Más de cien variedades de cerezas crecen en el Valle del Jerte

De los cerezos del Jerte sale siempre una fruta de primera calidad, gran sabor y excelentes propiedades para la salud. Pero no todas las cerezas del Jerte son iguales. En en valle se cultivan más de cien variedades de cerezas, todas ellas deliciosas, pero con muchos matices de sabor, textura y color: ‘Bing’, ‘Bourlat’, ‘Lapins’, ‘California’, ‘Sweet Heart’…

Cada año, el Valle del Jerte produce más de 25 toneladas de todas estas variedades de cerezas. Las primeras, las más tempranas, comienzan a madurar en mayo. Suelen ser cerezas con rabito, las que más habitualmente se ven en los mercados de toda España. En junio, durante todo el mes, se recogen ya las famosas Picotas del Jerte, las variedades de cerezas que pierden el pedúnculo o rabito de forma natural al recolectarlas.

La mayoría de las variedades de cereza son dulces, y suelen consumirse frescas, aunque también pueden servir para repostería, mermeladas y muchas recetas que solemos compartir por esta página. Otros paladares prefieren las cerezas ácidas, a menudo usadas en licores tradicionales. Encontrar y consumir variedades diferentes puede ser una buena actividad si decides visitar y conocer en persona el Valle del Jerte. ¡Pero necesitarás varios viajes para probarlas todas!

Ahora bien, solo cinco de estas variedades de cerezas, las más tradicionales, llevan el sello de la Denominación de Origen Protegida Cerezas del Jerte. Tienen en común un tono rojo oscuro, que llega a ser casi púrpura en ocasiones. Su pulpa es firme y crujiente, aunque el color interior puede ser distinto en cada una de las variedades de cerezas: desde el rojo intenso hasta el color amarillento o crema.

Una de las más reconocidas es la picota tipo Ambrunés, con ligera forma de corazón y brillante color rojo. Pulpa que deleita los sentidos con un mordisco crujiente y una dulzura sin igual, debido a que madura tarde y permanece más tiempo en el árbol que otras variedades de cereza.

La segunda variedad de Picota del Jerte en producción es la Pico Colorado. Es la más tardía entre las variedades de cerezas tipo picota del Jerte. Su carne es notablemente dura, lo que ayuda a que conserve sus propiedades durante más tiempo que otras variedades. Por eso resulta especialmente apreciada en las conservas.

Vienen después dos primas hermanas: Pico Negro, con un punto ácido y menos dulzura que otras –aunque no deja de ser deliciosa– y con un color oscuro muy característico, casi púrpura. Y la Pico Limón Negro, una de las variedades de cerezas más antiguas que existen, que no se produce en ningún lugar del mundo fuera del Valle del Jerte.

Pero en la Denominación de Origen Protegido Valle del Jerte también se encuentran variedades de cerezas con pedúnculo, que no entran en la categoría de picotas. Se trata de las Navalinda, tan ricas como sus hermanas.

Consumo de cerezas en dietas. Frutos rojos para adelgazar

Las cerezas son muy recomendables en cualquier tipo de alimentación, y la mayoría de los nutricionistas recomiendan consumirlas de forma regular. No obstante, el consumo de cerezas en dietas de adelgazamiento resulta especialmente indicado. Por sus propiedades antioxidantes, su alto contenido en fibra y vitaminas, y su completa ausencia de grasas, las cerezas ayudan a completar la alimentación y sacian el hambre sin aportar calorías.

El consumo de cerezas en dietas es muy adecuado para perder peso. Tienen efectos diuréticos, actúan como laxante suave, y ayudan a limpiar el organismo de toxinas. De este modo, mejoran el funcionamiento de los órganos y glándulas corporales, lo que ayuda a adelgazar y mejora la salud en general.

Las cerezas son agua en un 70%, lo que ayuda a hidratar el cuerpo. También tienen un gran poder antioxidante, debido a su alto contenido en vitamina C y antocianinas, lo que ayuda mejorar la circulación y previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Además, el consumo de cerezas en dietas protege de la aparición de manchas, arrugas y flacidez de la piel.

