Rutas por el Valle del agua. Cascadas y gargantas del Jerte

Por su riqueza natural y sus parajes, la comarca del Jerte, también conocida como el Valle del agua, es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza. En verano existen excursiones y rutas por el Valle del Jerte en las que puedes refrescarte en sus zonas de baño y piscinas naturales. Te hablamos de algunas de las posibilidades del entorno. ¡Descubre rutas por el Valle del agua!

Ruta de Los Pilones (6,5 km ida).

Esta es una de las rutas por el Valle del Agua más populares para toda la familia. Discurre a lo largo de la reserva natural Garganta de los Infiernos, la más importante y de más caudal de la comarca. Lo más significativo es la sucesión de marmitas de gigante producidas por la erosión del agua sobre el lecho del río. Crean unas fosas naturales ideales para darse un baño y tomarse un descanso.

Ruta del puente de Los Papúos (2,3 km ida)

Este sendero corto y de baja dificultad lleva hasta el puente de Los Papúos y recorre la garganta del mismo nombre. Es otra de las rutas por el Valle del agua más populares y permite apreciar la riqueza hídrica de la comarca. La Garganta de Los Papúos atrae cada año a cientos de visitantes. Practican distintos deportes de aventura aprovechando los saltos y cascadas del río.

Ruta Cascada del Caozo (7,5 km circular)

La ruta de la Cascada del Caozo, que sale y regresa al municipio de Valdastillas, es pequeña y circular. Se puede realizar con niños y lleva hasta una de las cascadas más espectaculares del Jerte, la del Caozo, a la que también se llega en coche. En el descenso, se encuentra la piscina natural de la Garganta de Bohonal, ideal para un baño relajante antes de continuar el descenso.

Ruta Garganta La Puria (12 km circular)

Esta ruta va desde Rebollar hasta El Torno y circula a lo largo de la Garganta de La Puria. En este sendero, también apto para realizar con niños, podemos ver dos impresionantes cascadas, La Cola de Caballo y El Manto de la Virgen. Esta última cuenta con un mirador desde el cual se pueden apreciar las impresionantes vistas de esta cascada, a la que llegan también otras rutas por el Valle del agua.

Una ruta de senderismo para conocer Rebollar

De rebollar parte una de las rutas más interesantes del Valle del Jerte, que permite disfrutar de una de sus cascadas más singulares: La Garganta de la Puria, además de aprovechar un deporte como el senderismo para conocer Rebollar.

La Ruta de la Garganta de La Puria arranca en la carretera que va de Rebollar a El Torno. Por la estrecha carretera local se avanzan unos 800 metros en dirección a El Torno hasta encontrar una pista de cemento a mano izquierda, cobijada por la sombra de los robles.

Se camina entre fincas, que quedan a ambos márgenes del recorrido. Antes de llegar a la garganta y dejando a la derecha una casa de campo, se toma un desvío a la izquierda que baja entre parcelas de cerezos.

A pocos metros, se sale a una carretera asfaltada, para dirigirse luego a la derecha y tomar, después, el primer desvío a la derecha, justo antes de cruzar la garganta por un pequeño puente.

Se puede hacer un primer alto en el camino en el merendero de La Puria, rodeado de alisos y vegetación de ribera, antes de salir de nuevo a la carretera para seguirla hacia la izquierda durante un largo tramo. Se camina ahora entre cerezos y ciruelos en esta ruta de senderismo para conocer Rebollar y su entorno.

Después de cruzar un puente se llega de nuevo a la carretera a Rebollar (N-110), a la altura de una curva cerrada. Se sigue a la izquierda durante 80 metros para desviarse por un camino de cemento, que sale a la izquierda, con fuerte pendiente.

Dejando a la izquierda el camino que se dirige a la depuradora, se continúa en ascenso hacia el pueblo de Rebollar, para terminar esta ruta de senderismo par conocer Rebollar en el mismo pueblo donde empezó.

Salida y llegada: Rebollar
Dificultad: baja
Recorrido: 6 km
Tiempo: 2 horas

Descubriendo la Garganta de la Puria en el Valle del Jerte

La Garganta de la Puria, en tiempos conocida como Garganta de la Furia, es una de las más caudalosas y hermosas de las muchas que recorren el Valle del Jerte. Cuenta con varias casadas y destacan a lo largo de su recorrido paisajes como Las Vaquerizas, que alberga antiguas chozas de piedra construidas por los cabreros locales para protegerse de las inclemencias del tiempo mientras llevaban al ganado al monte.

La Garganta de la Puria constituye una de las corrientes de agua más importantes de las que engrandece el caudal del río Jerte, de unos 70 kilómetros de longitud y que nace en Tornavacas. Junto a la Garganta de la Puria, destacan otras gargantas jerteñas como San Martín, Becedas, Papúos, Los Infiernos, Buitres, Honduras, Bohonal, etc.

Ubicada en la localidad de Valdastillas, la carretera que une los pueblos de El Torno y Rebollar es la mejor forma de acceder a la Garganta de la Puria. Otra forma de disfrutala es a través de distintas rutas de senderismo, destacando la Ruta de la Garganta de la Puria.

Esta ruta es circular: sale del pueblo de Rebollar y regresa a esta misma localidad. El senderista recorre unos tres kilómetros durante un tiempo aproximado de dos horas. La Ruta de la Garganta de la Puria es apta para cualquier tipo de caminante puesto que, con un desnivel de 200 metros en subida y bajada, tiene una baja dificultad.

