Descubre la Garganta de los Papuos

La Garganta de los Papuos, en el término municipal de Jerte y muy cercana a la zona de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, es uno de los grandes atractivos del Valle del Jerte. Recorre un espacio natural, que disfrutan especialmente los amantes del senderismo y del barranquismo.

Siguiendo el cauce del río Jerte, la ruta del Puente de los Papuos, de unos 35 minutos de duración y de la que hemos hablado en otras entradas, culmina en una cascada que puede observarse sobre el puente que da nombre a la ruta. Discurre por una importante zona de producción de castaños madereros y también de pastoreo, actividad de gran importancia en la economía local en años pasados. La zona por la que transcurre se encuentra incluida en la Red Natura 2000 (Red Ecológica Europea de Áreas de Conservación de la Biodiversidad) en el LIC (Lugar de Interés Comunitario) “Sierra de Gredos y Valle del Jerte”.

Para los apasionados del Barranquismo, la Garganta de los Papuos es también una zona de especial interés, al disponer de un barranco abierto, de gran belleza y uno de los más espectaculares del Valle del Jerte, y de varios saltos de agua de distintos tamaños.

La realización completa del Barranco de los Papuos puede hacerse en unas cinco o seis horas. El barranquista se encontrará cinco rápel, de 24, 11, 30, 17 y 11 metros; cinco toboganes, de tres, diez, ocho, cuatro y tres metros, y dos saltos, de ocho y seis metros.

Senderismo en el Valle de la Cereza del Jerte. Ruta Puente de Los Papúos

Garganta de Los Papuos (Foto: Oficina de Turismo del Valle del Jerte)

Garganta de Los Papuos (Foto: Oficina de Turismo del Valle del Jerte)

En esta entrada os proponemos una ruta de senderismo que os permitirá disfrutar de una de las muchas gargantas que recorren el Valle del Jerte: la Garganta de los Papúos. La Ruta del Puente de Los Papúos parte de la localidad de Jerte y llega a este enclave. Es una ruta lineal, por lo que la vuelta se hace siguiendo el mismo recorrido.

La ruta de senderismo del Puente de Los Papúos se recorre en una hora y media. Se extiende a lo largo de dos kilómetros y medio, la dificultad es media-baja y el recorrido puede hacerse en cualquier época del año.

Como os indicábamos, esta ruta senderista comienza en la localidad de Jerte, junto a la caseta de información turística. Se asciende posteriormente por la calle de la Tahona, hasta superar las últimas casas, y a los pocos metros se coge el desvío que se encuentra a la derecha, pasando por la margen izquierda de la garganta.

La ruta senderista continúa por una pronunciada subida hasta que se deja el depósito de agua a la derecha. Continúa a la izquierda, en la siguiente bifurcación, por un llano que llega hasta el cauce de la garganta.

Sin perder la pista, el recorrido gana altura. La ruta de senderismo sigue bajo chopos y alisos, para salir junto a un robledal y alguna finca con cerezos más arriba.

Un corto tramo de sendero, constituye el último punto del recorrido, concluyendo junto al Puente de Los Papúos, donde termina el sendero.

EL Valle del Jerte y el agua: sus cascadas y gargantas (I)

Además de las cerezas, otra gran riqueza del Valle del Jerte es el agua. Tan saludables son los frutos, como el entorno. Desde el nacimiento del río Jerte a la Garganta de los Infiernos pueden encontrarse numerosas cascadas, gargantas y arroyos de excepcional belleza. Y, aunque la Garganta de los Infiernos es el de más caudal e importancia, el Valle del Jerte cuenta con entre seis y ocho gargantas destacables. Esta es la primera de dos entradas sobre ellas. En el vídeo de Canal Extremadura al final de la entrada podréis apreciar los paisajes en detalle y encontrar más información. También os recomendamos, junto con la obligada visita el propio Valle del Jerte, navegar por la web de Extremadura Virtual, donde encontraréis recorridos por las gargantas.

Garganta Los Papuos Foto: Floren Carrero

Garganta Los Papuos
Foto: Floren Carrero

La Garganta de San Martín se encuentra en la parte más alta del Valle del Jerte, a los pies de la Peña Negra y bajando desde el Puerto de Tornavacas. Sus inmediaciones constituyen el hábitat natural de la cabra montés. Bajando desde el Puerto de Tornavacas y, en la vertiente opuesta a esta garganta, puede apreciarse otra, la Garganta de Beceda, también en el municipio de Tornavacas.

Valle abajo, siguiendo el curso del río y más cercana al pueblo de Jerte, se encuentra la Garganta de Los Papuos. Esta es una importante zona de producción de castaños madereros y también de pastoreo, una tradición con más presencia en el pasado. En realidad hoy las gargantas son un espacio que disfrutan sobre todo caminantes y senderistas. También son frecuentes los deportes de aventuras, como el barranquismo.

La Garganta de la Serrá tiene un origen glaciar. En la era Cuaternaria este paraje estaba enterrado entre hielo y nieve, y fruto de la transformación que sufrió son las acumulaciones rocosas de la zona, denominadas morreras. Con esta garganta confluye la de los Asperones, entre Tornavacas y Jerte, para dar lugar a la Garganta de los Tres Cerros, donde se encuentra el puente de Carlos V, bautizado así por ser punto de paso en el viaje del emperador hacia su retiro en el Monasterio de Yuste, y destacado enclave de pesca.

Las gargantas de La Serrá y los Asperones, junto a la Garganta del Collado de las Yeguas, junto con otras, vierten agua a la Garganta de los Infiernos, que recibe también el agua procedente de los deshielos y cuenta con un generoso caudal, mayor incluso que el del río Jerte. La Garganta de los Infiernos origina otro destacado espectáculo natural conocido como El chorreo de “El manto de la Virgen” y acoge sus afamados Pilones, unas pozas naturales donde en verano es posible pegarse un chapuzón.