¿Cuándo florecen los cerezos del Valle del Jerte?

fondo-floracion-defLa floración del cerezo no se produce en fechas fijas. En el Valle del Jerte, los cerezos se encuentra ahora en plena floración, un espectáculo natural que dura entre 10 y 15 días, hasta la llamada lluvia de pétalos. Pero, ¿por qué ahora? ¿Qué necesita el cerezo para florecer?

La floración de los cerezos depende, como la de otros frutales, de las horas de frío que reciben durante el inverno. Por eso, la climatología es la que decide cuándo florecen los cerezos en el Valle del Jerte y de otras zonas de España.

El cerezo necesita acumular entre 900 y 1.800 horas de frío y florece tarde, escapando a las heladas primaverales. En el caso del Valle del Jerte, los cerezos necesitan acumular una media de entre 800 y 1.000 horas de frío, lo que se traduce en que, durante este tiempo, deben soportar temperaturas de entre 0 y 6 grados centígrados para una correcta preparación de la floración.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es que también dentro de las más de cien variedades de cerezas que se cultivan en el Valle del Jerte hay diferencias. Entre las cerezas más exigentes se encuentran las variedades burlat y picotas, cuyos árboles necesitan el máximo de horas posibles para florecer.

La floración de los cerezos anuncia la llegada de las cerezas y picotas del Jerte, una fecha igualmente difícil de predecir, pero que suele producirse a mediados de mayo.

¡Pronto tendremos cerezas y picotas del Jerte!

Picota

La importancia del cultivo del cerezo en la economía del Valle del Jerte

cultivo cerezo valle del jerteEl Valle del Jerte es una de las zonas de España con mayor densidad de cultivo de cerezo. La provincia de Cáceres es la principal zona productora de cerezas de España, mientras que Extremadura ocupa la segunda posición por comunidades, tras Aragón y por delante de Cataluña. El Valle del Jerte y sus zonas limítrofes cuentan con más de un millón y medio de árboles plantados y hasta cien variedades de cereza, de las que cinco están protegidas por la Denominación de Origen Cereza del Jerte (la cereza Navalinda y el grupo de las pciotas: Ambrunés, Pico Negro, Pico Colorado y Pico Limón Negro). Todas estas variedades hacen que la cereza sea un producto esencial en la economía local. Dependiendo de las condiciones climatológicas, se producen al año unos 20 millones de kilos de cerezas y entre ocho y diez de picotas, de las que el 70% van a mercados internacionales, entre el Valle del Jerte y los de La Vera y El Ambroz.

La cereza da de comer en el Valle del Jerte no solo a los agricultores, sino también a los empleados de las cooperativas y empresas donde el producto se procesa y envasa. Cinco de ellas están inscritas en la Denominación de Origen Protegido Cereza del Jerte: Cooperativa del Campo de Navaconcejo, Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, Campo y Tierra del Jerte, Cooperativa del Campo de Navaconcejo y Grupo Alba.

Tiene especial importancia para la economía local la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, cooperativa de segundo nivel, que aglutina a 16 cooperativas agrarias de los once pueblos del valle, así como a algunas de la vecina comarca de La Vera. Comercializa, desde 1986, 15.000 toneladas anuales de fruta, no solo cerezas, sino también higos, castañas, ciruelas o frambuesas, otros de los productos importantes en la economía local, junto a las cerezas.

Además de la producción de cereza, que favorece y abarca las comarcas limítrofes como La Vera o El Ambroz, existe una industria transformadora relacionada. De la cereza se obtienen en el Valle del Jerte licores, aguardientes, mermeladas y las picotinas (cerezas tipo picota maceradas en aguardiente).

Asimismo, este cultivo beneficia al sector turístico: la Floración del cerezo atrae gran cantidad de visitantes al Valle del Jerte, unos 200.000 en 2014, mientras que la zona es pionera en tratamientos de belleza y salud relacionados con la cereza, como la cerezaterapia.

Podéis ver algunos datos intereantes en esta presentación de Jesús Alonso Sánchez:

 

Cinco recetas de carnes acompañadas de cereza: cerdo, pato, codornices, ciervo y cordero

Pieza de cordero confitado con queso líquido de La Serena y confitura de picotasCoincidiendo con el arranque de la campaña de la Picota del Jerte, el chef Jesús Almagro cocinó para nosotros un estupendo cordero confitado con picotas del Jerte, receta que podéis encontrar en esta web. Pero el cordero es solo una de las carnes que pueden acompañarse con una salsa de cerezas. En esta entrada os presentamos otras recetas con cerezas y distintas carnes: ciervo, cerdo, pato y codornices.

Solomillo de cerdo con salsa de cerezas. Esta receta podéis prepararla con cerezas o picotas del Jerte. De hecho, en esta entrada os proponemos dos versiones. Una versión la podéis encontrar en Directo al paladar, donde la salsa se prepara además de con cerezas, con naranjas, limón, miel y un poco de whisky. En el blog de Margot- Cosas de la vida, podéis encontrar otra versión en la que la carne se adereza con la salsa de cerezas y vermut negro.

