cerezas

Además de ricas, las Picotas del Jerte son sanas y ayudan a tu salud. ¿Cómo?

Previenen la anemia
Su rico contenido en minerales (hierro, calcio, fósforo, azufre, sodio y potasio) y en oligoelementos (zinc, cobre, manganeso o cobalto) ayuda a prevenir esta afección.

Son beneficiosas para los problemas urinarios
Gracias a los beneficios ligados a sus propiedades diuréticas y depurativas, estas frutas ayudan a los pacientes con inflamación, infecciones o cálculos en las vías urinarias.

Previenen las enfermedades cardiovasculares
Por su bajo contenido en grasas, su efecto antioxidante, su poder antiinflamatorio y su acción de mejora sobre los niveles de colesterol,  las Picotas del Jerte ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, su contenido de antocianos mejora la circulación al contribuir al estado de los vasos sanguíneos.

Son un remedio natural contra la artritis
Las Picotas del Jerte, sobre todo en zumo, ayudan a controlar la inflamación y el dolor gracias a su contenido en polifenoles. Además, las antocianinas eliminan el ácido úrico. Todo esto produce  una acción analgésica y depurativa, que se conoce y emplea desde tiempos del imperio romano.

Ayudan a combatir el estrés
Según varios estudios realizados por la Universidad de Extremadura, las Cerezas del Valle del Jerte tienen propiedades beneficiosas para regular el estado de ánimo y el ciclo del sueño. Se debe a sus altos contenidos en melatonina, triptófano y serotonina.

Son un alimento protector contra el cáncer
Las Picotas del Jerte contienen ácido elágico, una sustancia natural que inhibe la reproducción de células cancerígenas, algo que potencian también sus propiedades antioxidantes.