiente vídeo este longevo agricultor y su hijo, dos generaciones de productores de picota del Jerte, nos hablan de su cultivo:

 

Manuel Serrano es otro productor local de Picota del Jerte. Sus cerezos picoto los pantó su abuelo. Este agricultor nos explica cómo la identidad del Valle del Jerte va ligada al cultivo de las picotas del Jerte.

 

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html