Rutas por el Valle del agua. Cascadas y gargantas del Jerte

Por su riqueza natural y sus parajes, la comarca del Jerte, también conocida como el Valle del agua, es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza. En verano existen excursiones y rutas por el Valle del Jerte en las que puedes refrescarte en sus zonas de baño y piscinas naturales. Te hablamos de algunas de las posibilidades del entorno. ¡Descubre rutas por el Valle del agua!

Ruta de Los Pilones (6,5 km ida).

Esta es una de las rutas por el Valle del Agua más populares para toda la familia. Discurre a lo largo de la reserva natural Garganta de los Infiernos, la más importante y de más caudal de la comarca. Lo más significativo es la sucesión de marmitas de gigante producidas por la erosión del agua sobre el lecho del río. Crean unas fosas naturales ideales para darse un baño y tomarse un descanso.

Ruta del puente de Los Papúos (2,3 km ida)

Este sendero corto y de baja dificultad lleva hasta el puente de Los Papúos y recorre la garganta del mismo nombre. Es otra de las rutas por el Valle del agua más populares y permite apreciar la riqueza hídrica de la comarca. La Garganta de Los Papúos atrae cada año a cientos de visitantes. Practican distintos deportes de aventura aprovechando los saltos y cascadas del río.

Ruta Cascada del Caozo (7,5 km circular)

La ruta de la Cascada del Caozo, que sale y regresa al municipio de Valdastillas, es pequeña y circular. Se puede realizar con niños y lleva hasta una de las cascadas más espectaculares del Jerte, la del Caozo, a la que también se llega en coche. En el descenso, se encuentra la piscina natural de la Garganta de Bohonal, ideal para un baño relajante antes de continuar el descenso.

Ruta Garganta La Puria (12 km circular)

Esta ruta va desde Rebollar hasta El Torno y circula a lo largo de la Garganta de La Puria. En este sendero, también apto para realizar con niños, podemos ver dos impresionantes cascadas, La Cola de Caballo y El Manto de la Virgen. Esta última cuenta con un mirador desde el cual se pueden apreciar las impresionantes vistas de esta cascada, a la que llegan también otras rutas por el Valle del agua.

Paisajes naturales del Valle del Jerte: Valdastillas y Barrado

Distintas rutas de senderismo recorren la comarca del Valle del Jerte. Son una de las mejores formas de disfrutar de los paisajes naturales del Valle del Jerte. En esta ocasión os proponemos dos: La ruta de la Cascada del Caozo y la del Robledal de la solana.

Ruta de la Cascada del Caozo

La ruta de la Cascada del Caozo o SL 32 se extiende a lo largo de siete kilómetros, que se recorren en dos horas y media. Tiene una dificultad baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada) y parte de Valdastillas por la carretera que baja a la Agrupación de Cooperativas, donde el viandante encontrará la primera señal de inicio de la ruta.

Dejando a la derecha el camino de la piscina, se llega al puente de la piscina de Bohonal. Se continúa a la derecha por un camino de cemento, para seguir ganando altura entre fincas separadas por muros de piedra.

Nada más comenzar el descenso, se continúa de nuevo a la derecha por una pista. El caminante podrá disfrutar ahora de algunos de los cultivos típicos de la zona y de los paisajes naturales del Valle del Jerte, avanzando entre plantaciones de olvio, vides, frutales y cerezo, hasta llegar de nuevo a una carretera asfaltada.

Se continúa a la derecha por otra pista asfaltada, dejando luego a la izquierda un desvío para asomarse al valle de la garganta. Se pasa junto a un estanque y se continúa por carretera. Más adelante, se deja atrás otra carretera que surge por la izquierda.

En el punte de la Cascada del Caozo, se podrá apreciar ya la belleza de esta cascada, entre las más populares del Valle del Jerte y otro de los paisajes naturales del Valle del Jerte.

Tras otro tramo por carretera, se llega a la N-110, que sube a Piornal. Tras unos metros se toma a la derecha por otra pista y se pasa junto a un estanque para continuar disfrutando de la naturaleza, entre tierras de cultivo y robledal.

Tras cruzar el robledal, por una estrecha vereda señalizada, se llega a otra pista de cemento que, siguiendo hacia la derecha, de nuevo conduce al caminante entre cerezos. Tras andar 250 metros, se abandona la pista por la izquierda.

Ya en descenso se llega hasta la piscina natural de la Garganta de Bohonal. Allí arranca otra pista en la que se deja a mano derecha la garganta.

De regreso a la carretera en la que se inició la ruta, se camina hacia la izquierda para adentrarse de nuevo en Valdastillas.

Salida y llegada: Valdastillas
Dificultad: baja
Recorrido: 7km
Tiempo: 2,3 horas

 
La ruta del Robledal de la solana

En la carretera de salida de Barrado hacia Cabrero comienza, con la primera señalización, esta ruta. En carretera, se toma el camino que conduce a Cabrero por el puerto del Rabanillo. Es una calleja empredrada y en descenso en la que se van dejando atrás varios desvíos, hasta atravesar un puente sobre la Garganta del Obispo.