Hay que destacar también que esta ruta, que cuenta con un merendero, discurre entre cerezos, por lo que la floración del cerezo y la cerecera – tiempo de recogida de las cerezas que suele comenzar en mayo- son dos buenas épocas para planificar un viaje al Valle del Jerte para disfrutar de esta ruta.

Senderismo en el Valle de la Picota del Jerte

El Valle de las Picotas del Jerte es rico en rutas de senderismo. En una entrada anterior, “Caminando entre los cerezos del Jerte”, hablamos de algunas de rutas como la del Camino Real, la del Convento, la de la Cascada del Caozo o la de la Era de San Bernabé.

En esta entrada, y aprovechando que mayo es un mes excelente para pasear por el Valle del Jerte, os hablaremos de otras cuatro rutas:

rutacarlosVLa Ruta de Carlos V parte de Tornavacas para llegar a Jarandilla de la Vera. Sigue el recorrido iniciado por el emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos años.

Supera los 25 kilómetros y tiene una duración de nueve horas, con una dificultad media-alta. El desnivel es de 860 metros (subida) y 1.125 metros (bajada). El recorrido se inicia en las inmediaciones de la ermita del Cristo del Humilladero y transcurre paralelo al río Jerte, entre bosques de robles. Algunos de sus atractivos son el Puente Nuevo o de Carlos V, la Garganta del Collado de las Yegüas o el Puerto de las Yegüas.

La Ruta de la Ermita de Santa María discurre por Tornavacas. Son tres kilómetros que se recorren en una hora y cuarto y la ruta tiene una dificultad baja, con un desnvel de 100 metros (subida y bajada). Sale de la Plaza del Ayuntamiento rumbo a la garganta de San Martín, que se atraviesa por el puente de Llanacaozo. El senderista podrá contemplar los restos de la ermita de Santa María y del Cristo y el Rollo o Picota Medieval. El recorrido termina callejeando entre casas solariegas, pasando por la Puentecillla, sobre la Gargantilla del Cubo, adornada con un templete del siglo XVIII.

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Ruta de la Garganta de la Puria es circular: sale de Rebollar y llega al mismo pueblo. Son seis kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de dos horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Transcurre entre cerezos y cuenta en el merendero de la Puria con un área excelente para un descanso.

La Ruta de las Juderías recorre 14 kilómetros desde Cabezuela hasta Gargantilla y su duración es de seis horas y media. El desnivel es de 950 metros (subida) y 800 metros (bajada).  Esta ruta se inicia junto a un puente de origen romano y sube por el camino de los Callejones hasta toparse con la garganta de Honduras. También atraviesa la garganta de Cuevamelón. Puede apreciarse una panorámica del Valle de Ambroz y las Tierras de Granadilla, con las sierras de las Hurdes y Gata al fondo. También atraviesa la Garganta de las Buitreras.

Haz senderismo en el Valle de la Picota del Jerte

El Valle de las Picotas del Jerte es rico en rutas de senderismo. En una entrada anterior, “Caminando entre los cerezos del Jerte”, hablamos de algunas de rutas como la del Camino Real, la del Convento, la de la Cascada del Caozo o la de la Era de San Bernabé.

En esta entrada, y aprovechando que mayo es un mes excelente para pasear por el Valle del Jerte, os hablaremos de otras cuatro rutas:

rutacarlosVLa Ruta de Carlos V parte de Tornavacas para llegar a Jarandilla de la Vera. Sigue el recorrido iniciado por el emperador Carlos V hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos años.

Supera los 25 kilómetros y tiene una duración de nueve horas, con una dificultad media-alta. El desnivel es de 860 metros (subida) y 1.125 metros (bajada). El recorrido se inicia en las inmediaciones de la ermita del Cristo del Humilladero y transcurre paralelo al río Jerte, entre bosques de robles. Algunos de sus atractivos son el Puente Nuevo o de Carlos V, la Garganta del Collado de las Yeguas o el Puerto de las Yegüas.

La Ruta de la Ermita de Santa María discurre por Tornavacas. Son tres kilómetros que se recorren en una hora y cuarto y la ruta tiene una dificultad baja, con un desnvel de 100 metros (subida y bajada). Sale de la Plaza del Ayuntamiento rumbo a la garganta de San Martín, que se atraviesa por el puente de Llanacaozo. El senderista podrá contemplar los restos de la ermita de Santa María y del Cristo y el Rollo o Picota Medieval. El recorrido termina callejeando entre casas solariegas, pasando por la Puentecillla, sobre la Gargantilla del Cubo, adornada con un templete del siglo XVIII.

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Garganta de La Puria. Foto: Amar Extremadura

La Ruta de la Garganta de la Puria es circular: sale de Rebollar y llega al mismo pueblo. Son seis kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de dos horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Transcurre entre cerezos y cuenta en el merendero de la Puria con un área excelente para un descanso.

La Ruta de las Juderías recorre 14 kilómetros desde Cabezuela hasta Gargantilla y su duración es de seis horas y media. El desnivel es de 950 metros (subida) y 800 metros (bajada).  Esta ruta se inicia junto a un puente de origen romano y sube por el camino de los Callejones hasta toparse con la garganta de Honduras. También atraviesa la garganta de Cuevamelón. Puede apreciarse una panorámica del Valle de Ambroz y las Tierras de Granadilla, con las sierras de las Hurdes y Gata al fondo. También atraviesa la Garganta de las Buitreras.