Seis recetas de postres con Cerezas o Picotas del Jerte

La cereza es dulce, tiene propiedades muy saludables para el organismo, elimina toxinas y no engorda porque casi no tiene calorías. ¿Qué mejor ingrediente para animar tus postres? Para llevar una nota de color a tus menús, te dejamos seis ideas de postres con cerezas que están al alcance de la mayoría de las habilidades culinarias.

  • Yogur con fresas y cerezas. Empezamos por lo más sencillo, pero también por lo más sano dentro de los postres con cerezas. Una receta rápida y rica que la usuaria macarenadealba comparte en la comunidad CookPad. Con dos yogures, cerezas del Jerte, fresas y un poco de queso crema, y un rato de cocción, tendremos un dulce vistoso con el que sorprender.
  • Tartaletas de cerezas. Toda una tradición entre los postres con cerezas, recomendamos la versión del blog Gurmé, de la edición sevillana del diario ABC. Se trata de unas jugosas tartaletas aderezadas con salsa de cerezas. La receta explica cómo hacer la masa en nuestra propia casa, pero si nos parece demasiado complicado, en cualquier supermercado podremos encontrar bases de tartaletas que nos facilitarán la vida.
  • Clafoutis. No solo la gastronomía española tiene postres con cerezas. Aquí teneis la clafoutis, una tarta originaria de la región de Limousin, en Francia, que combina nuestra fruta preferida con una masa similar a la de las crepes. Tiene la peculiaridad de hornear las cerezas, dándoles un cambio de textura que seguro que os sorprenderán. La receta se publica en el imprescindible blog Gastronomía & Cía.
  • Pudin de cerezas. Y de la tradición francesa nos vamos a la anglosajona, también muy rica en postres con cerezas. Este pudin de pan es ideal para aprovechar los restos de bollería que tengamos por casa y las cerezas o picotas del Jerte que ya estén muy maduras, dándoles una segunda oportunidad en la mesa. La propuesta del blog Recetín es sencilla y solo requiere paciencia con el horno y ganas de comer algo rico.
  • Mousse de cerezas con glaseado de chocolate. Hace unos días ya os dábamos unos consejos para hacer mousse, toda una referencia entre los postres con cerezas. Pero no podemos resistirnos a compartir también esta receta del blog Bavette, que ya tiene unos añitos, pero no pasa de moda. Combina las cerezas con chocolate y merengue italiano para una mousse que alegrará el paladar.
  • Tarta clásica de Picotas del Jerte. Terminamos con un gran clásico de los postres con cerezas, la tarta de Picotas del Jerte, en la versión que nos regala Directo al Paladar. Aunque su aspecto impresione, la receta no es difícil si la hacemos con masa quebrada precocinada. Y además, es un dos por uno, ya que en las primeras líneas tenéis también las instrucciones para hacer mermelada de cerezas. ¡Que aproveche!

Recetas veganas con cerezas. Sabor sin productos de origen animal

Las cerezas y picotas del Jerte son un gran apoyo para muchos platos. Dado su alto contenido en vitaminas, fibra y sus propiedades antioxidantes, son un buen añadido para cualquier dieta y, muy especialmente, para la de las personas que eligen una alimentación sin productos de origen animal. En esta entrada, compartimos algunas recetas veganas con cerezas.

 

Ensalada de canónigos y cerezas

INGREDIENTES
1 bolsa de canónigos
2 cebollas tiernas (o cebolletas)
300 gramos de cerezas del Jerte

ELABORACIÓN

Esta es  una propuesta de Cookpad, una ensalada original y rápida de preparar, que nos sacará de un apuro en cualquier comida. Algo sencillo entre las recetas veganas con cerezas.

Como siempre, empezamos por lavar las cerezas. Podemos quitarles el hueso si queremos que sean más fáciles de comer, o dejárselo para irlas saboreando una a una en la ensalada.

Picamos la cebolla (o cebolleta) en juliana, es decir, en láminas finas, y la reservamos. Un truco: si queremos que no repita, podemos dejarla reposar durante media hora en un recipiente con vinagre.

Lavamos también los canónigos, pues es recomendable, aunque la bolsa indique lo contrario. Mezclamos todo en un bol y aliñamos con aceite, vinagre y sal al gusto.

