Patricia Pérez, elaboraciónEl Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha presentado tres batidos refrescantes para dar la bienvenida al verano: el diurético con Picotas del Jerte, melocotón y manzana; el reconstituyente con Picotas del Jerte, remolacha y apio y por último, el protector de Picotas del Jerte, zanahoria y mango.

La presentadora de tv y naturópata Patricia Pérez ha creado estos batidos sanos para afrontar con energía el verano. “Un batido détox es el que te ayuda a potenciar la eliminación de toxinas del organismo”, explicó. La Picota del Jerte, por sus propiedades nutricionales, “es perfecta para combinar con otros ingredientes. El primer batido es diurético porque el ácido Málico de la manzana ayuda a depurar el hígado y el melocotón refuerza el estómago”, subrayó la presentadora.

El batido hecho a base de Picota del Jerte, remolacha y apio es reconstituyente porque la remolacha “potencia la energía del riñón y el apio es diurético y tonificante”. El último batido, con Picota del Jerte, zanahoria y mango es protector porque tanto la zanahoria como el mango “ayudan a proteger la piel del sol gracias a sus betacarotenos”.

A las propiedades ya mencionadas añadimos las de la Picota del Jerte rica en potasio, fibra, folatos, vitamina A, C y K, que la hace un buen antioxidante por su contenido en polifenoles y elagico que enriquece la sangre y además tiene un efecto astringente que la hace muy importante en verano ya que evitamos así “la pérdida excesiva de líquidos”.

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay más características que las diferencian del resto: su textura carnosa y más crujiente, su tamaño de un calibre de menor tamaño – comprende desde los 22 a los 26 milímetros- y su sabor más dulce y su color. Su cultivo natural y su recogida y tratamiento tradicionales multiplican sus propiedades y permiten que lleguen a los mercados en el momento óptimo para el consumo.

Las variedades certificadas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte son: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol, y por tanto es la más dulce.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html