Rutas por el Valle del agua. Cascadas y gargantas del Jerte

Por su riqueza natural y sus parajes, la comarca del Jerte, también conocida como el Valle del agua, es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza. En verano existen excursiones y rutas por el Valle del Jerte en las que puedes refrescarte en sus zonas de baño y piscinas naturales. Te hablamos de algunas de las posibilidades del entorno. ¡Descubre rutas por el Valle del agua!

Ruta de Los Pilones (6,5 km ida).

Esta es una de las rutas por el Valle del Agua más populares para toda la familia. Discurre a lo largo de la reserva natural Garganta de los Infiernos, la más importante y de más caudal de la comarca. Lo más significativo es la sucesión de marmitas de gigante producidas por la erosión del agua sobre el lecho del río. Crean unas fosas naturales ideales para darse un baño y tomarse un descanso.

Ruta del puente de Los Papúos (2,3 km ida)

Este sendero corto y de baja dificultad lleva hasta el puente de Los Papúos y recorre la garganta del mismo nombre. Es otra de las rutas por el Valle del agua más populares y permite apreciar la riqueza hídrica de la comarca. La Garganta de Los Papúos atrae cada año a cientos de visitantes. Practican distintos deportes de aventura aprovechando los saltos y cascadas del río.

Ruta Cascada del Caozo (7,5 km circular)

La ruta de la Cascada del Caozo, que sale y regresa al municipio de Valdastillas, es pequeña y circular. Se puede realizar con niños y lleva hasta una de las cascadas más espectaculares del Jerte, la del Caozo, a la que también se llega en coche. En el descenso, se encuentra la piscina natural de la Garganta de Bohonal, ideal para un baño relajante antes de continuar el descenso.

Ruta Garganta La Puria (12 km circular)

Esta ruta va desde Rebollar hasta El Torno y circula a lo largo de la Garganta de La Puria. En este sendero, también apto para realizar con niños, podemos ver dos impresionantes cascadas, La Cola de Caballo y El Manto de la Virgen. Esta última cuenta con un mirador desde el cual se pueden apreciar las impresionantes vistas de esta cascada, a la que llegan también otras rutas por el Valle del agua.

Hacia la Sierra de Tormantos. Ruta de alta montaña en el Valle del Jerte

En las inmediaciones del Valle del Jerte existen varias rutas atractivas para los amantes de los circuitos de alta montaña. En este blog os hemos hablado de algunas de ellas, como la del Rebeco, en entradas anteriores. En este caso, os proponemos la ruta que, partiendo de Piornal se dirige a la sierra de Tormantos.

La ruta de la Sierra de Tormantos tiene un recorrido lineal, de unos 30 kiómetros, y puede realizarse en cerca de once horas. Durante este tiempo, el caminante se encontrará con desniveles que van de los 800 metros en ascenso, a los 1.500 en descenso.

La ruta de la Sierra de Tormantos recorre el altiplano piornalego siguiendo, durante los primeros kilómetros, la ruta de La Serrana. A continuación, y por la pista del pantano, se asciende hasta el pico Peñanegra, dejando éste a la izquierda para caminar por la ancha cuerda que divide el Jerte de La Vera.

La ruta hacia la Sierra de Tormantos discurre entre pastos de montaña y cervunales para llegar al pico de La Panera. Comienza después el descenso hacia el Puerto de las Yeguas por el Canchal Negro. Desde este puerto, sigue hacia Jerte por la ruta de Carlos V, pasado el puente Nuevo o de Carlos V.

Desde el Puente de Carlos V, la ruta de alta montaña de la Sierra de Tormantos se remonta hasta el Collado de las Losas. Un rápido descenso desde este enclave permitirá luego alcanzar el puente Largo, en Jerte, desde el Camino de Jarandilla.

Recorrido: Lineal
Duración: 10,5 horas.
Longitud: 30 km.

Senderismo. Ruta Cordel del Valle a Cuadrilleros

Una de las mejores actividades para disfrutar el Valle del Jerte es el senderismo. Con anterioridad os hemos hablado de varias de las rutas que podéis encontrar en los once municipios de la comarca del Valle del Jerte. En este caso, os hablamos de las distintas posibilidades que ofrece la Ruta Cordel del Valle a Cuadrilleros.

La Ruta Cordel del Valle a Cuadrilleros está muy vinculada a la actividad de la trashumancia, muy común en las zonas altas del Valle del Jerte. Este tramo de la vía pecuaria es uno de los más frecuentados por los ganaderos que practican esta actividad, especialmente los vaqueros abulenses que dirigen sus piaras de astados desde la serranía de Gredos a los riberos del Tajo, por las sierras meridionales de Tormantos, como la de San Bernabé, con poca altura y un bosque mediterráneo de encinares y pastos en muy buen estado de conservación. Este es uno de los encantos con los que se encontrará el caminante.

