Mujer practicando birdwatching

Estamos en tiempo de Cerecera en el Valle del Jerte, es decir, en plena recolección de cerezas. Es un buen momento para disfrutar de esta actividad centenaria y, aprovechar, para observar las aves que vuelan sobre la comarca. En esta ocasión, os proponemos una actividad de birdwatching en el Valle del Jerte, con los mejores lugares para disfrutarla.

La extraordinaria ubicación del Valle, su altitud o su clima son los responsables del la enorme diversidad que podemos encontrar. Cualquier época del año es buena para acercarse, pero es en primavera cuando encontraremos el mejor tiempo.

Para acercaros a la observación de aves, lo primero es hacerse con unos buenos prismáticos y, si además os gusta la fotografía, una cámara. También es importante elegir una guía de la zona. Y, finalmente un vehículo en el que poder desplazarse despacio hasta los lugares de observación, haciendo paradas intermitentes.

Ya que tenemos todo lo necesario, estas son nuestras propuestas. ¡Disfrutadlas!

 

El Puerto de Tornavacas

Situado en el extremo occidental de la Sierra de Gredos, a una altitud de 1.275 metros, es una de las entradas naturales al Valle del Jerte y uno de los lugares con las vistas más conocidas. En él nace el río Jerte. Se trata de un paso natural para las aves migratorias. Entre las aves que se pueden observar, destaca la alondra.

 

La garganta de los Infiernos

Es la joya natural del Valle del Jerte. Esta Reserva Natural cuenta con abundantes saltos de agua, arroyos, cascadas, piscinas naturales y grandes pozas, excavadas por la erosión circular del agua de los ríos. Así mismo, alberga a una gran cantidad de flora y fauna, incluidas varias especies en peligro de extinción. La lista de aves que podremos observar es interminable. Destacaremos el mirlo, la abubilla o el rabilargo. Rapaces como el águila real, el buitre leonado o el búho real. Y, aunque, desafortunadamente, cada vez es más escasa, la cigüeña negra. La Reserva posee además varios senderos marcados para facilitarnos el acceso.

 

El puerto de Honduras

Llegaremos por la CC-102, una larga carretera que asciende hasta los 1.400 metros. Rodeados de bosques y naturaleza de alta montaña, podremos observar rapaces, aves forestales y de matorral. Destacan dos buitreras próximas en la Garganta de los Buitres.

google-site-verification=3VgS77SlnRVi9TEYQ-5djZtZbrQCHNi_T33at7DnoUI google-site-verification: google2e614e24d00626ec.html