 

Ensalada de cerezas, manzanas y nueces
Esta propuesta es una adptación vegana de una receta de Diana González en Kiwilimón.

INGREDIENTES

3 manzanas rojas o verdes
1/2 taza de nueces
Media lechuga
300 gramos de cerezas1/2 taza de cerezas deshidratadas
Media cebolla

Para el aliño:
1 cucharada de miel
2 cucharadas de vinagre de manzana
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

ELABORACIÓN
Las ensaladas son las reinas de las recetas veganas con cerezas, y también de la relación esfuerzo-sabor en la cocina. En este caso, empezamos por lavar, secar y picar bien la lechuga, cortar la cebolla en daditos y lavar las cerezas (deshuesándolas o no, según nos apetezca o según el tiempo que tengamos).

Pelamos las manzanas y las cortamos también en dados pequeños. Y machacamos las nueces en un mortero para reducirlas a trozos pequeños. Todos estos ingredientes los mezclamos en un bol.

Solo queda prepara en aliño. En un bote con tapa (o en un tazón grande) añadimos el aceite, el vinagre de manzana, la sal y la pimienta. Agitamos (o batimos con unas varillas) hasta tener una salsa consistente y aliñamos la ensalada con ella. ¡Buen provecho!

 

Ideas para postres veganos

Pero no solo de ensaladas vive el vegano. Si tenéis tiempo y ganas de cocinar, podéis probar estas recetas veganas con cerezas, dos postres sin ningún producto de origen animal.

Coca vegana de San Juán. Una tarta tradicional de Cataluña, adaptada por el blog Recetas Veganas, y Tarta de cerezas vegana. Sin leche ni queso, tan habituales en las recetas de postres, también podemos preparar una riquísima tarta de cerezas del Jerte. Nos lo explican en La Cazuela Vegana.

Salsa de cerezas, una sorpresa en el plato

Las cerezas y picotas del valle del Jerte son un alimento nutritivo y sano que no necesita grandes preparaciones. Un lavado suave es lo único que realmente hace falta para ponerlas en la mesa y disfrutar de ellas en cualquier momento del día. Pero no es esta, ni mucho menos, la única forma de comerlas. Cuando el paladar pide sorpresas, podemos recurrir a una rica salsa de cerezas.

Las salsas de cerezas pueden animar un postre con un relleno dulce, pero sin excesivas calorías. En Cookpad, por ejemplo, podéis encontrar una receta muy sencilla de preparar, una crema que servirá para completar bizcochos y tartas… o simplemente para untar en una tostada de desayuno:

INGREDIENTES

16 Cerezas del Jerte
5 cucharadas de azucar moreno

4 cucharadas de agua

2 yemas de huevo

 

ELABORACIÓN

Lo primero es lavar las cerezas y quitarles el hueso. Si os da pereza, existen deshuesadores en el mercado por entre ocho o diez euros, o podéis recurrir a trucos para deshuesar cerezas que hemos comentado en otras entradas. A continuación, se colocan en una cazuela con el azúcar moreno y el agua, y se deja que lleguen a ebullición a fuego muy lento. Es importante tener paciencia para que no se evapore el líquido demasiado rápido.

A continuación, se añaden las dos yemas de huevo y se tritura la mezcla con la batidora, un robot de cocina o con un tenedor. Se corrige el punto de azúcar y ya está lista la salsa de cerezas para usar.

 

Pero no todo van a ser dulces. Aunque a los más conservadores en cuanto a gustos pueda sorprenderles, una salsa de cerezas va estupenda con la carne de cerdo, especialmente con las piezas más jugosas, como el secreto o el solomillo. Os sugerimos, por ejemplo, una receta de presa ibérica con salsa de cerezas del blog  Ni mata ni engorda.

 

INGREDIENTES

1 kilo de presa de cerdo ibérico
300 gramos de Cerezas del Jerte
1 vaso de vino tinto
1 vaso de caldo de carne
Harina
Aceite de oliva
Azúcar
Sal

 

ELABORACIÓN

Para preparar la salsa de cerezas, hay que recurrir a un método muy parecido al anterior. Deshuesar las picotas o cerezas y colocarlas en una cazuela junto al vaso de vino tinto y al de caldo de carne. Se añade luego una cucharada de postre de azúcar, y se deja que todo se cocine durante unos 15 minutos, a fuego medio, para que se evapore el alcohol.