En concreto, la Ruta Cordel del Valle a Cuadrilleros arranca en el punto de la carretera N-110 en el que atraviesa la vía pecuaria, a un kilómetro del restaurante Regino, conocido por los ganaderos como la Venta Serafín. El recorrido está señalizado y avanza entre paredes de piedra, por lo que no hay riesgo de pérdida.

Avanzados seis kilómetros y medio, el cordel es atravesado por el camino antiguo de Plasencia a Gargüera, por el que pasa el GR 111, hoy día un tramo que ya no figura en la lista de senderos homologados. La señalización finaliza en la carretera Ex-203, que comunica Plasencia con la comarca de La Vera, vecina del Valle del Jerte, aunque la cañada continúa hacia Malpartida de Plasencia, Monfragüe y Trujillo.

Recorrido: Lineal
Salida: N-110. Km 392,3
Llegada: EX-203. km 6
Distancia: 9 km.
Tiempo estimado: 2 horas y 30minutos.
Dificultad: Baja

Senderos históricos del Valle del Jerte: La ruta PR-CC 03 de las Minas de Wolframio

Durante l II Guerra Mundial, el wolframio se convirtió en un mineral esencial para la industria militar. España lo exportó fundamentalmente a la Alemania nazi, generando una crisis diplomática con las potencias aliadas, y el Valle del Jerte fue una de las zonas de extracción. Conocido en la comarca como wólfram, esta materia prima supuso uno de los medios de subsistencia de los habitantes de Tornavacas durante el conflicto bélico. Existen varias explotaciones de este tipo en toda la comarca, aunque actualmente lo que puede verse son casi exclusivamente los restos de las excavaciones.

La Ruta PR-CC o de las Minas de Wolframio consituye todo un sendero histórico para apreciar los enclaves en los que se llevó a cabo la explotación del mineral, también conocido como tungsteno. La ruta comienza en la parte alta de Tornavacas, junto a la Fuente de los Mártires. Se asciendo luego por pista y, después, por una estrecha senda hasta llegar a una derivación que no posibilita subir al mirador Monte de la Cruz (dos kilómetros y medio, ida y vuelta).

Desde el punto anterior, la senda cruza un pequeño arroyo y pasa cerca de una antigua prospección, hasta salir al GR 10 para subir al Puerto de Tornavacas. Allí, este sendero histórico del Valle del Jerte, atraviesa la carretera y  lleva a una antigua mina: la de Santa Ana, donde se observan los restos del molino-machacadora y las viviendas de los encargados y el escribiente.

De retorno al puerto, hay que bajar por una senda paralela al arroyo Martidegundi, que, tras cruzar la carretara N 110, continúa por un camino cementado que lleva al punto de partida y final de esta ruta por uno de los senderos históricos del Valle del Jerte

Salida y llegada: Tornavacas
Longitud: 12,0 km
Tiempo estimado: 4 horas y 15 minutos.
Dificultad: Media
Desnivel : 630 m

La Ruta del Cerezo en Flor en el Valle del Jerte

Una de las mejores rutas para disfrutar del Valle del Jerte durante la floración es la conicida como Ruta del Cerezo en flor, que discurre por el sendero PR-CC02, y que también puede practicarse durante otras épocas del año.

La Ruta del Cerezo en Flor parte de Tornavacas por el sendero PR-CC 1 Carlos V y el GR 10. Este tramo inicial entra en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos y permite disfrutar de su singular paisaje hasta el kilómetro ocho. A esta altura, se alcanza el collado de Tierra Blanca o de las Losas y se deja el PR de Carlos V para bajar por camino hasta el Puente Sacristán.

Se cruza entonces la Garganta de los Infiernos y se continúa por una senda hasta el Puente de los Pilones, uno de los lugares más emblemáticos y espectaculares de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos: Pisicinas naturales formadas en la roca y conocidas como Marmitas de Gigante.

A continuación, la Ruta del Cerezo en Flor se sube hacia el Mirador del Chorrero de la Virgen y, sin salir del camino, se conecta con la GR 10, cerca de Jerte. Sin entrar al pueblo, la ruta pasa cerca del Centro de Reproducción de salmónidos – el cual puede constituir una parada interesante para el visitante – y lleva hasta el cruce con el PR Carlos V y, de allí, de nuevo al punto de inicio.

No obstante, todos los años, durante el periodo conocido como Primavera y Cerezo en Flor, se organizan distintas rutas guiadas por el Valle del Jerte para disfrutar de uno de sus estampas más singulares: Más de un millón de cerezos floreciendo y cubriendo de blanco el valle, un fenómeno natural que se acompaña de una celebración y conjunto de actividades declaradas de Interés Turístico Nacional. Es la Fiesta del Cerezo en Flor.

1 2 3 8