Salen al mercado las primeras cerezas certificadas por el Consejo Regulador de la DOP Cereza del Jerte

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de la variedad Navalinda, la única que tiene pedúnculo certificada en el Valle del Jerte. Estas cerezas, que pronto se encontraran en el mercado, cuentan con la contraetiqueta que garantiza su máxima calidad.

El presidente del Consejo Regulador, Ignacio Montero, comentó que las previsiones de campaña de cereza Navalinda, única variedad amparada por la Denominación de Origen, “oscilará entre 500.000- 700.000 kilos”. Aproximadamente el 60 por ciento de la producción de cereza se destina al mercado exterior.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

Existen muchos tipos diferentes de cereza, la variedad principal en la zona del Jerte es la cereza sin rabito llamada picota que llegan a partir de la primera quincena de junio y que, con la máxima calidad garantizada por la contraetiqueta que siempre les acompaña, estarán en los mercados hasta la primera semana de agosto.

La máxima calidad que garantiza la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es muy fácil de encontrar en cualquier frutería gracias a la contraetiqueta que acompaña cada caja de cerezas y picotas procedentes del Valle del Jerte.

 

Las cerezas del jerte, protagonistas en el CICYTEX

Las Cerezas del Jerte fueron protagonistas del taller de trabajo organizado por el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) para dar a conocer las “Nuevas tendencias de alimentación saludable 2017″. El 28 de abril, diversos representantes de industrias alimentarias, farmacéuticas, técnicos en la materia, estudiantes en formación y consumidores se reunieron en el salón de actos de la Escuela de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Extremadura, en Badajoz. Allí se celebró este interesante workshop.

La ponencia inaugural corrió a cargo de la profesora e investigadora Ana Beatriz Rodríguez Moratinos, y trató sobre los “Efectos saludables de la cereza del Valle del Jerte”. La docente de la Universidad de Extremadura explicó como el microclima del Valle del Jerte permite que se desarrollen variedades de cerezas “extraordinariamente beneficiosas para la salud”, con un muy alto contenido en tres sustancias muy beneficiosas para regular el ciclo del sueño.  Según Rodríguez Moratinos, en las picotas del Jerte están presentes en grandes cantidades el triptófano y la serotonina, que impulsan la actividad diaria y el buen humor, y también la hormona melatonina ayuda a conciliar el sueño durante la noche.

Además, y al igual que el conjunto de las cerezas, las del Valle del Jerte contienen beneficiosos antioxidantes, que combaten el envejecimiento celular, vitaminas A y C, y propiedades remineralizantes, como recordó la profesora de la Universidad de Extremadura.

Otra interesante conferencia en relación con la cereza fue la del investigador del CICYTEX Manuel Serradilla, quien detalló los criterios de preselección de la mejora genética de estas frutas. Participa desde 2006 en un equipo científico coordinado por Manuel Corrales, que realiza cruces entre distintas variedades de cerezas para destacar las características más beneficiosas para facilitar su cultivo y para aumentar sus propiedades saludables.

Serradilla explicó que los atributos deseables en cerezas y picotas, los que su equipo intenta potenciar, son un mayor tamaño, el reconocible color oscuro, una mejor tasa de fertilidad y de regularidad en la producción. Para ello, experimentan con cruces de otras variedades, como Sunburst, Skeena o Hudson, cruzándolas con las especies tradicionales del Valle del Jerte Ambrunés, Pico Negro, Pico Colorao y Pico Limón Negro.

Es un trabajo concienzudo, que requiere experiencia en el campo y estudios de laboratorio, pero avanza seguro en la exploración de nuevas variedades de cerezas del Jerte. Los frutos pasan por pruebas para determinar su firmeza, sabor y propiedades nutritivas, y son analizados a conciencia antes de considerar su introducción en la agricultura a gran escala.

En el workshop se expusieron otras seis comunicaciones científicas, sobre materias como los compuestos activos de la hoja del olivo, los métodos de envasado y conservación de la paleta ibérica o la modificación de las proteínas de la leche para evitar alergias, entre otros asuntos.

Empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte

La Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte identifica la producción de cereza de la especie prunus avium, en todo el Valle del Jerte y en parte de las regiones de Ambroz y La Vera, situadas al norte de la provincia de Cáceres (Extremadura). Se trata de una de las mejores variedades de España, cuidada y sabrosa, por lo que solo las empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte tienen la posibilidad de etiquetar sus cerezas con esta denominación.

La empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte tienen la obligación de producir, almacenar y envasar sus frutas dentro de la demarcación geográfica señalada y cultivar alguna de las variedades reconocidas. La mayoría son cerezas del tipo picota, reconocibles porque se desprenden del rabito de forma natural cuando son recolectadas. Aunque también existe una pequeña parte de cerezas que conservan el pedúnculo, de la variedad Navalinda.

En estos momentos, solo existen seis empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte, que se identifican con el sello oficial. Si quieres estar seguro de comprar auténtica cereza del Jerte, con todo su sabor, puede dirigirte a cualquiera de ellas.

  • Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte, S.C.L. Una empresa pionera en el asociacionismo agrario, que reúne a más de 3.500 pequeños productores. Nació en el año 1985 y no ha dejado de crecer desde entonces. Hoy produce unas 17.000 toneladas de cerezas al año, además de otro productos del Jerte como ciruelas, castañas o higos secos. Es una de las primeras empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte. Correo-e: info@ac-vallejerte.es Web: http://www.ac-vallejerte.es/
  • Cooperativa del Campo, S.C.L. Una pequeña cooperativa, localizada en el término municipal de Navaconcejo, constituida por unos 300 productores especializados en unas cerezas de sabor inconfundible. Apuesta por la producción ecológica y el desarrollo rural sostenible, un valor añadido entre las empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte. Correo-e: comercial@cerezasdenavaconcejo.es Web: http://valledeljertecerezas.es/
  • Grupo Alba Internacional, S.L.L. Se trata de una compañía creada en 1999, con sede en Plasencia, y gestionada por un grupo humano implicado en el desarrollo de las zonas agrícolas de Extremadura. Su producción es bastante diversa, y además de las cerezas y picotas del Jerte, distribuyen ciruelas, melocotones, castañas… Correo-e: info@grupoalba.es Web: http://www.grupoalba.es/
  • Valgren S.L. Una empresa familiar situada en Cabezuela del Valle, que ha sabido crecer en los últimos 20 años hasta el punto de dedicar un 50% de su producción al mercado exterior en países como Francia, Italia, Portugal, Holanda, Bélgica, Finlandia… y que se encuentra en el grupo de empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte. Correo-e: cerezas@valgren.com Web: http://valgren.com/
  • Campo y tierra del Jerte S.A. Desde Malpartida de Plasencia surge esta una empresa familiar joven. Nace en 2005 y ha sufrido una importante ampliación en 2014, contribuyendo al desarrollo de las comarcas del Valle del Jerte, de la Vera, del Tintar y del Valle del Ambroz en Cáceres, donde centra su producción.
    Correo-e: info@campoytierra.com Web: http://www.campoytierra.com/
  • CHERRYLAND S.L. Es la más reciente de las empresas certificadas por la DOP Cereza del Jerte, constituida en 2016 en la zona de Plasencia, donde se unen las fronteras de varias comarcas extremeñas. Se especializa en comercio mayorista. Correo-e: cherryland.al.@gmail.com

‘España Directo’ viaja con la Cereza del Jerte del campo a la mesa

El programa de Televisión Española España Directo ha estado recientemente en el Valle del Jerte, siguiendo el recorrido de sus afamadas cerezas del campo a la mesa, a lo largo de la cadena de valor del producto. El viaje comienza en plena finca de cultivo, con Ismael, agricultor de profesión que explica cómo se recoge esta fruta de máxima calidad.

La Cereza del Jerte sigue recogiéndose de modo tradicional, a mano. Normalmente, en el cesto típico de la zona, conocido como garabato, que los recolectores cuelgan del cuello. Recogen las cerezas de una en una, y con sumo cuidado, para evitar al producto todo tipo de daños y conseguir así que su vida útil sea más larga. De este modo, la Cereza del Jerte podrá conservarse durante más días y llegar a mercados lo más alejados posible de la zona de cultivo en el Valle del Jerte. Y, un dato curioso que aporta el recolector al programa: ¿Sabéis cuantos kilos de cereza puede recoger una persona? Pues entre 150 y 200 al día.

Son duras jornadas de trabajo, durante una campaña que se extiende de mayo a julio, dependiendo de la climatología, de cuándo llegue el fruto, de la cantidad de cerezas a recolectar y como haya ido la cosecha, en general.

Primero entran en el mercado las variedades más tempranas. En el Valle del Jerte se cultivan más de un centenar de tipos de cereza. De entre las certificadas por la DOP Cereza del Jerte, la Navalinda, es la primera que puede disfrutar el consumidor. Se distingue de las cerezas con más prestigio en el Valle del Jerte, las picotas, porque es la única variedad incluida en este sello de calidad que tiene rabito o pedúnculo.

En junio, llega la Picota del Jerte, un grupo de cuatro tipos de cerezas, más tardías, que maduran durante más tiempo en el árbol, una de las características que les confiere sus propiedades. Las distintas variedades de Picota del Jerte son: Ambrunés, Pico Negro, Pico Limón Negro y Pico Colorado.

La Picota del Jerte es una cereza sin rabito, ya que se queda prendido del árbol durante la recolección. Es una cereza autóctona del Valle del Jerte, más crujiente y sabrosa, y que tiene una vida útil mayor porque el orificio que une cereza y rabo queda perfectamente cicatrizado y permite a estas cerezas conservarse durante más tiempo y llegar a mercados europeos e incluso más lejanos.

Tras la recolección, los agricultores clasifican las cerezas, como explica en el reportaje de España Directo Lola. Hay que seleccionarlas por tamaño, para que el consumidor reciba un producto homogéneo. Y, del campo, a las cooperativas, donde de nuevo se realiza un proceso de calibrado y selección de las cerezas. Hay que garantizar que solo las mejores lleguen al mercado. Aquí los trabajadores vuelven a revisar que no haya cerezas con picaduras de pájaro o cualquier otro defecto. Se envasan y se envían directamente a los puntos de venta.

La Cereza del Jerte llega a fruterías y supermercados con el máximo frescor, ya que el tiempo que transcurre entre la recolección y el envío a puntos comerciales es muy pequeño: un día o poco más.

Y, por último, los usos culinarios de esta fruta, rica en minerales y con propiedades diuréticas, entre otras. Aunque la manera de aprovechar mejor sus nutrientes es degustarlas frescas, desde hace años la cereza es un producto clásico de la gastronomía, que se emplea tanto en platos dulces como salados. El programa España Directo presenta una rica receta con Cereza del Jerte para concluir su reportaje: Merluza rellena de cerezas.

Recetas como esta podrán degustarse en el Valle del Jerte hasta el 24 de julio en las XI Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota, en las que participan, con distintos menús, restaurantes de la comarca del Valle del Jerte.

Os dejamos el vídeo del reportaje de España Directo para que no perdáis detalle de cómo se está llevando a cabo la recolección de la Cereza del Jerte en la campaña 2016 para que llegue fresca y jugosa a todos sus consumidores.

Llegan las primeras Cerezas del Jerte certificadas y con denominación de origen

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de la variedad Navalinda, la única que tiene pedúnculo certificada en el Valle del Jerte. Estas cerezas, que pronto se encontraran en el mercado, cuentan con la contraetiqueta que garantiza su máxima calidad.

El presidente del Consejo Regulador, Ignacio Montero, comentó que las previsiones de campaña de cereza Navalinda, única variedad amparada por la Denominación de Origen, “oscilará entre los 600 y 700.000 kilos”. Hasta el momento, “la campaña se ha visto retrasada debido a las lluvias y el frío durante la floración pero se espera tener una producción de calidad aunque de menor cantidad”, añade Montero. Aproximadamente el 60 por ciento de la producción de cereza se destina al mercado exterior.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

Existen muchos tipos diferentes de cereza, la variedad principal en la zona del Jerte es la cereza sin rabito llamada picota que llegan a partir de la primera quincena de junio y que, con la máxima calidad garantizada por la contraetiqueta que siempre les acompaña, estarán en los mercados hasta la primera semana de agosto.

La máxima calidad que garantiza la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es muy fácil de encontrar en cualquier frutería gracias a la contraetiqueta que acompaña cada caja de cerezas y picotas procedentes del Valle del Jerte.

1 2 3 15