¿Cómo cultivar cerezas? (II) Cuidar de los árboles

En nuestro artículo anterior hablábamos de cómo cultivar cerezas desde el primer momento, cuidando las semillas y llevándolas a germinar en una planta sana. Nos ocuparemos ahora del trabajo necesario para cuidar de los árboles y que estos primeros brotes se conviertan en un árbol de cerezo adulto y capaz de darnos frutos todos los años.

Tanto si has plantado las semillas como si has cogido el atajo de comprar un plantón –un árbol joven, que puede adquirirse en lugares especializados –, ahora tienes que llevar esta pequeña planta a la edad necesaria para que pueda dar cerezas. Lo primero a la hora de cuidar de los árboles, paciencia. Los cerezos no dan fruto hasta los cinco años de edad. Lo segundo, precaución, se trata de árboles sensibles a las plagas en sus primeros años, por lo que es aconsejable tener más de uno para garantizar las posibilidades de supervivencia y no realizar esfuerzos en vano.

Primera regla. Abona la planta cada primavera a partir de su primer año. Cubre bien la base con compost descompuesto, al inicio de la estación de las flores, y deja que el árbol se aproveche de sus nutrientes para crecer.
Segunda regla. Protégelo de plagas y animales. Uno de los trucos a la hora de cultivar cerezas es defender los árboles de sus peores enemigos. Si tu finca no está bien vallada, recomendamos rodear los plantones con un cilindro de alambre enrollado para que no se les acerquen los ciervos o los jabalíes. Además, una vez al mes debes examinarlo atentamente en busca de agujeros de los que parezca emanar serrín. Si localizas alguno, mete una aguja afilada dentro para matar al insecto que se está comiendo tu cerezo.

Para cuidar de los árboles ante estos ataques, también es recomendable envolver los troncos con un mosquitero durante la primavera, para evitar que los mosquitos pongan huevos en el tronco. Y, a finales de otoño, hundir en el suelo una malla de gallinero alrededor del cerezo, para protegerlo de los roedores. La barrera debe tener unos cinco centímetros de profundidad –los ratones saben cavar– y 20 cm de alto, tal vez más si vives en una zona con nevadas frecuentes.

Tercera regla. Poda el árbol. Si quieres saber cómo cultivar buenas cerezas, has de saber como podar un cerezo. No es difícil, y has de tener cuidado de no pasarte. Corta lo justo para mantener las ramas simétricas y estimular el crecimiento.

Cuarta regla. Poliniza las flores. La flor del cerezo, que tantos cuadros ha inspirado, es por sí sola un motivo para tener este árbol en el jardín. Pero si quieres cuidar de los árboles adecuadamente para que produzcan ricas cerezas, debes estar seguro de que las flores sean polinizadas. Quienes realizan este trabajo son las abejas, así que es mejor tener una colmena cerca y asegurarte de que no usas pesticidas que afecten a estos insectos. Y también has de tener cerca otros cerezos, ya que un árbol no puede fecundarse a sí mismo.

Quinta regla. Espanta a las aves. De nada sirve tener unas excelentes cerezas y cuidar de los árboles bien si se las comen las aves antes de que maduren. Un espantapájaros puede ser tradicional y hasta bonito, pero resulta más efectivo, en general, colgar objetos brillantes de las ramas del cerezo. Los viejos CDs y DVDs que ya no funcionan desempeñan esta tarea con admirable eficacia.

No te dejes engañar por el tamaño: la picota es una cereza pequeñita pero sabrosa

cerezas_valledeljerte_cuenco2En alguna otra entrada hemos hablado de las características de las picotas del Jerte. En esta ocasión queríamos insistir en la cuestión del tamaño. La Picota del Jerte es una variedad de cereza de tamaño menor. Sin embargo es la más grande de las cerezas en cuanto a intensidad de sabor, dulzura y frescor.

Así que no os dejéis engañar por el tamaño: Si la cereza es pequeña y sabrosa, es Picota del Jerte.

Otra característica importante de la cereza tipo picota es que deja su rabito en el árbol. De las cinco variedades certificadas por esta DOP, cuatro son picotas y no tienen rabito. Sin embargo, las picotas son las últimas cerezas de la temporadas. Las primeras Cerezas del Jerte certificadas en llegar a vuestras mesas sí tienen pedúnculo. Pertenecen a la variedad Navalinda y son también muy dulces y suculentas.

