Cómo podar un cerezo. Algunos consejos en la mejor época para hacerlo

Podar un cerezo es una función indispensable para garantizar la buena salud del árbol y también que su producción sea regular. La época y el tipo de poda dependen tanto de la especie de cerezo como de las condiciones climáticas. Los cerezos recién cultivados o jóvenes requieren más cuidados y deben ser podados cada cierto tiempo. Pero la mejor época para podar un cerezo dulce ya maduro suele ser durante los meses de septiembre y octubre. Justo después de la recogida de fruta en verano.

En estos meses la savia sigue circulando por el árbol por lo que los cortes tienen una buena cicatrización. Esta poda de producción es esencial para sanear el árbol después de la fructificación, y retirar las ramas viejas y dañadas. También es necesaria para garantizar la entrada de aire y de luz de cara al invierno.

Las variedades muy productivas o auto fértiles requieren de una poda más intensa. Se deben despuntar las ramas excesivamente largas o altas y también los chupones que puedan salir en las ramas gruesas. Para aumentar el calibre de los frutos, se recomienda podar las yemas. De este modo, se reduce la producción del árbol pero aumenta el tamaño del fruto.

Ni en verano, ni en invierno

De noviembre a febrero, no es aconsejable podar un cerezo. Durante el invierno, la poca circulación de savia dificulta la cicatrización de los cortes favoreciendo la penetración de hongos e infecciones. Una de las enfermedades más habituales en los cerezos es la gomosis, o excesiva producción de goma, que se desarrolla fundamentalmente en estos meses. Por otro lado, tampoco es aconsejable podar un cerezo en verano ya que el árbol puede perder mucha agua debilitándose.

En los meses de febrero  y marzo, cuando el cerezo está a punto de florecer, es una buena época para realizar la poda de formación. De cara a la primavera, los cerezos ya vuelven a generar savia suficiente, lo que les permite cicatrizar los cortes.

Aunque existen diferentes tipos de poda de formación, su objetivo siempre es formar un tronco fuerte y una estructura arbórea que genere una buena producción lo antes posible. Además, con la poda de formación se pretende detener la altura del árbol para que entre en producción rápidamente. 

Junto con las podas de producción y formación, también se realizan las de rejuvenecimiento y limpieza. Se llevan a cabo a principios de otoño y primavera para sanear los cerezos.

Árboles imbatibles. Cómo elegir los frutales más resistentes

Para escoger adecuadamente los frutales más resistentes para tu jardín, debes tener en cuenta diferentes factores. En esta entrada, comentamos algunos de ellos.

Dependiendo del clima y las precipitaciones, los frutales pueden crecer fuertes y sanos, o caer en el intento. Piensa que, por ejemplo, las heladas pueden acabar repentinamente con tu producción. Es por ello que debes evitar las variedades tropicales, muy vulnerables al frío. Y también las especies que florezcan en las épocas de heladas.

Otro factor son las horas de frío que necesita cada especie, como en el caso del cerezo, que necesita un tiempo determinado a una temperatura determinada para florecer. También hay que tener en cuenta elementos como el viento. En zonas muy ventosas, los árboles pueden perder ramas o frutos, e incluso secarse. Si este es tu caso, debes elegir especies de frutales más resistentes al viento.

Otros fenómenos meteorológicos a tener en cuenta son la lluvia o el granizo, que pueden acabar con tu plantación de frutales.

Nuestro consejo, si no tienes tiempo para dar a tus frutales los cuidados necesarios, es que optes por crear un jardín con poco mantenimiento.

Melocotonero, horas de luz y suelos bien drenados

El melocotonero es de los frutales más resistentes a cualquier tipo de suelo, aunque sus favoritos son los profundos y bien drenados.

También son árboles muy resistentes al frío, sin serlo a las heladas. Y necesitan horas de luz para mejorar la calidad del fruto. Cuidado, porque una poda excesiva puede provocar insolación.

Manzano, indiferente al suelo y vulnerable a las heladas

El manzano es un frutal que puede desarrollarse en cualquier tipo de suelo. Independientemente de su pH o aridez. Es un frutal muy resistente al frío, aunque las heladas primaverales pueden dañarlo. Es proclive a tener distintas enfermedades y necesita estar resguardado del viento.

Peral, climas templados y sensible al viento

Esta especie de frutal de climas templados tolera bien el frío. Durante el reposo invernal, puede aguantar temperaturas de hasta -20ºC. Requiere de climas un poco más cálidos que el manzano, pero el verano excesivamente caluroso puede secar sus frutos. Durante la época de flor, es sensible al viento.

