El Valle del Jerte, conocido también como el Valle del agua, cuenta con distintas rutas de senderismo y parajes ideales para contemplar los paisajes que conforman el río Jerte, con sus gargantas, arroyos y piscinas naturales. Es el caso de Las Camellas.

Las Camellas se localiza en el término municipal de Barrado. En el curso fluvial de la Garganta del Obispo hay una presa que forma el conocido como «Embalse de las Camellas y Garganta del Obispo». Se construyó para el abastecimiento de agua de los pueblos de Gargüera, Casas del Castañar, Cabrero, Valdastillas y Barrado.

 

Piscinas naturales

Cercano a dicho embalse, aguas abajo, a escasos 1,5 kilómetros, se encuentra una zona natural de baños con numerosos charcos de distinta profundidad, conocida también como Las Camellas.

El Valle de la Garganta del Obispo se pobló muy pronto. De hecho, en el término municipal de Barrado hay numerosos restos vetones y romanos. Allí se localizó una tablilla que data de la época visigoda, la llamada Pizarra del Barrado, que recoge costumbres agrícolas, leyes, localidades y caminos de la época, muchos aún vigentes en la actualidad y que unían la población de Tejeda del Tiétar con el Valle del Jerte.

Las Camellas es uno de los muchos enclaves del Valle del Jerte en los que disfrutar de la red de arroyos y gargantas que alimentan el Valle del Jerte y que muestran que la unión del río y la comarca es tan fuerte que puede apreciarse en su propio nombre.

La lucha entre el río y los terrenos rocosos que recorre ha conformado a lo largo de milenios una red de intrincados laberintos, con espacios geográficos singulares, como las gargantas del Jerte.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html