El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte lanza su campaña 2021 bajo el lema “Este verano practica la Picotaterapia”. El objetivo es dar a conocer las propiedades saludables de la Picota del Jerte, de la que es imagen la divulgadora y nutricionista Marián García, más conocida como Boticaria García.

Boticaria García ha visitado el Valle del Jerte para conocer cómo se cultiva la Picota del Jerte. Ha tenido ocasión de reocoger sus propias picotas del Jerte. Y ha visitado una de las empresas inscritas en la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte. Allí ha podido conocer cómo se procesan y envasan picotas del Jerte en distintos formatos, para mercados nacionales e internacionales.

 

 

Picoterapia y propiedades saludables de la cereza 

 

La Picota del Jerte se cultiva de modo artesanal en explotaciones familiares y se recoge a mano. Es una fruta hidratante y rica en compuestos antioxidantes. Contiene vitaminas como C, B y A y minerales y oligoelementos como: hierro, calcio, fósforo, potasio, zinc, cobre, magnesio o cobalto. Estos componentes confieren a las cerezas propiedades remineralizantes y tonificantes para el organismo. Además, favorecen la circulación, por lo que también actúan sobre la celulitis.

La Picotaterapia es posible gracias al especial clima del Valle del Jerte. Permite conseguir una cereza beneficiosa para la salud. En ella se incluyen los más influyentes reguladores del ciclo sueño-vigilia: triptófano, serotonina y melatonina. Por una parte, el triptófano y la serotonina impulsan durante el día la actividad y el buen estado de ánimo. Por la noche, la hormona melatonina actúa como un excelente favorecedor del sueño.

Con altos con

Boticaria García Valle del Jerte Picotaterapia

tenidos tanto de flavonoides como de potasio, tienen poder diurético y depurativo. Además, son eficaces en la eliminación de líquidos. Por tanto, facilitan poder adelgazar sin riesgo de desequilibrio mineral. Asimismo, tienen la propiedad de atenuar la sensación de hambre. También hay que tener presente que sus ácidos naturales actúan como estimulantes de las glándulas digestivas. Y, al contener pectina –fibra vegetal soluble-, tienen  un efecto laxante.

También, gracias a su contenido en polifenoles ayudan a controlar la inflamación y por lo tanto el dolor, sobre todo en su zumo. También gracias a las antocianinas elimina

n el ácido úrico, y por todo ello tienen por tanto una acción analgésica y depurativa que se conoce y emplea desde tiempos del imperio romano.

Las Cerezas y Picotas del Jerte, gracias a su bajo contenido en grasas, su efecto aontioxidante, su citado poder antiinflamatorio y su acción de mejora sobre los niveles de colesterol ayudan a reducir ciertos niveles perjudiciales y contribuyen así a prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, gracias a su contenido de antocianos mejora la circulación ya que mejoran el estado de los vasos sanguíneos.

 

¡Este verano, práctica la Picotaterapia! 

  1. Hidratación
  2. Vitaminas
  3. Oligoelementos
  4. Minerales 
google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html