Justo antes de retirar del fuego la salsa de cerezas, se añade, poco a poco, una cucharada sopera de harina sin dejar de remover, para darle consistencia. Después se pasa la mezcla por la batidora, se cuela y se reserva.

Es el momento de la carne, con la que no hay que complicarse mucho. Una buena pieza de presa ibérica tiene suficiente con un poco de sal, una gota de aceite y una plancha bien caliente. Se pasa hasta que esté al gusto y se serve recién hecha, con la salsa de cerezas a parte, para que cada comensal añada la que deseé. Como acompañamiento, unas patatas fritas o asadas completan un plato excelente.

Son solo un par de ideas, que muestran la versatilidad de la salsa de cerezas en la cocina. Con imaginación y un poco de maña, las cerezas y picotas del Jerte puede alegrar gran cantidad de platos.

Batidos detox de cerezas: fruta dentro, toxinas fuera

Los batidos detox son cada día más populares por el efecto que tienen sobre nuestro organismo. Son una buena forma de saciar el gusanillo con un alimento bajo en calorías y que ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en el organismo. Y los batidos detox de cereza, dadas las propiedades de esta fruta, son de los mejores.

Con el estilo de vida actual, tan loco y apresurado, es habitual que muchas veces tengamos que recurrir a menús del día poco sanos para superar la jornada. Por suerte, y aunque no son milagrosos, estos batidos pueden ser un buen truco para añadir un elemento saludable a nuestra dieta. Aquí os dejamos algunas ideas.

Para prepararlos no hay que ser ningún lumbrera en la cocina, basta con lavar bien los ingredientes; pelarlos, si hace falta, y triturarlos en una licuadora o robot de cocina. Y, por supuesto, ¡no os olvidéis de deshuesar las cerezas si no queréis quedaros sin electrodoméstico!

Batido detox de cerezas, melocotón y aguacate

  • 12 cerezas del Jerte
  • 4 melocotones
  • 1 aguacate
  • Hielo.
  • Un poco de leche

Una opción ideal para el desayuno, combinando grasas y vitaminas de origen vegetal, con un poco de leche para darle una textura más suave. Se trata de una propuesta de la web Dieta Detox.

Batido detox de cereza y vainilla

  • 6 cerezas del Jerte
  • Media taza de leche de almendra avainillada (fácil de encontrar en supermercados grandes)
  • Un yogur natural destanado

Otra opción entre los batidos detox de cerezas para empezar el día. Basta con licuar los ingredientes para tener un desayuno completo y sano. Si queremos alegrarlo un poco, podemos espolvorear canela al gusto por encima antes de tomarlo. Forma parte de un menú detox propuesto por el blog Body Ballet, en el que las cerezas tienen un papel protagonista.

Batido detox de cerezas, pepino y apio

  • 4 cerezas del Jerte
  • 2 pepinos
  • 2 tallos de apio

Una combinación agridulce, que aporta compuestos antioxidantes esenciales para eliminar las toxinas en el hígado y en el colon. La receta original puede verse en la web Mejor con Salud.
Batido detox de cerezas y frambuesas

  • 150g de frambuesas
  • 150g de cerezas o picotas del Jerte
  • Un vaso de zumo de limón

Frutas del bosque y cerezas, una mezcla ideal para antes de salir a correr. Es energizante y ayuda a prevenir el cansancio y las agujetas. Es una idea de la revista Women’s Health.

Batido detox de cerezas, melón y limón

  • 6 cerezas del Jerte
  • Medio melón cantalupo
  • Un vaso de zumo de limón
  • Unas hojas de menta

Cerramos esta lista con una recomendación de la web Runea.com, que también aporta energía antes de echarse a la espalda una carrera de varios kilómetros. Combina las propiedades del melón y de las cerezas con la vitamina C del zumo de limón. Con hielo picado resulta especialmente resfrescante.

