Cuánto produce un cerezo

El programa de Televisión Española España Directo ha estado recientemente en el Valle del Jerte, siguiendo el recorrido de sus afamadas cerezas del campo a la mesa, a lo largo de la cadena de valor del producto. El viaje comienza en plena finca de cultivo, con Ismael, agricultor de profesión que explica cómo se recoge esta fruta de máxima calidad.

La Cereza del Jerte sigue recogiéndose de modo tradicional, a mano. Normalmente, en el cesto típico de la zona, conocido como garabato, que los recolectores cuelgan del cuello. Recogen las cerezas de una en una, y con sumo cuidado, para evitar al producto todo tipo de daños y conseguir así que su vida útil sea más larga. De este modo, la Cereza del Jerte podrá conservarse durante más días y llegar a mercados lo más alejados posible de la zona de cultivo en el Valle del Jerte. Y, un dato curioso que aporta el recolector al programa: ¿Sabéis cuantos kilos de cereza puede recoger una persona? Pues entre 150 y 200 al día.

Son duras jornadas de trabajo, durante una campaña que se extiende de mayo a julio, dependiendo de la climatología, de cuándo llegue el fruto, de la cantidad de cerezas a recolectar y como haya ido la cosecha, en general.

Primero entran en el mercado las variedades más tempranas. En el Valle del Jerte se cultivan más de un centenar de tipos de cereza. De entre las certificadas por la DOP Cereza del Jerte, la Navalinda, es la primera que puede disfrutar el consumidor. Se distingue de las cerezas con más prestigio en el Valle del Jerte, las picotas, porque es la única variedad incluida en este sello de calidad que tiene rabito o pedúnculo.

En junio, llega la Picota del Jerte, un grupo de cuatro tipos de cerezas, más tardías, que maduran durante más tiempo en el árbol, una de las características que les confiere sus propiedades. Las distintas variedades de Picota del Jerte son: Ambrunés, Pico Negro, Pico Limón Negro y Pico Colorado.

La Picota del Jerte es una cereza sin rabito, ya que se queda prendido del árbol durante la recolección. Es una cereza autóctona del Valle del Jerte, más crujiente y sabrosa, y que tiene una vida útil mayor porque el orificio que une cereza y rabo queda perfectamente cicatrizado y permite a estas cerezas conservarse durante más tiempo y llegar a mercados europeos e incluso más lejanos.

Tras la recolección, los agricultores clasifican las cerezas, como explica en el reportaje de España Directo Lola. Hay que seleccionarlas por tamaño, para que el consumidor reciba un producto homogéneo. Y, del campo, a las cooperativas, donde de nuevo se realiza un proceso de calibrado y selección de las cerezas. Hay que garantizar que solo las mejores lleguen al mercado. Aquí los trabajadores vuelven a revisar que no haya cerezas con picaduras de pájaro o cualquier otro defecto. Se envasan y se envían directamente a los puntos de venta.

La Cereza del Jerte llega a fruterías y supermercados con el máximo frescor, ya que el tiempo que transcurre entre la recolección y el envío a puntos comerciales es muy pequeño: un día o poco más.

Y, por último, los usos culinarios de esta fruta, rica en minerales y con propiedades diuréticas, entre otras. Aunque la manera de aprovechar mejor sus nutrientes es degustarlas frescas, desde hace años la cereza es un producto clásico de la gastronomía, que se emplea tanto en platos dulces como salados. El programa España Directo presenta una rica receta con Cereza del Jerte para concluir su reportaje: Merluza rellena de cerezas.

Recetas como esta podrán degustarse en el Valle del Jerte hasta el 24 de julio en las XI Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota, en las que participan, con distintos menús, restaurantes de la comarca del Valle del Jerte.

Os dejamos el vídeo del reportaje de España Directo para que no perdáis detalle de cómo se está llevando a cabo la recolección de la Cereza del Jerte en la campaña 2016 para que llegue fresca y jugosa a todos sus consumidores.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html