El Valle del agua y las cerezas ya tiene a punto sus piscinas naturales

La temporada de baño 2016 ya ha comenzado en el Valle del Jerte, también conocido como el Valle del agua y de las cerezas. Esta es una buena época para acercarse a la comarca a conocer sus famosas Picotas del Jerte y darse un chapuzón en sus piscinas naturales o en enclaves tan estupendos como Los Pilones, en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos.

La práctica totalidad de las piscinas naturales del Valle del Jerte, repartidas por el río Jerte y las gargantas ya están habilitadas y en funcionamiento.
Entre las piscinas naturales ubicadas en el río Jerte destacan charcos tan populares como “Los Pingueros”, en Tornavacas; el “Nogalón” o “la Tenería”, en Jerte; “La Pesquerona”, “El Simón”, “La Picaza” o “El Vao”, en Cabezuela del Valle; las piscinas naturales de “El Pilar” y “El Cristo”, en Navaconcejo, y los charcos de Rebollar o “El Benidorm”, en Casas del Castañar.

En cuanto a las zonas de baño habilitadas en las gargantas del Valle del Agua, hay que señalar las piscinas naturales de la Garganta Bonal, en Valdastillas y Piornal (El Calderón); los charcos en la garganta de las Nogaleas, de Navaconcejo; la piscina natural de “Las Camellas” en Barrado, o la piscina natural en la Garganta del Lugar de El Torno.

En el caso de las piscinas municipales existentes en diferentes municipios (Barrado, Casas del Castañar, Jerte, Tornavacas, El Torno, Piornal y Valdastillas) estarán todas abiertas desde principios de julio. Los servicios de dinamización de la Mancomunidad de Municipios organizarán, un año más, cursos de natación en ellas.

Un chapuzón en Los Pilones
Los Pilones, paraje natural situado en plena Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos es uno de los luagares de baño más excepcionales del Valle del Jerte. A lo largo de los últimos años, diversos medios han coincidido en señalar que se encuentra entre las mejores piscinas naturales del mundo. Entre otros, publicaciones especializadas como Skyscanner, Traveler, TripAdvisor o El Viajero Astuto, que han destacado su ubicación, la calidad de sus aguas y su excepcional morfología geológica como rasgos distintivos. ¡Un lugar que no hay que perderse!

No obstante, debido a las características del entorno, la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte hace, como cada año, un llamamiento a todas aquellas personas y bañistas que se acerquen a disfrutar de las piscinas naturales del Valle del agua para que hagan un uso responsable de estos enclaves, “para que la limpieza y el respeto del entorno garanticen su buena conservación para las generaciones futuras”.

Las piscinas naturales del Valle del Jerte configuran un recurso turístico de primer orden y un complemento ideal a las actividades de la Cerecera 2016, que continúan durante el mes de julio, con las Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota en diferentes restaurantes de la comarca; las jornadas de puertas abiertas en las cooperativas de cereza,  o las visitas guiadas a la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte. Esta última actividad es a partir de este mes más atractiva, dado que ya se están recolectando las afamadas Picotas del Jerte, variedades autóctonas de cereza del Valle del Jerte y únicas en el mundo.

Toda la información relativa a las actividades de la Cerecera 2016 y situación de los enclaves naturales de baño puede consultarse en la web de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte.

Temporada de Picotas y baño en el Valle del Jerte

Con la llegada del buen tiempo, el Valle del Jerte recibe sus e baños 2015 en el Valle del Jerte. La práctica totalidad de sus piscinas naturales, repartidas por el río Jerte y las gargantas ya están habilitadas y en funcionamiento.

Entre las piscinas naturales ubicadas en el río Jerte destacan charcos tan populares como “Los Pingueros” en Tornavacas, el “Nogalón” o “la Tenería” en Jerte, “La Pesquerona”, “El Simón”, “La Picaza” o “El Vao” en Cabezuela del Valle, las piscinas naturales de “El Pilar” y “El Cristo” en Navaconcejo, los charcos de Rebollar o “El Benidorm” en Casas del Castañar.

En cuanto a las zonas de baño habilitadas en gargantas hay que señalar las de la Garganta Rabanillo en el municipio de Cabrero, la piscina natural de Valdastillas en la Garganta Bonal, los charcos en la garganta de las Nogaleas de Navaconcejo o la piscina natural de “Las Camellas” en Barrado. A ellas se une la piscina natural en la Garganta del Lugar (El Torno) recientemente reformada y conocida como “Los Pozos”.

Algunos de los chiringuitos repartidos por estas zonas de baño ya se encuentran en funcionamiento, mientras que otros abrirán a lo largo de la próxima semana.

En el caso de las piscinas municipales existentes en diferentes municipios (Barrado, Casas del Castañar, Jerte, Tornavacas, El Torno, Piornal y Valdastillas) estarán abiertas para primeros de julio. Los servicios de dinamización de la Mancomunidad de Municipios organizarán, un año más, cursos de natación en ellas.

Mención aparte merecen “Los Pilones” el paraje enclavado en plena Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos que el pasado año se alzó con el Certificado de Excelencia TripAdvisor.

Este Certificado premia a los lugares que reciben constantemente opiniones excepcionales de los viajeros; que impresionan continuamente a los visitantes. De hecho, el Certificado de Excelencia constituye un verdadero motivo de orgullo ya que se concede íntegramente a partir de las opiniones y puntuaciones de los viajeros en TripAdvisor.

A lo largo de los últimos años diversos medios han coincido en señalar que este paraje se encuentra entre las mejores piscinas naturales del mundo. Entre otros, publicaciones especializadas como Skyscanner, Traveler o El Viajero Astuto, que han destacado su ubicación, la calidad de sus aguas y la excepcionalidad de su morfología geológica como rasgos distintivos.

La Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte ha hecho un llamamiento a todas aquellas personas que se acerquen a disfrutar de estos enclaves naturales, para que el uso responsable, la limpieza y el respeto del entorno garanticen su buena conservación para generaciones futuras.

El Centro de Interpretación del Agua en el Valle del Jerte

El Valle del Jerte es conocido popularmente como “El Valle del agua”, famoso por sus gargantas, cascadas, piscinas naturalesCabezuela del Valle acoge, por ello, el Centro de Interpretación del agua, una muestra de la importancia de este recurso en la región.

El Centro de Interpretación del Agua consta de de cinco módulos temáticos. En el Área de Recepción, se informa al visitante de las diferentes rutas existentes en el Valle del Jerte. El siguiente módulo, el Medio Natural, explica mediante soportes gráficos, el ciclo del agua, las comunidades vegetales, el ecosistema fluvial y el ecosistema de rivera y soto, con fichas temáticas sobre algunas de las especies animales y de aves que pueden encontrarse en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos.

Hay que recordar que los diferentes municipios que componen la comarca del Valle del Jerte se encuentran bañados por al menos unas quince gargantas, siendo la Garganta de los Infiernos, con sus Pilones la más famosa.

Estas corrientes de agua dan lugar a las abundantes piscinas naturales y cascadas con las que cuenta el Valle del Jerte. Destacan la Garganta de los Buitres, la de las Monjas, la de las Nogaleas, La Puria, Bohonal, las cascadas del Calderón y el Caozo, la Garganta de San Martín, la de Beceda, la de Los Papuos, La Serrá, Asperones, la del Collado de las Yeguas o la Garganta de los Tres Cerros.

El Centro de Interpretación del Agua, que da cuenta de estos recursos, ofrece en su tercer módulo temático una introducción al medio físico de este entorno, a través de una maqueta del singular paraje del “Chorrero de la Vírgen” – otra de las cascadas de la comarca-, completada con diversos recursos explicativos.

Por último, se aborda el aprovechamiento de los recursos naturales. El visitante concluye con un vídeo sobre la red hidrológica de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos.

El Valle del las cerezas del Jerte y sus piscinas naturales

SAMSUNGEl Valle del Jerte es rico en piscinas naturales. El verano es una época excepcional para visitarlas porque el viajero podrá refrescarse en sus aguas y conocer de cerca la campaña de las cerezas del Jerte, que coincide con la época estival. De entre la gran variedad de piscinas naturales de la comarca, las más conocidas son las que se encuentran en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, en el paraje de Los Pilones. Son 13 piscinas naturales, conocidas como Marmitas de Gigante, que son el resultado de la erosión provocada por el agua sobre la roca granítica que las delimita. Este entorno es tan excepcional que el conocido blog El viajero astuto situó las piscinas de Los Pilones entre las 15 mejores piscinas naturales del mundo.

Pero las posibilidades del Valle del Jerte no terminan aquí, ya que existen otras piscinas naturales esparcidas por los municipios de la comarca.

En Cabezuela del Valle se encuentra la piscina natural La Pesquerona. Se trata de una piscina natural en el río Jerte, perfectamente equipada para los bañistas, con zonas de sombra y chiringuito. En el mismo municipio se están las piscinas naturales de El Simón, La Picaza y El Vao.

En Jerte pueden encontrarse las piscinas naturales de El Nogalón o La Tenería, ubicada esta en la unión de la Garganta de los Papuos con el río Jerte. En Navaconcejo, se encuentran las piscinas  naturales de El Pilar y El Cristo, mientras que, en Rebollar, se puede disfrutar del baño a lo largo del río en charcos.

También en El Torno existe otro charco en el río Jerte conocido como La alameda del Pino, mientras que en Casas del Castañar existe otro conocido como El Benidorm. En Cabrero, se encuentra la piscina natural de la Garganta del Rabanillo, con una piscina para adultos y otra para niños. Y, por último, en Valdastillas existe otra piscina natural en la Garganta de Bonal.

Además, existen varias piscinas municipales en los distintos pueblos del Valle del Jerte. Podéis encontrar más información sobre los accesos en las webs de la Asociación de Turismo del Valle del Jerte o en la de Extremaduarte, donde dedican un espacio a este tema.

Cerezaterapia en el Valle del Jerte

En este blog hemos hablado varias veces de las propiedades de la Picota del Jerte para la salud. Es un alimento rico en  minerales y oligoelementos, beneficioso para problemas urinarios o cardiovasculares. Previene la anemia, combate el estrés y protege frente al cáncer. Pero además, las Picotas y Cerezas del Valle del Jerte tienen propiedades estéticas. De hecho, este fruto se emplea para tratamientos de Cerezoterapia.

La Cerezaterapia es un tratamiento de belleza que consiste en aprovechar los beneficios de estos poderosos frutos a través de peelings corporales con granos de cereza, envolturas de cereza con aceites drenantes, masajes relajantes, etc. Estos tratamientos, además de relajar la musculatura, dan como resultado, la limpieza de los poros, una piel sin células muertas, tersa y vitalizada.lleganslascerezas

La Cerezaterapia aúna salud y estética, y también ayuda a fortalecer las defensas del organismo y a combatir los estados depresivos, incrementado la sensación de bienestar.

El Valle del Jerte fue uno de los pioneros en la difusión de estos tratamientos. Esta considerado como un magnífico destino dentro de lo que se conoce como turismo de salud. Además de las cerezas, destacan sus centros con aguas termales y sus piscinas naturales. Nada mejor que aprovechar la campaña de la cereza para relajarse en el Valle del Jerte.

1 2