Su alto contenido en fibra hace que sacien el apetito y, además, previene la absorción de grasas de otras fuentes. Por eso son adecuadas para combinar con carnes magras o aceites, ya que conservarán sus beneficios al mismo tiempo que reducen la aportación de calorías. En otras palabras, lo que combines con cerezas, engordará menos.

Otra de las ventajas del consumo de cerezas en dietas es que esta fruta ayuda a regular los niveles de ácido úrico, y a eliminar los líquidos retenidos, gracias a su alto contenido en potasio. De este modo, ayudan a adelgazar reduciendo el volumen de nuestro cuerpo.

Además, cerezas y picotas del Jerte pueden ayudar a dormir por la noche, ya que son una fuente natural de melatonina. Se trata de una hormona que se produce en la glándula pineal, en la parte superior del cerebro, y cuya presencia regula los ciclos de sueño. Las cerezas aumentan los niveles de melatonina, lo que induce al sueño. Y dormir bien ayuda a cuidar la salud y ayuda a adelgazar. Hay estudios del Instituto del Sueño de la Universidad de Washington que relacionan la falta de descanso nocturno con aumento de la masa corporal.

Como puede verse, el consumo de cerezas en dietas de adelgazamiento es bueno por muchos motivos. No obstante, si queremos perder peso, lo recomendable es consultar antes a un médico endocrino y obtener una dieta realizada a medida de nuestras necesidades. Hay que recordar que perder peso de forma muy rápida es malo para la salud, y solo sirve para engordar más e igual de rápido. Así que no os fiéis de las dietas genéricas y hablad con un profesional. Porque las cerezas están muy ricas y tienen muchas propiedades beneficiosas, pero no hacen milagros.

Picota

La importancia del cultivo del cerezo en la economía del Valle del Jerte

cultivo cerezo valle del jerteEl Valle del Jerte es una de las zonas de España con mayor densidad de cultivo de cerezo. La provincia de Cáceres es la principal zona productora de cerezas de España, mientras que Extremadura ocupa la segunda posición por comunidades, tras Aragón y por delante de Cataluña. El Valle del Jerte y sus zonas limítrofes cuentan con más de un millón y medio de árboles plantados y hasta cien variedades de cereza, de las que cinco están protegidas por la Denominación de Origen Cereza del Jerte (la cereza Navalinda y el grupo de las pciotas: Ambrunés, Pico Negro, Pico Colorado y Pico Limón Negro). Todas estas variedades hacen que la cereza sea un producto esencial en la economía local. Dependiendo de las condiciones climatológicas, se producen al año unos 20 millones de kilos de cerezas y entre ocho y diez de picotas, de las que el 70% van a mercados internacionales, entre el Valle del Jerte y los de La Vera y El Ambroz.

La cereza da de comer en el Valle del Jerte no solo a los agricultores, sino también a los empleados de las cooperativas y empresas donde el producto se procesa y envasa. Cinco de ellas están inscritas en la Denominación de Origen Protegido Cereza del Jerte: Cooperativa del Campo de Navaconcejo, Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, Campo y Tierra del Jerte, Cooperativa del Campo de Navaconcejo y Grupo Alba.

Tiene especial importancia para la economía local la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, cooperativa de segundo nivel, que aglutina a 16 cooperativas agrarias de los once pueblos del valle, así como a algunas de la vecina comarca de La Vera. Comercializa, desde 1986, 15.000 toneladas anuales de fruta, no solo cerezas, sino también higos, castañas, ciruelas o frambuesas, otros de los productos importantes en la economía local, junto a las cerezas.

Además de la producción de cereza, que favorece y abarca las comarcas limítrofes como La Vera o El Ambroz, existe una industria transformadora relacionada. De la cereza se obtienen en el Valle del Jerte licores, aguardientes, mermeladas y las picotinas (cerezas tipo picota maceradas en aguardiente).

Asimismo, este cultivo beneficia al sector turístico: la Floración del cerezo atrae gran cantidad de visitantes al Valle del Jerte, unos 200.000 en 2014, mientras que la zona es pionera en tratamientos de belleza y salud relacionados con la cereza, como la cerezaterapia.