El camino asciende internándose en una pequeña calleja hasta las últimas fincas. Tras un corto robledal donde la vegetación suele cubrir el camino y se puede hacer un alto para disfrutar de otro de los paisajes naturales del Valle del Jerte, se llega al puerto de Rabanillo. Se sigue a la izquierda por pista, sin tomar ninguno de los desvíos que van apareciendo.

Tras una puerta de hierro, se pasa por la majada del Bullón y, tras cruzar un tramo de bosque, el caminante puede recrearse con otro de los singulares paisajes naturales del Valle del Jerte: Las llanuras del Tiétar.

Se llega luego a la casa del guarda, donde aparecerá un roble de gran tamaño, catalogado como árbol Singular de Extremadura. La ruta continúa por una pista que baja a la izquierda de la casa y se continúa en descenso.

Tras pasar un estanque, hay que desviarse a la izquierda por otra pista, que desciende hasta otra puerta de hierro y, de nuevo, una pista, mejor pavimentada.

A la izquierda dejaremos una fuente con pilón para salir esta vez a una pista de cemento. Se continúa a la izquierda unos 150 metros y, otra vez, a la izquierda en el siguiente desvío. La ruta avanza hacia un pueblo que se ve a lo lejos, dejando un albergue a la derecha.

El caminante llega entonces a un puente y de allí parte a la izquierda por un camino empedrado (Camino de la Cuesta) hacia el pueblo de Barrado. La ruta termina en el mismo lugar donde empezó.

Salida y llegada: Barrado
Dificultad: media
Recorrido: 3,5 km
Tiempo: 5 horas

Caminando entre los cerezos del Valle del Jerte

valle_jerte_cerezos_floración_panoramicaEl Valle del Jerte ofrece a sus visitantes múltiples posibilidades de ocio. Sus rutas de senderismo son una de ellas. Al menos doce podrán encontrar los apasionados de esta actividad en el valle en el que se producen las Picotas del Jerte. Son: la Ruta de Carlos V, la Ruta del Camino Real, la Ruta de las Juderías, la Subida a los Pilones-Puente Nuevo, la Ruta de la Ermita de Santa María, la Ruta del Convento, la Ruta de Caozo, la Ruta de la Solana, la Ruta de la Garganta de la Puria, la Ruta de la Era de San Bernabé, la Ruta de Fuente Regajo, la Ruta de la Garganta de las Nogaleas.

Os iremos hablando de todas ellas en este blog, pero, aprovechando que se acerca la Semana Santa y que coincidirá con el momento de apogeo de la floración de los cerezos, os mostramos algunos de los paseos que podéis hacer para disfrutar de la la floración.

La Ruta del Camino Real sale de Navaconcejo y llega al Piornal. Son  unos10 kilómetros, que se recorren en tres horas y cuarto. El desnivel es de 725 metros (subida). Esta ruta cruza los cerezales del Jerte a través del camino de los Sotillos, para adentrarse después en el valle de la garganta Bonal. El accidente geográfico se cruza a través del Puente de los Molinillos, dominado por el espectacular Salto de agua del Calderón. Al final de este recorrido podrás contemplar una espectacular panorámica del Valle del Jerte. Podéis encontrar más información en Viajarporextremadura.com y unas buenas fotos de la ruta en otoño en El rincón de Sele.

La Ruta del Convento trascurre por Cabezuela. Tiene una dificultad baja, con un desnivel de 140 metros (subida y bajada). Sus 3,5 kilómetros se recorren en una hora y cuarto. Se inicia en el Puente Romano y cruza el río Jerte. Discurre entre fincas de cerezos, con buenas vistas del Caserío de Cabezuela. El senderista también se encontrará con la garganta de Honduras. Podéis seguir informándoos en la web de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte o en Elmejorsendero.com.

La Ruta Cascada del Caozo se extiende a lo largo de siete kilómetros, que se recorren en dos horas y media. Tiene una dificultad baja, con un desnivel de 200 metros (subida y bajada). Parte de Valdastillas, por la carretera que baja a la Agrupación de Cooperativas. El senderista caminará entre cerezos, olivos, vides y frutales para encontrarse la Cascada del Caozo y la piscina natural de la garganta de Bonal. Podéis ver fotos y un plano en Angiguaposada.com.

La Ruta de la Era de San Bernabé. Se inicia y termina en Casas del Castañar, municipio que acogerá los actos de clausura de la Fiesta del Cerezo en Flor. Son 10,5 kilómetros, que pueden recorrerse algo más de tres horas. La dificultad es baja, con un desnivel de 350 metros. Este paseo discurre entre cerezos, robles y castaños. En el paraje de La Cañada, de hecho, el caminante se encontrará con ejemplares de estos dos frutales. En la era de San Bernabé disfrutará unas magnificas vistas del pantano y la ciudad de Plasencia.

Además, están programadas distintas rutas senderistas dentro del programa de actividades del Cerezo en Flor 2013.