El cerezo, poco exigente y resistente al frío

El cerezo es uno de los frutales más resistentes al frío. De hecho, para tener una buena producción, este frutal necesita determinadas horas de frío al año. Durante sus primeros cinco años, el cerezo es un árbol vulnerable a las plagas, que requiere de ciertos cuidados. Pero, a partir de entonces, se convierte en un frutal poco exigente. Eso no significa que debas abandonarlo durante el año, ya que es recomendable podarlo y abonarlo para mejorar su
producción.

Cultivar cerezos en maceta. Plantación y cuidados

Cultivar cerezos en macetas es una buena alternativa para quien no dispone de un terreno y quiere disfrutar de este árbol. Además de ofrecer una deliciosa fruta en verano, el cerezo es una especie ornamental con flores llamativas en primavera. Es importante escoger bien la variedad que se va a cultivar. Son preferibles las enanas frente a las tradicionales, con ramas y troncos vigorosos. También es recomendable que sea una variedad autopolinizante, para que no requiera de otro cerezo para dar fruto.

Cultivo del cerezo en maceta

Las últimas semanas del otoño son la mejor época del año para cultivar el cerezo tanto en terreno como en maceta. Este árbol requiere de un clima frío y soleado, donde circule bien el aire pero sin ser un lugar muy ventoso.

Para cultivar cerezos en macetas el suelo empleado debe tener buen drenaje y ser aireado, poroso y calizo. El recipiente donde se vaya a plantar, debe tener como mínimo 20 cm de profundidad. Las semillas deben colocarse a casi 3 cm de profundidad y con una separación de 2 cm entre ellas. Las semillas se pueden germinar en un recipiente donde se le ofrezcan los cuidados necesarios y, posteriormente, trasplantarlas a una maceta. La alternativa más cómoda, aunque más cara, es comprar los brotes o un árbol joven.

Cuidados posteriores

Una vez que el cerezo esté plantado, es muy importante que reciba unos cuidados apropiados. A la hora de cultivar cerezos en maceta, debe tenerse en cuenta que esta especie no es muy exigente con el agua. Se debe regar única y exclusivamente cuando está seco, ya que no tolera la tierra empapada ni excesivamente seca. La mejor época para abonar el cerezo es en primavera y, el mejor material para hacerlo, es el compost doméstico.

Es importante aumentar gradualmente el tamaño del recipiente, ya que cultivar cerezos en macetas muy pequeñas puede frenar su desarrollo. Cada vez que se trasplante debe renovarse también el sustrato.

La poda es esencial para el crecimiento y la evolución de los frutales

Sirve para sanearlos y es importante para una buena producción. Hay dos épocas fundamentales para la poda del cerezo, una en marzo y otra al comenzar el otoño, tras la recogida de la fruta. Los cerezos no darán fruto hasta los cuatro o cinco años, dependiendo de la variedad.

Al cultivar cerezos en macetas también es importante protegerlos de las amenazas externas. Se debe procurar protegerlos de las heladas invernales con una capa de plástico o fibra de lana. En verano, por supuesto, deben protegerse contra los pájaros, para que no se lleven el fruto. Para evitarlo, lo mejor es emplear una red o malla que permita entrar el aire y la luz y que mantenga a los pájaros alejados.

Segunda edición del Festicam en el Valle del Jerte. ¡Apúntate!

El municipio de Rebollar celebra este año la segunda edición de Festicam, el Festival de Cultura y Artes del Movimiento. Los próximos 30 de septiembre y 1 de octubre el Valle del Jerte se llenará de movimiento en un evento con múltiples actividades para todos los públicos. El festival combina baile tradicional y moderno, con artes circenses y un toque de cultura urbana. Un cóctel de música y danzas para los bailarines más exigentes.

Durante la mañana del sábado día 30, el Festicam ofrecerá un taller de acrobacias, ofrecido por Vaya Theatre Circus de Portugal, que inaugurará una jornada de mucho movimiento. Además, los bailarines más atrevidos podrán probar la disciplina pole dance, o baile en barra americana, impartido por Be a Rainbow. A partir del mediodía del sábado, se celebrará un concurso de skateboarding para virtuosos del monopatín. También un concurso de bailes de salón y ritmos latinos. A las 13.00 h, los amantes de la música tradicional podrán disfrutar de un taller de jota extremeña de la mano de Chulumi.

