cerezas del jerte

En esta entrada te enseñamos cómo practicar un injerto de cerezo de rama o con yemas del árbol. Recuerda que para que el injerto tenga éxito es fundamental elegir un buen patrón e injerto.

 

Injerto de rama o púa

Este tipo de injerto de cerezo se realiza habitualmente cuando comienza a subir la savia. Es decir, en los primeros meses del año. Para realizar este injerto debe practicarse una incisión en el patrón donde se introduce la púa o rama del otro árbol. Aquí te dejamos algunos pasos para practicar un injerto de rama.

  1. Corta el patrón a la altura deseada y practícale una incisión perpendicular con la navaja. La forma de la incisión dependerá del tipo de injerto que vayas a realizar.
  2. Prepara las púas. Es recomendable que sean de más de 10 cm y que tengan entre 2 y 4 yemas.
  3. Corta las púas para introducirlas en la ranura del patrón.
  4. Coloca las púas. Procura que el cámbium (tejido verde que se encuentra entre la corteza y el leño) de la púa y el patrón estén en contacto. En esta capa se originan las células por lo que es vital que ambas estén unidas.
  5. Une el injerto con cinta aislante y/o rafia de injertar.
  6. Sella con pintura o mástic para injertos. También debes untar las puntas de las púas que quedan al aire para que cicatricen.
  7. Desata el injerto de cerezo cuando las yemas midan alrededor de 10 cm. No lo mantengas atado más tiempo del preciso ya que el nudo puede dificultar la circulación de la savia.
  8. ¡Ya tienes tu injerto!

Existen diferentes injertos de cerezo de rama. Los más habituales son el injerto inglés, que se puede realizar desde el primer año de plantación, y el de hendidura simple o doble. Por otro lado, el injerto de aproximación, que suele realizarse en el mes de abril, consiste en soldar dos ramas. El de corona, por otro lado, es también habitual y tiene alto porcentaje de éxito.

Injerto de yema

Este tipo de injerto de cerezo suele realizar desde primavera a otoño. El injerto de yema en T es uno de los más utilizados para reproducir árboles frutales. Para practicarlo, sigue estos pasos:

  1. Realiza un corte vertical de 2 a 3 cm en el patrón, y otro horizontal en forma de T.
  2. Retira una yema de la variedad que deseas obtener.
  3. Inserta la yema en el corte del patrón. Recuerda mantener los cámbium en contacto.
  4. Ata el injerto con rafia o cinta transparente, dejando que asome parte de la yema.
  5. A los 15 días, desata el injerto para evitar que los brotes se ahogen.
  6. ¡Injerte de yema realizado!

Otros injertos de cerezo con yema son el de parche o chapa, y el de injerto de chip.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html