[one_third]

You are great, small

Para distinguirla a simple vista, fíjate en su tamaño, más pequeño que una cereza convencional, en su color rojo oscuro, y en que no tiene rabito, porque se queda prendido naturalmente en el árbol durante la recolección.

Además, sólo las auténticas Picotas del Jerte están identificadas con la contraetiqueta de la D.O.P Cereza del Jerte. ¡Búscala en el envase!

[/one_third]
[one_third]

Sabor único

La Picota del Jerte es más dulce y sabrosa que el resto de las cerezas, porque madura durante más tiempo en el árbol al calor del sol.

Respira el aire puro de las montañas del Valle del Jerte y bebe el agua de los manantiales. Por eso es tan fresca y su textura más crujiente al morder.

[/one_third]
[one_third_last]

El picoteo más sano

La picota del Jerte es grande en salud.

Tiene ocho vitaminas, potasio, calcio, sodio y magnesio. Es diurética, no engorda y es un potente antioxidante, por lo que frena el envejecimiento y favorece la eliminación de toxinas.

¡Por fin un placer saludable!

[/one_third_last]