Una a una se van recogiendo las picotas para conservar todas sus propiedades