Valle del Jerte en Fitur 2019

Madrid ha acogido un año más una de las principales ferias del sector turístico a nivel internacional. El Valle del Jerte ha estado en Fitur 2019, donde los visitantes han podido conocer la oferta turística del llamado valle de las cerezas.

La comarca en la que crecen nuestras afamadas cerezas y picotas del Jerte tiene mucho que ofrecer en cualquier época del año. En verano, además de unos paisajes increíbles, el visitante saboreará su fruto más conocido. Pero también en otoño e invierno se puede disfrutar con la gastronomía local. Destacan las setas, las castañas y la trucha. Sin embargo, uno de los mayores atractivos llega en primavera, con la floración de los cerezos.

La Diputación de Cáceres ha promocionado este año en Fitur 14 destinos de turismo sostenible en el norte de Extremadura. Coinciden con otros tantos planes territoriales. Entre ellos están los valles del Jerte, el Ambroz y la Vera. Los tres forman parte de la demarcación geográfica de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte.

El Valle del Jerte ofrece al visitante, según ha quedado patente en Fitur 2019, un destino de naturaleza, con la cereza como referencia agroalimentaria, cultural y de marca. Fuera del verano – cuando se celebra la Cerecera-, la Otoñada o la Floración son otras de las grandes citas.

La Vera, “Retiro Imperial”, alterna montañas, bosques, manantiales y mucha historia. El Monasterio de Yuste fue el lugar elegido por el emperador Carlos V para su retiro, según se evidenció en el encuentro.

La Diputación optó por el lema “biodiversidad habitable” para promocionar el Valle del Ambroz. Un concepto que sintetiza un entorno de pequeñas poblaciones en contacto con la naturaleza.

Las 14 regiones de turismo sostenible

Sin embargo, no solo ha estado presente el Valle del Jerte en Fitur 2019, con sus comarcas colindantes. La oferta del norte de Cáceres se completa, como han explicado desde la Diputación, con los planes territoriales de: Trasierra-Tierras de Granadilla; Valle del Alagón; Tajo-Salor-Almonte; Las Hurdes; Sierra de Montánchez y Tamuja; la Reserva de la Biosfera de Monfragüe; Campo Arañuelo; la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional; Miajadas-Trujillo, y el Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara. El recorrido paisajístico se culmina con la Sierra de Gata, formada por cinco valles y un rico patrimonio cultural y entorno natural.

Una propuesta de astroturismo para el Valle del Jerte en Fitur 2019

Además de ecoturismo, turismo sostenible o de naturaleza, el Valle del Jerte forma parte de la propuesta de astroturismo de la administración extremeña. En la feria internacional de turismo se presentó también la iniciativa “Red de Miradores Celestes”. Una apuesta por el turismo de estrellas de la Junta de Extremadura.

Tanto el Valle del Jerte como otros enclaves de la comunidad autónoma ofrecen lugares ideales para la observación del cielo nocturno. Se debe a la riqueza natural de la región, con un paisaje celeste que pocos entornos del planeta pueden igualar. Esto se acompaña de un buen clima, con pocos días con nubes, y de ausencia de contaminación lumínica.

El Gobierno regional ha puesto para ello en marcha la “Red de Miradores Celestes”, una red de paneles luminosos que permite interpretar el paisaje de estrellas y disfrutar de la observación astronómica. Estos dispositivos se están distribuyendo por la región y se han fabricado con piedra artificial para soportar condiciones climatólogicas extremas. Además, cuentan con un sistema energético basado en placas solares.

Esta red quiere completar la oferta de ecoturismo de las comarcas extremeñas y contribuir a preservar y dinamizar el territorio. Además del Valle del Jerte y El Ambroz, contarán con miradores el Parque Nacional de Monfragüe y entornos como: la Siberia, Campiña Sur, Olivenza, la Roca de la Sierra, Montánchez, La Cocosa, Don Benito, Higuera de la Real y la comarca de Tentudía.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI