El Valle del Jerte está compuesto por once municipios: Valdastillas , Tornavacas , Rebollar , Piornal, Navaconcejo , Jerte, El Torno, Casas del Castañar, Cabrero, Cabezuela del Valle y Barrado.  Os iremos hablando de todos ellos en el blog para que podáis preparar vuestras visitas al Valle del Jerte.

Comenzamos este repaso con Cabezuela del Valle, municipio de algo más de 2.400 habitantes, situado en pleno corazón del Valle del Jerte, y cuyo casco histórico está declarado Conjunto Histórico-Artístico. Lo componen calles angostas y empinadas que conforman la antigua Judería, donde la Calleja de la Cárcel o el Portal Viejo evocan aún el pasado medieval de esta localidad, que comenzó siendo un pequeño núcleo de población conocido como La Aldea.Panor__mica_de_Cabezuela_del_Valle_2

En el término municipal de Cabezuela del Valle se encuentran los restos del despoblado de Vadillo. Su calle principal transcurre paralela al río Jerte y se divide en tres tramos: la calle del Puente, la de la Plaza y la del Hondón, en cuyo extremo hay un crucero. Es aquí donde se encuentran los edificios más hermosos de Cabezuela del Valle. Son  casas de estructura muy similar, que exhiben escudos nobiliarios, símbolos, leyendas pías o anagramas.

Finalmente, destacan la Iglesia de San Miguel Arcángel (siglos XVI y XVIII), que se asienta sobre el solar donde en su día se encontraba la sinagoga de los hebreos, y varias ermitas de estilo barroco como las de Nuestra Señora de Peñas Albas, patrona de la villa; la de San Antonio, el Cristo de la Paz, San Felipe y Santiago.

Además, en Cabezuela del Valle se pueden visitar el Centro de Interpretación sobre el Agua y el Museo de la Cereza, una parada indispensable para saber más sobre el cultivo del cerezo, la Picota del Jerte y la importancia económica que tiene este producto en la zona.

También es posible disfrutar de varias piscinas naturales, como La Pesquerona, La Picaza o El Vao.

Podéis encontrar más información sobre Cabezuela del Valle en la página web de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte y rutas de senderismo que transcurren por sus inmediaciones en este blog. Os recomendamos aprovechar la Cerecera 2013 para esta visita al Valle del Jerte. Merece la pena.