Codornices con salsa de cerezas del Jerte. Este suculento plato de carne y cerezas lo encontraréis en el blog Se cocina. Tenéis indicaciones para preparar la receta para una o cuatro personas, con lo que no hay excusa. En este caso la salsa se prepara además de con cereza con brandy, vino Oporto, salsa worcester y caldo de ave.

Magret de pato con cerezas glaseadas con vino y miel. Esta receta de carne de pato y cerezas es de Sweet & Sour y, en este caso, la salsa con picotas del Jerte se elabora también con miel. Dos productos que añaden dulzor a la carne de pato y que se acompañan de un poco de vino tinto. Una receta sencilla y sabrosa para preparar en casa.

Ciervo con salsa de cerezas. Otra receta de carne con cerezas, en este caso una pieza de caza. La receta es del blog Fuego de Mortero, que os recomienda emplear la salsa de cerezas para acompañar cualquier otra carne.

La Picota del Jerte, una gran viajera. Mercados de exportación de las cerezas del Jerte

La picota del Jerte es una gran viajera. Esta fruta es muy apreciada en mercados internacionales y, de hecho, en esta campaña se espera exportar hasta el 70% de la producción de picotas del Jerte. Uno de los principales mercados de exportación es Gran Bretaña, donde las cerezas del Valle del Jerte son un producto muy conocido y valorado.

Desde hace años, las las picotas del Jerte llegan también a países europeos como Alemania, Italia, Suiza o los países del Benelux (Paises Bajos, Bélgica y Luxemburgo). Más recientemente, las empresas productoras comenzaron a exportar a Rusia y, este año 2014, la Picota del Jerte llegará incluso al continente americano. En esta última campaña se incorporaron a la lista de mercados de exportación de las picotas Dinamarca, Estonia y Brasil.

Según datos del Gobierno de Extremadura, la producción de cereza procedente de esta comunidad autónoma supone el 30% de la producción total de España. Asimismo, de las 30.000 toneladas de cereza española que salen al exterior, el 45% procede también de Extremadura.

The Picotas are here! from Pink Sky on Vimeo.

Una de las principales dificultades a la hora de exportar la cereza es que se trata de un fruto no climatérico, es decir, que no continúa madurando una vez extraído el fruto del árbol, lo que dificulta su traslado a mercados alejados del lugar de producción. Para poder recorrer grandes distancias, el fruto se somete a un proceso de enfriamiento, mientras que las picotas, que maduran en el árbol hasta el punto óptimo en que el pedúnculo se desprende de forma natural juegan con otra ventaja respecto a otras cerezas. Su sellado natural en la zona de unión con el rabo, les permite gozar de una mejor conservación y llegar a mercados más alejados de la zona de producción.

The Journey of Picota from Pink Sky on Vimeo.

En esta campaña de la Picota del Jerte se espera alcanzar los diez millones de kilos, de los que el 70% llegaran a los mercados internacionales.

Cuatro frutas que te arrancan una sonrisa

Comer fruta, de cualquier tipo, es bueno para la salud siempre, pero es que además mejora el estado de ánimo. Un artículo publicado en  Journal of Health Psychology, atribuye esta propiedad a frutas y verduras, de manera que los días que comemos más fruta, somos más felices, estamos más relajados y nos sentimos con más energía. Pero dentro de la generalidad, hay frutas que pueden ayudarnos a ser un poquito más felices. Te lo contamos:

Foto1Picotas del Jerte. Estas cerezas tienen unas propiedades únicas, relacionadas con su entorno de cultivo. Su alto contenido en melatonina, triptófano y serotonina incide positivamente en el estado de ánimo y la regulación del ciclo del sueño. De este modo, la Picota del Jerte ingerida en una dosis fisiológica, ofrece un efecto beneficioso doble: por el día, ayuda a tener un buen estado de ánimo y, por la noche, fomenta el sueño y el descanso. Estas propiedades están acreditadas por un estudio de la Universidad de Extremadura, referido a las cerezas del Valle del Jerte. Además, otras investigaciones internacionales, han certificado los beneficios de la cereza a la hora de arrancarnos una sonrisa.

platano bPlátano. El plátano es rico en potasio y gracias a este componente ayuda a prevenir el cansancio y contribuye a reducir problemas relacionados con la depresión. Además, contiene una gran cantidad de nutrientes y fibra. Otra fruta que te sacará una sonrisa.

Fresas. Al igual que la cereza, la fresa tiene propiedades antiinflamatorias, es un alimento que ayuda a prevenir el cáncer y beneficioso frente a las dolencias cardiovasculares. fresa bContiene fibra soluble que ayuda en el proceso de la digestión y mantiene estables los niveles de azúcar en sangre y disminuye la irritabilidad. Un poquito de buen humor y una sonrisa fácil en un pequeño bocado.

piña bPiña. También la piña es rica en vitaminas y minerales, y contiene compuestos que estimulan la producción de serotonina, generando vitalidad. Esta fruta reduce la ansiedad y alivia la agitación nerviosa y, como la Picota del Jerte, favorece el sueño.

1 2 3 7