¿Sabías que nuestros vecinos de Portugal tienen un licor similar al Kirsch que se prepara en el Valle del Jerte? En lugar de con cerezas, la Ginja se elabora con guindas. Este licor de guinda es típico de Lisboa, así que es el mejor lugar para probarlo. La popularidad de la Ginja de debe a que se considera “milagrosa” para todo tipo de enfermedades. Pero ojo, no hay que olvidar que es un licor.

La Ginja, es un tipo de aguardiente elaborado con base de guindas Morello y endulzado por una gran cantidad de azúcar.

 

El mejor sitio para catar Ginja

El bar A Ginjinha es el hogar tradicional del licor de guinda portugués. Abierto a mediados del siglo XIX, en 1840, lleva cinco generaciones en la misma familia. Es también conocido como Ginjinha Espinheira, el apellido de la familia que lo regenta. Ubicada al lado de la Plaza Rossio, en Lisboa, es fácil de localizar ya que siempre está abarrotada de turistas y clientes locales a la entrada. La zona, merece también una visita, ya que A Ginjinha s encuentra en el distrito de Baixa Lisboa, lleno de hoteles y restaurantes, que se caracteriza por ofrecer una representación de la arquitectura pombalina del siglo XVIII.

El licor de guinda se consume de dos maneras, que son también dos variedades: con o sin guinda. Las guindas rellenas de licor hacen que la bebida sea más o menos fuerte.

 

¿Podemos cocinar con Ginja?

Como sabéis, existen diferentes recetas que podemos preparar con el afamado Kirsch de cereza del Valle del Jerte. Lo mismo ocurre con el licor de guinda portugués. Os proponemos una receta, que, además, podéis hacer a partir de mayo con nuestras cerezas del Jerte.

 

Receta de tarta de cerezas y licor

Ingredientes
Para la base:
  • 12 tostadas integrales
  • 100 g de mantequilla
  • 40 ml de Ginja
Para la crema:
  • 500 g de yogur de vainilla
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 150 g de mascarpone
  • 40 g de azúcar glas
  • 40 ml de Ginja
  • 5 hojas de gelatina
  • 300 g de cerezas (a ser posible del Jerte)
  • Un puñado extra de cerezas para decorar

 

Elaboración
  • Trituramos las tostadas y las batimos con la mantequilla, ya fundida, y el licor.
  • Extendemos la masa obtenida en un molde desmontable.
  • Preparamos la crema, mezclando queso, azúcar, yogur, zumo de limón y la Ginja.
  • Disolvemos la gelatina, que hemos hidratado previamente, y la añadimos a la crema.
  • Dejar en el frigo hasta que se comienza a solidificar.
  • Lavamos, deshuesamos y cortamos las las cerezas. Las añadimos a la crema.
  • Extendemos la mezcla encima de la masa y la volvemos a colocar en el frigorífico, al menos un par de horas.
  • Desmoldamos con cuidado y la adornamos con las cerezas que nos hemos reservado.

¡Ya sólo nos queda disfrutar!

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html