cerezas del jerte

La Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte ha lanzado un nuevo vídeo en el que hace referencia a los productos que trabajan. Entre los que destacan, por supuesto, las cerezas y picotas del Jerte. Y también al alto grado de tecnificación de sus instalaciones y su larga tradición en el movimiento cooperativo. Tres décadas lleva esta entidad acercando los productos producidos de manera artesana en los valle del Jerte y La Vera a los consumidores de 25 países.

Durante la campaña de la cereza, solo esta entidad es capaz de distribuir a los mercados nacionales e internacionales 20.000 toneladas de cerezas. La fruta pasa por sus instalaciones entre abril y agosto. Y, en concreto, entre mayo y julio, lo hacen los productos certificados por la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte. Se trata de las cuatro variedades de Picotas del Jerte, una de las cerezas más tardías y de la que se comercializan los grupos Ambrunés, la cereza más dulce y apreciada; Pico Negro, Pico Limón Negro y Pico Colorado. También la cereza Navalinda, la única variedad de cerezas con rabo y que no pertenece al grupo de las picotas del Jerte de entre las cinco reconocidas con el sello de la D.O.P. Cereza del Jerte.

Abierto el plazo para trabajar en la campaña de la cereza

El vídeo también incide en la importancia de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte como agente dinamizador del empleo local. En campaña, son más de mil los trabajadores que acogen sus instalaciones. Precisamente, el plazo de inscripción para la campaña 2019 ya está abierto, por lo que los trabajadores que aspiren a un puesto de trabajo pueden cursar ya su solicitud.

Alta tecnificación, calidad y seguridad alimentaria

La Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte cuenta con modernas instalaciones para el procesado de las cerezas. Salen listas para su comercialización en fruterías y grandes superficies. Es el caso de su centro de calibrado, que ocupa una superficie de casi 6.000 metros cuadrados. También de su centro de envasado, un poco mayor y en el que se trabaja con múltiples formatos según las demandas de los distintos clientes.

Además, la empresa realiza rigurosos controles de calidad y cuenta con un centro de almacenamiento en frío para la fruta, con capacidad para 2.000 toneladas de alimento.

Más de 3.500 agricultores y 15 cooperativas

A lo largo de sus treinta años de historia, la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte ha sido capaz de aglutinar a más de 3.500 agricultores locales y 15 cooperativas de primer nivel. Además de cerezas, producen castañas, higos, ciruelas o berries, algunos de los productos que, junto con la cereza, comercializa esta institución ya legendaria en el Valle del Jerte.

Productos procesados con cerezas

Junto con la fruta envasada en fresco, en la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte se elaboran y distribuyen licores y aguardientes de cereza y otras frutas. Es el caso de su afamado Kirsch, reconocido con varios premios. También otros productos derivados de la cereza, como mermeladas o las llamadas picotinas. Asimismo, la Agrupación destaca también en la producción de aceites, con oliva local y de reconocida calidad.