Antioxidante y regeneradora. La Picota del Jerte te ayuda a cuidar tu piel en verano

Cuidar tu piel en verano es una de nuestras preocupaciones. Estamos más expuestos al sol, con sus beneficios y perjuicios. Por otra parte, el verano es la mejor época para disfrutar y aprovechar tanto del sabor como las múltiples propiedades de las cerezas. Además de ser una de las frutas más hidratantes de esta temporada y de ser baja en calorías, la cereza también se ocupa de cuidar tu piel en verano. Ármate de cerezas durante estos meses para luchar contra los factores que dañan tu piel.

De entre las propiedades de las cerezas, destaca su capacidad antioxidante, que retrasa la oxidación de las moléculas y que también le confiere ese color rojo a la cereza. Los antioxidantes te ayudan a cuidar tu piel en verano, ya que disminuyen el deterioro de la piel por el efecto de los rayos de sol.

Por su parte, el alto contenido de las cerezas de vitamina C, uno de los principales antioxidantes, permite frenar el envejecimiento de la piel y la aparición de manchas provocadas por los rayos ultravioleta (UV) en el verano. Del mismo modo, estimula la producción de colágeno, ayudando a cicatrizar las heridas y manteniendo tu piel más tersa. Este nutriente también ayuda a combatir las quemaduras del sol. Por eso,  si vas a tomar el sol, no olvides llevar protector solar y un puñado de picotas frescas en tu neverita de playa.

Las Picotas del Jerte también contienen vitamina A, esencial para el buen estado de la piel y de las mucosas, y un remedio perfecto contra el acné.

Por su parte, los betacarotenos de las cerezas ayudan igualmente a cuidar tu piel en verano, ya que actúan también como antioxidantes y regeneradores y protegen de la radiación solar. Si estás en plena operación bikini, recuerda que las cerezas también son anticelulíticas, ya que estimulan la circulación de la sangre, previenen la acumulación de grasas en las células y eliminan las toxinas del organismo. ¿Qué más le puedes pedir a una fruta este verano?

Tratamientos picotudos para cuidar tu piel en verano

Aparte de comer una buena ración diaria, aprovechando que las picotas del Jete están de temporada, también te animamos a cuidar tu piel con cerezas a través de diferentes tratamientos. En el blog de Vanitas Espai recomiendan una mascarilla facial de cerezas que se puede preparar en casa.

Para conocer los beneficios de los que te hablamos, solo necesitas 8 cerezas, 1 cucharada de azúcar moreno y unas gotas de aceite de oliva.

Si lo que quieres es hidratar y dar luminosidad a tu cara, en Fucsia te proponen dos remedios caseros a base de cerezas para cuidar tu piel en verano. Y, en Cosas de Belleza, te recomiendan una pasta de puré de cerezas para disolver las células muertas y suavizar la piel, y un zumo de cereza para aclarar la piel y limpiar las manchas oscuras. Atrévete con las picotas este verano y presume de piel sana.

cerezas del Valle del Jerte

Comer cerezas, todo un tratamiento de belleza

 

cerezas del Valle del Jerte

Picotas del Valle del Jerte

La cereza es un fruto pequeño, pero que hace una gran aportación al organismo, incluso a nivel estético. ¿Te habías planteado alguna vez a qué equivale consumir un producto natural, sin aditivos y elaborado artesanalmente como las Cerezas y las Picotas del Jerte?

Un pulso al envejecimiento

La Cereza y Picota del Valle del Jerte son un potente antioxidante que combate el envejecimiento celular gracias a su rico contenido en flavonoides y vitaminas A y C. Y esto tiene un reflejo directo en la piel.

Un tonificante natural
Las cerezas del Jerte actúan contra la celulitis. Se debe a que tienen un importante contenido de oligoelementos: hierro, calcio, fósforo, azufre, y, sobre todo, potasio, zinc, cobre, magnesio y cobalto.

Estos componentes le confieren a este fruto importantes propiedades remineralizantes y tonificantes y favorecen la buena circulación de la sangre.

Un purificante
Los flavonoides como el potasio confieren a las cerezas del Valle del Jerte un alto poder diurético y depurativo. Esta fruta ayuda a eliminar líquidos, y por tanto a adelgazar, y atenúa la sensación de hambre.

Al contener pectina, sus ácidos naturales actúan como estimulantes de las glándulas digestivas, por lo que también tiene un efecto laxante.

Un hidratante natural
Los elementos antioxidantes y sales minerales de las picotas del Jerte ayudan a fijar el agua a las células del cuerpo, lo que convierte a este alimento en un complemento hidratante ideal par piel y cabello. También ayuda a proteger de los radicales libres, aportando luminosidad a la piel.