Las cinco variedades certificadas por la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte se cultivan de modo artesanal, esperando a que maduren para ser recogidas a mano en su momento óptimo. Ese es el gran secreto de su intenso sabor.

Sello de Calidad de Cereza del Jerte

Cerramos la campaña 2013 con 4,5 millones de kilos de cerezas y picotas certificadas

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte cierra la campaña 2013 con 4,5 millones de kilos certificados de cerezas y picotas, un 10 por ciento menos que la campaña anterior.

El presidente del Consejo Regulador, José Fernández, comentó que “la campaña se ha visto reducida en kilos pero ha sido de una calidad excepcional”. Además añadió que “en cuanto a la distribución de las ventas de cereza y picota certificada, la proporción de ventas en territorio internacional sigue siendo mayoritaria, especialmente de Picota del Jerte, con más de un 60 por ciento del total”. El principal país de destino ha sido Reino Unido con un 80 por ciento de la producción destinada a la exportación y en el mercado nacional. “Más del 50 por ciento de la producción de la Picota del Jerte llega a los consumidores a través de la gran superficie”, destacó Fernández.

cerezas_medidasEn el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

La máxima calidad que garantiza la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es muy fácil de encontrar en cualquier frutería gracias a la contraetiqueta que acompaña cada caja de cerezas y picotas procedentes del Valle del Jerte.

 Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte

El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos. Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.

La Picota del Jerte: un cultivo artesanal

La Picota del Jerte se cultiva de un modo artesanal y su producción apenas ha cambiado a lo largo de los años, de ahí su exquisito sabor y propiedades saludables. Hace unos 30 años representaba el 100% de la producción de cereza en el Valle del Jerte y era el principal sustento de sus habitantes. Hoy, sigue siendo un importante dinamizador para las tierras del Valle del Jerte, donde se cultivan en total 100 variedades de cereza .

A pesar de ser un cultivo tan tradicional, los agricultores del Valle del Jerte cuentan con las más modernas técnicas de control de calidad y enfriamiento para alargar la vida útil del producto e intentar llevarlo a mercados lo más alejados posible del valle extremeño.

De hecho, la vida útil de la fruta depende del tiempo que pasa desde que se recolecta hasta que recibe el primer golpe de frío una vez que llega a las instalaciones de las cooperativas de agricultores.

La Picota del Jerte se recoge a mano y se coloca cuidadosamente en cajas de cartón o plástico, formato en el que las cerezas llegan a las cooperativas, clasificadas o no por calibres (diámetro de la circunferencia de la cereza).

La cajas de plástico o cajas de campo sufren un proceso de seleccionado y otro de enfriado, denominado ducha de agua fría. A continuación, se pasa a calibrar aquellas cerezas que no se habían separado por tamaños en la zona de cultivo.

Por último, se realiza el envasado en distintos formatos (250 gramos, medio kilo, un kilo) para enviarlas a diferentes mercados. ¿Sabías que las más pequeñas se envían a Ferrero Rocher para hacer bombones? ¿O que hasta el 60% de las Picotas del Jerte se marchan fuera de España?

Os dejamos un vídeo de nuestro canal de YouTube para que conozcáis mejor el proceso de producción de este grandioso fruto.

¡LLegan las Picotas del Jerte!

Se prevé una producción de 4.000.000  kilos de Picota certificada en el Valle del Jerte

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras Picotas de las cuatro variedades certificadas: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol, y por tanto es la más dulce.

El presidente del Consejo Regulador, José Fernández, comentó que “a pesar de que se espera una reducción de cosecha por las inclemencias meteorológicas, este descenso puede redundar en una mejor calidad”. Picota del Jerte

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay más características que las diferencian del resto: su textura carnosa y más crujiente, su tamaño de un calibre de menor tamaño – comprende desde los 22 a los 26 milímetros- y su sabor más dulce y su color. Su cultivo natural y su recogida y tratamiento tradicionales multiplican sus propiedades y permiten que lleguen a los mercados en el momento óptimo para el consumo.

Este producto cada vez está más demandado tanto en el mercado nacional como internacional, sobre todo en Alemania y en Reino Unido. El 60 por ciento de la producción de Picotas del Jerte se exporta.

Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte

El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos. Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.