Reloj de madera de cerezo

La madera es uno de los materiales más apreciados y usados en la decoración de interiores y creación de muebles. Y una de las más valoradas es la de cerezo. Por su elegancia, sus acabados y tonalidades. ¿Conoces las propiedades y usos de la madera de cerezo?

 

Procedencia

Dentro de la familia de las rosáceas, el cerezo pertenece al género prunus. Su origen se sitúa en el centro y sur de Europa, el norte de África y el oeste asiático.

Los dos tipos usados son el europeo y el americano, procedente del este de Estados Unidos y Canadá. Pese a ser muy similares, el europeo tiene una madera más densa y resistente. Aportando mayor calidad que el americano.

El cerezo europeo posee una madera rosácea, tirando a rojiza con albura (parte más joven y clara de la madera) más pálida. Con el tiempo tiende a oscurecerse. El peso es mayor, comparándolo con la variedad americana. Tiene múltiples utilidades, como ebanistería o fabricación de muebles de alta calidad.

El cerezo americano, también conocido como cerezo negro, tiene una tonalidad más oscura que el europeo. Se trata de una madera de grano fino y fibra recta. De color rosa pálido, con una albura más clara. Puede presentar bolsas de resina y es sensible a las termitas y las larvas. Es idónea para la fabricación de instrumentos.

 

Propiedades

La madera de cerezo es frondosa, de calidad. Llama la atención su color, rojizo con un vistoso veteado. Es también una madera muy fácil de trabajar. Y sigue siendo una de las preferidas en la decoración de interiores, debido a su calidad y las opciones de combinar tintes y barnices.

Entre sus principales propiedades se encuentran la densidad, su color, su grano, la impregnabilidad, su durabilidad o su secado fácil.

 

Principales usos

Se trata de una madera que veremos, fundamentalmente, en interiores. Muy usada para decoración, muebles y ebanistería, así como en piezas ornamentales. Debido a ser una madera fácil de manipular, se usa en trabajos de talla, torneados o muebles curvos.

Pero no solo es usada en muebles, escaleras, puertas, ventanas, revestimientos, tarimas o suelos son otros de los usos de esta madera.

La madera de cerezo se adapta muy bien a los cambios de temperatura y a la humedad en interiores. En cambio, por sus propias características, no se recomienda utilizar el cerezo para usos exteriores.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html