Podéis ver algunos datos intereantes en esta presentación de Jesús Alonso Sánchez:

 

Cinco recetas de carnes acompañadas de cereza: cerdo, pato, codornices, ciervo y cordero

Pieza de cordero confitado con queso líquido de La Serena y confitura de picotasCoincidiendo con el arranque de la campaña de la Picota del Jerte, el chef Jesús Almagro cocinó para nosotros un estupendo cordero confitado con picotas del Jerte, receta que podéis encontrar en esta web. Pero el cordero es solo una de las carnes que pueden acompañarse con una salsa de cerezas. En esta entrada os presentamos otras recetas con cerezas y distintas carnes: ciervo, cerdo, pato y codornices.

Solomillo de cerdo con salsa de cerezas. Esta receta podéis prepararla con cerezas o picotas del Jerte. De hecho, en esta entrada os proponemos dos versiones. Una versión la podéis encontrar en Directo al paladar, donde la salsa se prepara además de con cerezas, con naranjas, limón, miel y un poco de whisky. En el blog de Margot- Cosas de la vida, podéis encontrar otra versión en la que la carne se adereza con la salsa de cerezas y vermut negro.

Codornices con salsa de cerezas del Jerte. Este suculento plato de carne y cerezas lo encontraréis en el blog Se cocina. Tenéis indicaciones para preparar la receta para una o cuatro personas, con lo que no hay excusa. En este caso la salsa se prepara además de con cereza con brandy, vino Oporto, salsa worcester y caldo de ave.

Magret de pato con cerezas glaseadas con vino y miel. Esta receta de carne de pato y cerezas es de Sweet & Sour y, en este caso, la salsa con picotas del Jerte se elabora también con miel. Dos productos que añaden dulzor a la carne de pato y que se acompañan de un poco de vino tinto. Una receta sencilla y sabrosa para preparar en casa.

Ciervo con salsa de cerezas. Otra receta de carne con cerezas, en este caso una pieza de caza. La receta es del blog Fuego de Mortero, que os recomienda emplear la salsa de cerezas para acompañar cualquier otra carne.

Recetario de verano. Repaso a algunas de las recetas con cerezas de la temporada 2014

Las cerezas se han colado en las propuestas gastronómicas de muchos blogs especializados. En esta entrada hacemos un repaso por algunas de las recetas con cerezas publicadas en la temporada 2014. Todavía quedan muchas picotas del Jerte en el árbol, así que esperamos que alguna de ellas os sirva de inspiración para poneros manos a la masa. Tenemos primeros platos, segundos y postres para elaborar un completo menú a base de cerezas del Jerte.

Receta de gazpacho de cerezas.
Refrescante y veraniego. Esta propuesta la podéis encontrar en el blog Recetas de Rechupete, vídeo incluido. La elabora con cerezas del Jerte y aceite extremeño con denominación de origen. Una receta con productos de primerísima calidad.

Receta de secreto ibérico con salsa de vino y cerezas. Esta receta la encontraréis en el blog Pepa Cooks. En este caso, se combinan el dulzor del vino, una sabrosa carne y una fruta de temporada como la cereza. Nosotros os proponemos emplear Picota del Jerte, una cereza que destaca por su sabor, dulzor y textura crujiente.

Y postres que no falten. ¿Qué tal alguno de estos tres?

Receta de tarta de cerezas. Esta receta la encontraréis en el blog Webos fritos. Sabrosa y sencilla. Podéis elaborarla también con picotas del Jerte, aprovechando que estamos de temporada, para intensificar su sabor con esta variedad de cereza.

Receta de panicheta de cerezas y almendras. Esta receta nos la propone El monstruo de las galletas. Se elabora con hojaldre, cerezas y crema pastelera. Otra receta sencilla con cerezas para presentar un postre sabroso y de temporada a vuestros comensales.

Receta de mini cheescake de cerezas del Jerte y galletas Oreo. Esta receta nos la presenta Las recetas de MJ, también con vídeo. La elabora con Picota del Jerte y la presenta en vasitos individuales.

¡A disfrutar de un verano picotudo!

1 2 3 7