Una de las mejores rutas para disfrutar del Valle del Jerte durante la floración es la conicida como Ruta del Cerezo en flor, que discurre por el sendero PR-CC02, y que también puede practicarse durante otras épocas del año.

La Ruta del Cerezo en Flor parte de Tornavacas por el sendero PR-CC 1 Carlos V y el GR 10. Este tramo inicial entra en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos y permite disfrutar de su singular paisaje hasta el kilómetro ocho. A esta altura, se alcanza el collado de Tierra Blanca o de las Losas y se deja el PR de Carlos V para bajar por camino hasta el Puente Sacristán.

Se cruza entonces la Garganta de los Infiernos y se continúa por una senda hasta el Puente de los Pilones, uno de los lugares más emblemáticos y espectaculares de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos: Pisicinas naturales formadas en la roca y conocidas como Marmitas de Gigante.

A continuación, la Ruta del Cerezo en Flor se sube hacia el Mirador del Chorrero de la Virgen y, sin salir del camino, se conecta con la GR 10, cerca de Jerte. Sin entrar al pueblo, la ruta pasa cerca del Centro de Reproducción de salmónidos – el cual puede constituir una parada interesante para el visitante – y lleva hasta el cruce con el PR Carlos V y, de allí, de nuevo al punto de inicio.

No obstante, todos los años, durante el periodo conocido como Primavera y Cerezo en Flor, se organizan distintas rutas guiadas por el Valle del Jerte para disfrutar de uno de sus estampas más singulares: Más de un millón de cerezos floreciendo y cubriendo de blanco el valle, un fenómeno natural que se acompaña de una celebración y conjunto de actividades declaradas de Interés Turístico Nacional. Es la Fiesta del Cerezo en Flor.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI