El elemento que hace tan especiales y saludables a las picotas del Jerte es el entorno en el que crecen. La mejor manera de conocerlo es caminando, para disfrutar del paisaje. No importa la época del año. Por eso es habitual que os propongamos distintas rutas para conocer el Valle del Jete y de sus inmediaciones. En esta ocasión toca una ruta de alta montaña, de dificultad también alta: la ruta del Rebeco.

La Ruta del Rebeco recibe este nombre en homenaje al escalador de Tornavacas José Ángel Lucas, El Rebeco. Es circular, se parte de Tornavacas y se regresa al mismo pueblo, pasando por La Campana, El Turmal y El Torreón. La duración se estima entre 10 y 13 horas, según el recorrido.

 

Un recorrido circular con vistas espectaculares

Exiten varias alternativas para realizar la ruta. La que propone la Oficina de Turismo del Valle del Jerte sale de Tornavacas por el camio del Chorrillo hasta atravesar la N-110. Desde ahí se inicia la ascensión por el Arroyo de Don Pedro y el Llano de la Fuente. Se abandona a continuación la pista para entrar en la Dehesa del Cardal. En este tramo destacan los robles que el viajero encontrará a su paso y que van escaseando a medida que se asciende.

La siguiente punto es la Dehesa de la Campana y, posteriormente, el pico del mismo nombre (2.091 m), que se bordea por la vertiente abulense para llegar a un amplio collado. Luego se remonta la loma que culmina en El Turmal (2.315) y, a continuación, se avanza hasta la Portilla de Talamanca. Aquí se encuentra el paso más delicado de la travesía, trepando directamente por la cuerda y cambiando de vertiente para buscar en cada momento el mejor itinerario.

Se llega a los llanos de la cuerda del Calviterio, pico más alto de la región, y se sigue a continuación hacia el sur con destino a El Torreón (2.401), donde se encuentra el paso del Tranco del Diablo, que se supera por la vertiente de Tornavacas con facilidad.

A partir de aquí, comienza el descenso a Tornavacas, dirección Este hacia el asiento de la Plaza del Losar para continuar hasta las Lagunillas. Por la izquierda, se desciende por Regajo Grande y Los Cerrillares. Se avanza hacia Majacerezo, para encontrar la majada del Tejadillo, donde está la Cueva de Santiago León (El Covacha). Por trocha se llega a Llanominguez para tomar la pista que baja a las Becedas y las Longueras y, finalmente, por las Hoyuelas, a Tornavacas, entrando por la calle Real de Abajo.

Para acceder a las mismas cumbres, la oficina de turismo del Valle del Jerte propone otras dos rutas desde el Jerte y Candelario.

Sobre la experiencia de la ruta, podéis encontrar igualmente interesante esta entrada en Mundo Vertical.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html