cerezas con nata

Efectivamente, no solo las fresas pueden combinarse con nata para obtener un sabroso postre. ¡También las cerezas! Os proponemos cuatro recetas dulces que combinan cerezas con nata. Una forma de disfrutar de las cerezas frescas con su potente sabor, pero endulzándolas un poquito más.

 

Tiramisú de cerezas

Como las fresas con nata, esta receta es una variante del tiramisú de fresa.

 

INGREDIENTES

150 g de queso crema y nata a gusto.

60 g de cerezas deshuesadas y troceadas.

1 naranja.

50 g de azúcar blanco.

45 g de azúcar moreno.

37,5 g de harina.

1 huevo.

 

ELABORACIÓN

En primer lugar, precalentar el horno a 200 ºC.

Para elaborar el bizcocho, separar la clara y yema del huevo y montar la primera.

Batir las yemas con azúcar en otro recipiente hasta que aumenten de volumen y queden blancas.

Añadir la harina con levadura para obtener una crema sin grumos.  Incorporar la clara a punto de nieve con movimientos envolventes hasta obtener una masa homogénea.

Forrar una bandeja de horno con papel sulfurado y, con manga pastelera, crear tiras de 2 a 4 centímetros de ancho con la masa obtenida.

Cocinar en horno durante unos 13 minutos hasta que los bizcochos estén dorados. Retirar y dejar enfriar. También pueden emplearse bizcochos comprados.

Colocar el queso de untar y el azúcar en un bol. Con una batidora eléctrica mezclar. Para evitar que la mezcla quede muy espesa, añadir un poco de nata a gusto.

Colocar los bizcochos en otro recipiente y humedecer con zumo de naranja. Dejar reposar.

Trasladar los bizcochos al recipiente en el que se elaborará el tiramisú de cerezas y formar una base. Añadir las cerezas y una cucharada de queso cremoso.

Repetir el proceso hasta tener varias capas.

Para terminar, dejar en la nevera un mínimo de seis horas para que cuaje y decorar con un par de cerezas frescas.

 

Frutas con crema de cerezas

Una receta muy sencilla y refrescante.

 

INGREDIENTES
300 g de cerezas deshuesadas.

1 manzana.

1 pera.

300 ml de nata líquida.

Hojas de menta.

Leche.

 

ELABORACIÓN

Primero, lavar bien las frutas y trocear en un recipiente.

Para la salsa de cerezas, mezclar las cerezas con la nata y pasar por la batidora hasta lograr una crema homogénea. Añadir un poco de leche al gusto para aligerar.

Verter sobre el resto de la fruta y decorar con unas ramitas de menta.

Finalmente, endulzar con un poco de azúcar, al gusto.

 

Cerezas con gelatina y nata

La siguiente propuesta es muy sencilla de preparar, pero requiere tener en casa algunos ingredientes como la gelatina.

 

INGREDIENTES
1 sobre de gelatina de cereza

Unas 30 cerezas

100 g de azúcar blanco

Azúcar moreno

250 ml de nata para montar

 

ELABORACIÓN

Preparar la gelatina de cerezas siguiendo las instrucciones del fabricante.

Agregarle las cerezas troceadas y deshuesadas tras haberlas dejado macerando con un poco de azúcar durante una media hora.

Colocar en copas u otro recipiente similar, colocándolo de lado para que la gelatina se solidifique en diagonal.

Dejar endurecer en la nevera.

A continuación, preparar un poco más de gelatina (la mitad de la preparada en la primera ocasión) y mezclar con la nata (ya montada y con el azúcar añadido) para verter luego en las copas.

Por último, dejar enfriar en nevera y decorar para servir con cerezas frescas.

Cerezas con nata y vino

En este caso, os proponemos consulta resta estupenda receta publicada en nuestro blog. Puedes acompañar las cerezas al vino con nata en lugar de con helado.

 

¡Buen provecho!

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html