Danzas del mundo en una tarde de sábado muy animada

A primera hora de la tarde, el centro Al-Qamar realizará un taller y exhibición de bollywood, la danza india por antonomasia. Le seguirá otro de danza africana, organizado por la Asociación Mandala. A las 17.00 h también se impartirá un taller de danza inclusiva en el que podrán participar personas con y sin diversidad funcional. Y, una hora después, será el momento de las danzas urbanas.

El artista Samuel Martí realizará un taller de animation, popping y bonebreaking. También se podrá disfrutar del espectáculo circense “Atempo” de la compañía Vaya Theatre Circus. Seguirá la exhibición de danza “Pieles” y la jornada terminará con el espectáculo “Las Expertas”, de la compañía circense y de flamenco en escena Albadulake.

Domingo de circo

El domingo, el festival abrirá con un taller de circo en familia, ofrecido por la compañía Gata Circense. Niños y adultos podrán aprender a realizar distintas prácticas circenses donde el deporte, la colaboración y el talento se dan la mano.

A las 12.00 h los finalistas del concurso de bailes de salón y ritmos latinos se disputarán el título de reyes del baile. Una hora después, el Maestro Sapo dirigirá el taller y muestra de capoeira, el deporte cultural brasileiro conocido en todo el mundo, cuya práctica es tan atractiva como exigente. El Festicam finalizará el primer día de octubre con el taller de Danza Española, que brindará la bailarina Sara López.

¡No te pierdas la oportunidad de disfrutar de todas estas actividades en el entorno natural que ofrece el Valle del Jerte en otoño!

¿Te atreves con todo? Recetas originales con cerezas

En este post transformamos algunos de los clásicos culinarios más populares en recetas originales con cerezas. Platos, ya de por sí diferentes, en los que siempre hay lugar para esta fruta.

Pizza con cereza y queso brie, ¡Mamma Mia!

Hay pisas más ligeras, y menos. ¡Atento a esta! Rúcula, queso brie y cerezas son los tres ingredientes fundamentales de una deliciosa receta de pizza baja en calorías. Sobre la masa ya horneada coloca queso brie y mozzarella, cerezas, piñones y cebolla caramelizada y devuélvela al horno. Después retírala y añádele la rúcula, aceite, sal y pimienta al gusto. Procura preparar esta receta con ingredientes frescos y naturales para que sea más sabrosa y saludable. Un plato sencillo y original.

Cerezas para pinchar en tus brochetas

Aprovecha tu maña con las brochetas para preparar recetas originales con cerezas. Las brochetas son ideales para presentar de entrantes y también como plato principal. Aquí te proponemos unas brochetas de pollo y cerezas estupendas a la vista y al gusto. Recomendamos que elijas filetes de pollo muy finos, que puedas enrollar sobre sí mismos para pincharlos fácilmente. Si lo prefieres, también existe una opción fría, apta para vegetarianos. Es la brocheta de lechuga, queso de cabra, nueces y cerezas. ¡Irresistible!

Berenjena rellena… ¡de cerezas!

La berenjena rellena es otro clásico de la cocina que no se prepara todos los días. Los tradicionales rellenos suelen ser de atún o carne picada. Pero existen otras recetas originales con cerezas, más atrevidas. Como la berenjena rellena de salsa de yogur y cerezas.

Mientras se asan las berenjenas, puedes aprovechar para preparar la salsa de yogur, a base de mostaza, yogur y queso de cabra. Después de rellenar las berenjenas, coloca por encima los trocitos de cerezas. Una mezcla suculenta.

Cerezas y sardinas en el mismo colchón

Además de con la carne, las cerezas también pueden fusionarse con el pescado. Una de las recetas originales con cerezas con la que sorprender a tus invitados es la coca de sardinas y cerezas. Aunque más elaborado, este plato es muy recomendable para amantes de la cocina y de la buena comida. Si quieres presentar a tus invitados un menú exquisito y con presencia, este es tu plato.

De postre, cerezas y algas

Las algas pueden ser tu gran aliado en la cocina para preparar recetas originales con cerezas. En este caso, te proponemos un abstracto de cerezas a base de mermelada, crumble y crema de queso. Un postre suave y sinónimo de éxito. Las algas kombu se emplean junto a las cerezas para hacer la mermelada, y las algas nori para decorar. Añade a tus recetas tradicionales este postre gourmet apto para todos los paladares.

1 2 3 4 5 99