Un par de ideas para elaborar postres con cerezas frescas

Los postres con cerezas frescas son, en principio, la cosa más sencilla del mundo. Si tienes a mano unas buenas cerezas o picotas del Jerte, lo único que necesitas es lavarlas un poco, colocarlas en un bol, y disfrutarlas después de cualquier comida para beneficiarte de sus vitaminas y propiedades antioxidantes. Pero, a veces, apetece intentar algo más elaborado para alegrar el paladar o sorprender a algunas visitas. Para esas ocasiones, os sugerimos un par de postres con cerezas frescas que conservan todas las propiedades de la fruta.

INGREDIENTES

1 litro y medio de agua
Un buen puñado de cerezas del Jerte
Hielo
(opcional) Azúzar y/o zumo de limón un puñado de cerezas

 

ELABORACIÓN

El primer paso es lavar y deshuesar las cerezas. Existen, como ya sabéis, aparatos específicos para acelerar el trabajo, pero también puede hacerse con maña. El truco es coger un palillo plano y presionar con por la parte contraria al rabito. Conseguiremos sacar el hueso y dejar la fruta entera.

A continuación, reservamos dos o tres (una para cada preparado que vayamos a servir) y ponemos el resto de las cerezas en una batidora de vaso. Las cubrimos con un par de dedos de agua para facilitar el trabajo y las trituramos bien. Siempre van a quedar restos de las pieles de las cerezas, por lo que es mejor colar la mezcla para que quede más fina.

Volvemos a echarla en la batidora con el hielo y trituramos un poco más, hasta picarlo por completo. Ya entonces lo mezclamos con el resto del agua fresca y los servimos en vasos decorados con una pajita y una cereza pinchada en ella. Es una bebida ligera y un refresco ideal. Y, si queremos, podemos animarlo con un par de cucharaditas de azúcar y/o una tacita de zumo de limón, para dejarlo a nuestro gusto. Una opción original dentro de los postres con cerezas frescas.

  • Tarta de queso y cerezas
    Una adaptación de la receta del blog Javi Recetas

INGREDIENTES

750 gramos de cerezas del Jerte

300 gramos de queso crema

2 yogures naturales

400 gramos de azúcar

3 huevos grandes (o 4 medianos)

75 gramos de harina de trigo

Un vaso de agua

16 galletas maría

75 gramos de mantequilla

 

ELABORACIÓN

De nuevo, empezamos por lavar y deshuesar las cerezas. Mientras tanto, vamos precalentando el horno a 170-180º, para que esté listo cuando lo necesitemos. Ojo, que la tarta queda mejor si la hacemos a temperatura moderada, por lo que si no estamos seguros de la temperatura de nuestro horno, es mejor quedarse cortos y esperar un poco más que pasarse y quemar nuestros postres con cerezas frescas.

Cogemos la mantequilla y la derretimos en el microondas un par de minutos. Colocamos las galleatas en un bol y las trituramos, con un mazo o con la batidora, como nos sea más cómodo. Mezlcamoslas galletas con la mantequilla en el mismo bol, y untamos la mezcla en un molde de horno desmontable de unos 22 centímetros de diámetro. Es importante repartir bien y hacer presión para que la base de la tarta quede compacta.

En un recipiente, y con la ayuda de unas varillas o batidora eléctrica, mezclamos los yogures y el queso. Y en otro bol batimos los huevos y 150 gramos de azúcar. Cuando el huevo esté listo, vamos añadiéndole poco a poco la harina, mezclando con una espátula. Y, acto seguido, añadimos también la mezcla de queso y yogur.

Es el momento de verter toda esta mezcla en nuestro molde, sobre las galletas y la mantequilla, y meterla en el horno durante 35 minutos. Pasado ese tiempo (no antes, tengamos paciencia) abrimos el horno y pinchamos con un palillo. Si sale limpio la tarta está lista, si no, la dejamos 10 minutos más en el horno y repetimos la prueba hasta que esté lista.

La dejamos enfriar tras sacarla del horno, la desmoldamos y decoramos la parte superior con las cerezas deshuesadas. Un detalle de calidad en nuestros postres con cerezas frescas. Y antes de servirla, lo ideal es dejarla al menos un par de horas en la nevera. Está más rica con un poco de frío. ¡Buen provecho!

1 2 3 5